lunes, 22 de julio de 2013

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES



LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES

INTRODUCCIÓN



 Espiritualmente hablando, y en sentido vertical, existen diferentes reinos, que van desde el mas espiritual que se halla arriba, El Cielo, hasta el menos espiritual, totalmente material que es el natural. Aun hay otro reino mas inferior que el material que es el infierno.


Reino Espiritual
Formado por
1
Cielo
Puro Espíritu de Espíritu Puro
2
Limbo Superior
Puro Espíritu de Espíritu Casi Puro
3
Purificación, Purgatorio
o Purgación
Puro Espíritu de Espíritu Puro y no Puro
4
Humanidad o
terreno
Materia y Espíritu. Debería ser de Espíritu Puro,
pero es de espíritu impuro
5
Animal
Materia con un mínimo de Espíritu, y éste es Puro
6
Vegetal
Materia con casi nulo Espíritu, y éste es Puro
7
Natural
Es Materia y sin Espíritu
8
Limbo Inferior
Es Espíritu y de espíritu casi totalmente impuro
9
Infernal
Es nada, nulidad, negación, abismo, y totalmente impuro


1.- El Cielo Es El Reino de Dios, Es totalmente Espiritual y de Espíritu Puro, lo que sería como decir que Es Puro Espíritu de Espíritu Puro.

2.- El Reino del Limbo Superior, es totalmente espiritual, y es Puro Espíritu de Espíritu Casi Puro.

3.- El Reino de la purificación, que es el conocido purgatorio. Este reino es Puro Espíritu, pero de Espíritu Puro y no Puro a la vez, debido a que las almas que ahí se hallan, no son puras como para entrar en El Cielo.

4.- El Reino de la Humanidad. Es Espíritu y Materia a la vez, y debería ser de Espíritu Puro, pero ha llegado a ser de Espíritu impuro al separarse de Dios.

5.- El Reino Animal. Es Materia con un mínimo de Espíritu, y éste es puro.

6.- El Reino Vegetal. Es Materia con casi nulo Espíritu, y éste es puro.

7.- El Reino Natural. Es Materia y sin Espíritu.

8.- El Reino del Limbo Inferior. Es Espíritu y de espíritu casi totalmente impuro.

9.- El Reino infernal. Es nada, nulidad, negación, abismo, y totalmente impuro.

CAPÍTULO I EL REINO DE LOS CIELOS

A) El Reino de Dios o de los Cielos, es puramente espiritual, quienes ahí se hallan, son totalmente espirituales, y a la vez, de Espíritu Puro.

B) El Reino de Dios o de los Cielos lo Creó Dios. Esta alto en los Cielos, pero, como es puramente espiritual, esta también en los corazones de las criaturas que aman a Dios y lo obedecen, es decir aquellas que le pertenecen mientras se hallan de paso por el mundo porque han alcanzado el estado de Cielo, o sea, aman-adoran a Dios en Espíritu y Verdad, como en El Cielo, en la tierra.

C) Mas detalles al respecto leer:




D) Habitantes:

1) Primeramente encontramos a Dios, es Su Reino, y Él Es El Espíritu Mas Grande, Mas Puro, y El Mas Espiritual, debido a que sus características son Agilidad, Sutileza y Luminosidad, pero no las tiene como las criaturas por haberlas recibido, sino que las tiene como propias, porque Él Es La Única Fuente.

 Él Es El Creador, nadie lo ha creado, no ha recibido el ser de nadie porque Él Es El Ser, El Que Es por Sí mismo, El Ser Supremo. De su Ser participan todas las criaturas creadas por Él que han querido permanecer fieles.

 El Ser de Dios Es Su Esencia, Es su Espíritu, lo que Él Es en sí, y Es El Misterio de la Vida Eterna. Toda criatura que permanece en comunión con Él, recibe su Ser, participa en su vida según el grado que le corresponde.

 Dios Es Padre, Dios Es Hijo y Dios Es Espíritu Santo. Dios Es Uno y Trino, Es La Santísima Trinidad, Tres Personas y Un Solo Dios.

 Habita en El Reino Que Es Suyo, pero, también esta a la vez en todo lo creado por Él por su mismo Ser-Espíritu-Esencia, con salvedades.

 No esta Dios en el infierno, parcialmente esta en el purgatorio y puede estar o no en tierra, así como en los corazones de las criaturas que se hallan de paso por el mundo, es decir, nosotros, humanos.

2) En El Reino de Dios o de los Cielos encontramos a María Virgen en segundo lugar en cuanto altura espiritual, debido a que Ella Es Como Dios, pero no es Dios, debido a que, Dios la hizo a Imagen y Semejanza Suya, de su mismo tamaño por decirlo de alguna manera, de manera que Ella Es Como Dios con la única diferencia de que no es Dios porque es criatura.

 Así es que, María Virgen Es Madre de Dios Hijo, Es Hija de Dios Padre y Es Esposa de Dios Espíritu Santo, pues todo lo que Es, lo es por y para Dios, de y en Él.

 Al ser como Dios, María Virgen, puede estar en todos lados, porque donde Dios esta, Ella esta, y de la misma manera, donde Dios no esta, Ella no esta.

3) Los Ángeles habitan en El Reino de los Cielos. Son Puros Espíritus de Espíritu Puro, tienen las mismas tres características de los seres espirituales-celestiales-triunfantes, o sea, Luminosidad, Agilidad y Sutileza.

 Los Ángeles fuero Creados por Dios y participan en Su Ser porque han perseverado en la prueba, mientras que los que no perseveraron, han caído y moran o habitan en el infierno. Los Ángeles no se han creado a sí mismos, mientras que los demonios dicen tener su propio principio desconociendo a Dios, y su pretendido principio es el principio de su rebeldía contra Dios, de su orgullo, alineación, mentira, muerte.

 Los Ángeles buenos, Celestiales, Leales a Dios, se agrupan en nueve Coros según su Espíritu particular, y por ende, sus funciones.

 Al respecto leer:






 Los Ángeles no pueden estar en todos los lugares a la vez como Dios, pero sí pueden estar en varios lados, y generalmente están donde les corresponde según su Coro y funciones.

4) Los Mártires. Son puro Espíritu de Amor Puro, tienen distintivos especiales y se hallan en un puesto de honor debido a que han dado su vida, han derramado su sangre por El Señor alcanzando los mas altos niveles de santidad sin distinción de sexo, edad o raza, porque lo que importa es el espíritu, el amor a Dios, los corazones que mira El Señor.

 Los Mártires de estos tiempos son los que siguen al Señor en El Camino de la Revelación de Su Divina Voluntad, padeciendo el Fuego Puro del Amor-Espíritu de Dios, y el fuego del asalto diabólico a la vez. El Primero es como purificación y crecimiento, el segundo también, y ambos sirven para crecer en mérito, salvar almas y alcanzar la Vida Eterna en el mundo.

5) Los Santos. Son puro Espíritu de Espíritu Puro, se trata de habitantes de la tierra, seres humanos que han triunfado en la prueba, que han amado a Dios, que le han respondido a Su Llamado-Vocación, y que se encuentran en la Bienaventuranza Eterna, en el Reino de Dios como hijos de Dios permaneciendo en comunión con Él, participando por ello en su Ser Divino, teniendo Vida Eterna.

 Están los santos reconocidos como tales en tierra, y también aquellos que pasaron desapercibidos para el mundo, aunque no para dios que Es El Juez y el que determina o pesa la santidad de las criaturas.

 Participan en el Ser Divino como el fruto de la savia vital, Dios Es Su Vida y se agrupan junto a los Ángeles en los nueve Coros, debido a que, la primera generación de Santos, cubre los puestos que quedaron vacantes por la caída de los ángeles rebeldes que se hicieron a sí mismos demonios.

 La segunda generación de Santos, aquella que se origina a partir de la Segunda Venida o Paso del Señor por el mundo, ya no se agrupa en torno a los Coros Angélicos, pues no son siervos o ministros como los Ángeles, sino que son Vivientes como El Hijo, son hechos a Imagen y Semejanza de Dios, y tienen una Santidad no humana, sino Divina, enteramente Celestial y Hecha-Donada por Dios Mismo.

 Estos Santos no reciben el Ser Divino como alimento, sino como propio, adquieren la Naturaleza Divina, tienen una doble Naturaleza como Jesús, El hijo Único de Dios Que Es Perfecto Hombre y Perfecto Dios, Dos Naturalezas en una sola Persona.

 Desde la Segunda Venida del Señor, la esperada Vuelta de Cristo, la parusía, se puede entrar en El Reino de Dios o de los cielos aun estando en tierra, de paso por el mundo, y lo hacen aquellas almas que siguen al Señor en El Camino de la Revelación de La Divina Voluntad.

 Esto es así porque donde Dios está, hace un Cielo, de manera que, si el alma que se halla de paso por el mundo lo recibe día a día renunciando a su voluntad para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Divina Voluntad, puede entrar en El Reino-Vida-Misterio de Dios, puede entrar en Su Espíritu-Ser-Amor, debido a que lo recibe en sí misma.

 Esto consta de dos pasos, la Unión Transformante donde el alma pasa el purgatorio en tierra, y la Unión Mística donde el alma pasa por el limbo superior hallándose aun en tierra, en el tiempo, de paso por el mundo.

 Luego solo queda consolidar el Reino de Dios donde ha entrado, que podría ser un tercer paso, donde Vive El Señor, y donde efectivamente también, Él pisa tierra, ha Venido-Vuelto al mundo porque por su Espíritu vivo, se halla Presente en esa alma y por medio de ésta en el mundo.

CAPÍTULO II EL REINO DEL LIMBO SUPERIOR

A) El Reino del Limbo Superior, es puramente espiritual, quienes ahí se hallan, son totalmente espirituales, y a la vez, de Espíritu Quasi o Casi-Puro.

B) El Reino del Limbo Superior lo Creó Dios. Esta alto en los Cielos, pero, como es puramente espiritual, esta en los corazones de las criaturas que aman a Dios y lo obedecen, es decir aquellas que le pertenecen esforzándose por entrar en El Reino de los Cielos, al estado de Amor Puro, Perfecto y Espiritual como en El Cielo, acá en la tierra.

C) Mas detalles al respecto leer:


D) Habitantes:

 Se trata de almas totalmente espirituales, de un espíritu casi puro, pues se hallan en el borde, en el límite, entre El Cielo y el Purgatorio, como en la zona fronteriza, y es un lugar Creado por Dios.

 Su espíritu es casi puro porque es casi totalmente amor a Dios.

1) Se hallan en este lugar los niños que son abortados en el vientre materno, así como los que nacen y mueren al poco tiempo y sin bautizar, y los que nacen muertos y sin bautizar. Salen de este Limbo Superior por el bautismo de deseo aplicado por almas piadosas que se hallan de paso por el mundo, así como por sus oraciones y sacrificios a falta del bautismo de deseo.

2) También se hallan en éste lugar los santos que deben purgar o purificar algún defecto venial, o el deseo de Dios que no fue tan grande a pesar de haber sido santos. Salen de este lugar para entrar definitivamente en el Reino de los Cielos o bien por el mero transcurso del tiempo decretado por Dios para su estadía ahí, o bien por el Santo Sacrificio de la voluntad de alguna alma piadosa en tierra.

 El Santo Sacrificio de la voluntad es la renuncia a la voluntad propia para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad Divina, se trata del mismo Santo Sacrificio del Señor y es su actualización, es la forma en la que Él Vuelve al alma, y por medio de ésta al mundo. Como es un Santo Sacrificio de Amor Puro, influye en toda la creación.

3) También se hallan en éste Limbo aquellas almas que han transitado un camino de purgación o purificación, pues es la estadía final de la purgación o purificación, como la estación anterior al destino eterno, El Reino de los Cielos, acá deben crecer en amor a Dios, en deseo de Él.

 Como, desde la Segunda Venida del Señor se puede entrar al Cielo aun estando en tierra, las almas que obedecen al Señor y lo siguen en Su Camino, El de La Revelación de la Divina Voluntad, atraviesan el purgatorio en tierra, y también deben pasar por éste Limbo Superior para acabar de perfeccionarse y crecer, evolucionar espiritualmente.

 Pasado éste Limbo Superior, habiendo sido la persona que se halla de paso por el mundo purificada en el espíritu, ha logrado una definitiva unión en el mundo con Dios, alcanzó la Pre-Santificación.

 Para Pre-Santificación leer:



CAPÍTULO III EL REINO DEL PURGATORIO

A) El Reino del Purgatorio, de Purgación o de Purificación, es puramente espiritual, quienes ahí se hallan, son totalmente espirituales, y de Espíritu Puro y no Puro a la vez.

B) El Reino del Purgatorio, de Purgación o de Purificación, Esta alto pero no en los Cielos, porque se halla entre El Cielo y la tierra. Tiene diferentes niveles o grados de purificación, de espiritualización y perfeccionamiento espiritual. También esta en los corazones que, hallándose de paso por el mundo, encontrándose en el tiempo, se esfuerzan por limpiarse, purificarse y llegar al Reino de Dios, al estado de Amor Puro, Perfecto y Espiritual como en El Cielo, acá en la tierra.

C) Mas detalles al respecto leer:


D) Habitantes:

 Este lugar de purgación o purificación fue Creado por Dios para las almas que, acabando su paso por el mundo, no se hallan en estado de santidad, pureza, perfección suficiente como para ingresar en El Reino de los Cielos.

 Hay nueve niveles generales como son nueve los Espíritus en los Coros Angélicos, pero, como en éstos, también hay infinidad de sub-niveles.

 No todas las almas pasan por todos los niveles, ni comienzan en el mismo nivel, esto depende del amor y del no-amor o impureza que halla en el alma al instante de su muerte, aunque también cuentan los hechos de su vida, tanto a favor como en contra, como en un balance general.

 Los habitantes del Purgatorio se han salvado, pero tienen impurezas que purgan o purifican con dolor y sufrimiento. Su dolor es donde hubo falta de amor, amor propio o vicios, pues son las cosas que se purgan, que se queman con Fuego de Amor del Espíritu de Dios.

 Las almas del purgatorio no adquieren mérito, ni mejoran en su estadía en éste lugar su destino en El Cielo, solo se limpian, purifican y preparan para alcanzar el lugar que merecieron en El Cielo. El purgatorio no es segunda oportunidad, ni sirve para crecer en mérito, como su nombre lo indica, es para purgar, limpiarse, purificarse y poder acceder al destino eterno.

1) Habitan el purgatorio almas, éstas se hallan de paso por ahí, porque no es un lugar de destinación como El Cielo o el infierno. Se trata de seres totalmente espirituales, pero de espíritu puro y no puro, o impuro, a la vez.

2) Se trata de almas que no han amado debidamente a Dios en su paso por el mundo, que se han elegido a sí mismas y que se han dejado llevar por la vida en el mundo sin-Dios, e incluso contra Él.

3) Pueden haber amado o no al prójimo, pero, como lo esencial es el amor a Dios Que Es Primero, y como si se ama a Dios, todo lo demás se ordena y es puro, faltando éste amor, el amor al prójimo o bien puede faltar, o bien estando no es puro, perfecto, y hasta a veces es deformado, vicioso y corrupto.

 Esto significa que el mero amor al prójimo no alcanza para entrar en El Reino de los Cielos ni para llegar a la santidad, es solo una parte, es efecto y consecuencia de un verdadero amor a Dios.

 Generalmente muchas almas que se fingen espirituales se dedican solo al amor al prójimo, pero no aman a Dios, demostrando que en realidad se evaden, que no aman a Dios como Dios manda, pues no confían en Él y no lo aman por sobre todo, todos, y especialmente sobre sí mismas.

 Estas almas pueden llegar a salvarse, pues el amor siempre sirve, pero, carecen de espíritu verdaderamente espiritual, solo tienen un espíritu humano, forman una espiritualidad humana, terrena que las deja con un espíritu de orgullo en el centro, de amor propio, de preocupación por sí, que es un espíritu de muerte eterna, debido a que no están unidas con Dios, ni buscan tal unión esencial con Él, no pudiendo por ello participar de Su Espíritu-Ser-Esencia, y no teniendo Vida Eterna, Espiritual, Espíritu Santo.

 Estas almas, salvándose, deben pasar por el Purgatorio, pues si bien han tenido buena intención y hasta hicieron buenas obras, les ha faltado lo esencial, el verdadero amor a Dios que se manifiesta aceptando Su Voluntad, obedeciéndolo, siguiéndolo a Él y no pidiéndole como lo hacen que Dios las ame-adore-siga.

 Respecto del verdadero amor al prójimo leer:


4) Se hallan también en el purgatorio aquellas almas que se esfuerzan por amar a Dios, pero, no mueren a sí mismas, no renuncian a su voluntad, que hacen todo por sí no escuchando a Dios, como queriéndole imponer que Él las adore a ellas.

 Tales almas suponen orgullosas y satisfechas de sí, que todo lo hacen bien, se fingen humildes, pero encubren su miedo y desconfianza esforzándose por dominar, vencer e imponerse a Dios mientras le demandan la aceptación que ellas mismas no le están dando, pues no buscan Su Voluntad y no lo obedecen en realidad, son hipócritas y construyen apariencias de santidad.

 Considerar que Dios Es Justicia y Misericordia, no condena tales almas porque por Misericordia considera su buena intención y esfuerzo, pero por Justicia requiere satisfacción, purificación y perfeccionamiento.

5) Se hallan también en el Purgatorio, no en el lugar, sino en el estado de purgación o purificación, aquellas almas que, estando de paso por el mundo, es decir, unidas aun al cuerpo, desean amar a Dios, entonces Él puede purificarlas, encaminarlas, corregirlas, liberarlas a partir de los hechos diarios o cotidianos.

 En lo que ocurre a diario podemos renunciar a nosotros mismos, a la propia voluntad por amor a Dios, para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios, así es que nos liberamos de impurezas y crecemos en amor a Dios, es decir así es como somos purificados en tierra.

 Para que esto ocurra, debemos aceptar lo que nos sucede, limitaciones, contratiempos, dificultades, cambios de rumbo, trastornos, caso fortuito o de fuerza mayor, etc., buscando en todo la Voluntad Divina, renunciando a la propia y ajustando el rumbo según lo que Revele El Señor.

 La particularidad de este camino es que, a la vez que purgamos, reparamos, y también adquirimos méritos, cosa que no se puede hacer en el Purgatorio lugar, solo en el Purgatorio estado, o sea, si lo pasamos mientras nos hallamos en el muerdo-tiempo.

 Tanto en el purgatorio lugar como en el purgatorio estado, las almas que lo atraviesan no pueden orar por sí mismas, deben aprender a orar, reparar y ofrecer sacrificios y renuncias por amor a Dios y para el bien del prójimo, debido a que, el veneno espiritual que en esencia están purgando, es el orgullo, el amor propio, donde las almas dejan de amar a Dios y al prójimo preocupándose por sí, amándose  así y queriendo ser amadas-adoradas.

CAPÍTULO IV EL REINO DE LA HUMANIDAD

A) El Reino de la humanidad o terreno, es en parte espiritual y en parte material. Debería ser de espíritu puro, pero ha llegado a ser de espíritu impuro o no-puro.


B) El Reino de la humanidad o terreno lo Creó Dios. Originalmente coincidía con el Paraíso terrenal, edén, con el Reino de Dios en el mundo, que Era Su Presencia-Vida en los corazones, pero, habiendo ocurrido el pecado original, el reino terreno pasó a estar unido al infernal, es decir, se convirtió en un mundo sin-Dios como en el infierno, acá en la tierra.

C) Mas detalles al respecto leer:




D) Habitantes:

1) Dios Creó el mundo para que la humanidad tuviera donde apoyar sus pies, para que tuviese un lugar donde estar, permanecer, hallarse mientras estaba de paso por el tiempo rindiendo examen, es decir, eligiendo que haría en la eternidad.

 Dios no creó criatura alguna imponiéndole un destino, sino que, tanto a los Ángeles, como a la humanidad, les ha dado la opción, los ha creado con la capacidad suficiente para elegir lo bueno o lo malo, y les ha dado un tiempo para que realicen tal elección.

 Elegir lo bueno consiste en amar a Dios, obedecerlo, y luego, amarse a sí mismo queriendo eso que Dios quiere para sí, aceptando Su Predestinación.

 Elegir lo malo es rechazar a Dios, que puede ser eligiéndose a sí mismo directamente como el vanidoso narcisista de satanás, o puede ser adorando a otros, idolatrándolos, o adorando cosas, actividades, entregándose a vicios, o eligiendo como muchos, odiar directamente a Dios.

 Los Ángeles tuvieron su prueba, pudieron elegir amar a Dios o no, y de hecho, hubo Ángeles que eligieron a dios alegremente y otros que no, y lo hicieron amargamente. El primer perdido y perdedor eterno fue satanás, él fue creado por dios como Ángel puro, bueno, Santo, pero, como no quiso amar, como no quiso renunciar a sí mismo se pudrió, se corrompió y no desarrolló un corazón, se hundió en él mismo desesperándose por lograr ser adorado, por ello se perdió, porque se abismó en sí mismo degradándose y convirtiéndose en algo que es menos que nada, y encima, esta orgulloso de eso el infeliz eterno.

 Los Ángeles que resistieron la tentación y los que rechazaron a satanás intentándolos seducir, engañar y vencer para volverlos suyos, son los que perseveraron eligiendo amar a Dios y a la humanidad, éstos son los Ángeles Buenos, los que pertenecen a Dios.

 No habiendo aceptado el perverso traidor y renegado eterno su predestinación, pues por orgullo-amor propio, por ambición quiso mas y hasta trató de imponer a Dios que no amara, se cobró venganza envenenado a la humanidad, infundiéndole su espíritu inmundo de corrupción y muerte, el orgullo-amor propio, esa enfermiza e inútil preocupación por sí totalmente egoísta y desamorada.

 Eso ocurrió en el pecado original, donde logró someter a su espíritu a la humanidad, la hizo esclava de su reino de tinieblas, y desde entonces la humanidad se corrompe, corre a enterrarse-perderse en el abismo eterno.

 Como los Ángeles, debemos dar una prueba, tenemos que aceptar a Dios o traicionarlo eligiéndonos a nosotros o cualquiera de las tentaciones que ofrece el adversario como si fuesen justas, debidas, necesarias, etc., para seducirnos, engañarnos e imponernos la perdición.

 Dios nos da la oportunidad de vencer al enemigo, de rechazar a satanás y de vivir en el mundo como en El Cielo, nosotros debemos elegirlo, debemos empezar a amar a dios como en El cielo acá en la tierra, es decir, mas que a nosotros mismos, como Él mismo lo manda. Esto se hace queriendo y colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios en nosotros.

 Tenemos en el mundo la opción, la oportunidad de responder a Dios, a Su Vocación-Llamado, eligiendo la Predestinación, aquello para lo Que Él nos Ha Creado, o podemos rechazarlo, aun diciendo y fingiendo que lo amamos, haciendo cualquier cosa en el mundo, menos amar a Dios, extraviando el rumbo e internándonos en tinieblas.

 Se desespera el adversario imponerse, por adueñarse de nuestra vida, somos nosotros los que debemos rechazarlo haciendo un esfuerzo por buscar a Dios y elegirlo verdaderamente. Elegir verdaderamente a Dios quiere decir, elegir Su Voluntad, buscarla, colaborar con Ella, querer Que Se Haga-Reine-Triunfe en la propia vida-casa-corazón.

 Debemos aprender a realizar el Santo Sacrificio de la voluntad si queremos volver a Dios, y si queremos Que Dios Vuelva a nosotros, porque de lo contrario, podemos fingir que amamos a Dios, pero, no lo hacemos en realidad porque en el fondo, en el espíritu, seguimos preocupados, obsesionados, angustiados, desesperados por nosotros mismos, reclamando como el adversario ser adorados.

 Sin aceptar-recibir a Dios, construimos un reino humano solamente que queda ligado, atado y sometido al adversario, y por ello, corre a consumarse y perfeccionarse como éste, es decir, avanza en corrupción, depravación, degradación, putrefacción, etc., porque a cada instante nos morimos y volvemos mas rebeldes contra Dios, nos convertimos en mas desamorados que solo piensan en sí mismos y en su propia satisfacción egoísta.

2) Dos humanidades hay en el mundo, dos clases de habitantes, los que aman a Dios y los que no lo aman. Cada uno elige a qué humanidad o linaje pertenecer, pues los que aman a Dios, son hijos de Dios y los que no lo aman son hijos de satanás.

 El ser hijos de satanás nos llega a todos por herencia del pecado original, es decir, somos concebidos en y con pecado, la muerte eterna, la falta del debido amor a Dios, el germen de la rebeldía, lo recibimos como herencia en la concepción, transformándose en un defecto congénito.

 Debemos esforzarnos por salir del abismo de nosotros mismos y empezar a amar a Dios, elegirlo en verdad, renunciar a la propia voluntad para Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad, de lo contrario, hasta creeremos ser hijos de Dios, fieles o espirituales, pero no lo seremos, es hipocresía en la que nos auto-engañamos.

 Amar a Dios implica elegir Su Voluntad y colaborar en Que Se Haga, por ello, al buscarla comenzamos un camino de purificación en donde ya empieza Él a Reinar-Triunfar. Si Se Hace La Voluntad de Dios en nuestra Vida, entramos en El Camino de la Unión Transformante. Si Reina la Voluntad de Dios en nuestra Vida, entramos en El Camino de la Unión Mística. Si Triunfa la Voluntad de Dios en nuestra vida, Dios Vive en nosotros y nosotros en Él, Es Dios Con Nosotros, su Reino en el corazón, y por medio de éste, en el mundo.

 Si nos esforzamos por amar a Dios y/o al prójimo pero, prescindiendo de la Voluntad Divina, nos sometemos a un limbo, a una confusión espiritual propia de tener dos patrones a la vez. En tal estado puede haber purificación, pero es limitada y puede haber algo de crecimiento o evolución espiritual, pero es poco.

 Si amamos a Dios y lo Seguimos en El Camino de la Revelación de Su Voluntad, no solo avanzamos y progresamos o evolucionamos verdaderamente, es decir, espiritualmente, sino que también muchos avanzan porque vencemos a los enemigos espirituales y posibilitamos que otros también puedan amar a Dios mas libremente, y es así como se forma el Reino de Dios, Su Presencia Viva y Real en el mundo.

 Mientras no amemos a Dios y no hagamos el Santo Sacrificio de la voluntad para Que Se Haga-Reine-triunfe Su Voluntad, no va a venir a nosotros su Reino, ni a la propia vida, ni al mundo, va a seguir encontrándose satanás tanto en los corazones como en el mundo por medio de su espíritu inmundo, repulsivo, corrupto y depravado, que es ese deseo de adoración y glorias terrenas.

3) En éste Reino no debería haber demonios, ni clase alguna de espíritus impuros, pero, habiendo ocurrido el pecado original y siguiendo la humanidad en rebeldía contra Dios, pueden los demonios y otros espíritus impuros pasearse tanto en las almas, como sobre la faz de la tierra, y de echo, están consolidando su reino-presencia en el mundo.

CAPÍTULO V EL REINO ANIMAL

A) El Reino animal, es preponderantemente material, aunque tiene un mínimo de espiritual, el que es puro.

B) El Reino animal lo Creó Dios. Se encuentra sobre la tierra, en el reino material y al servicio de la humanidad. Lo que no creó Dios, es el reinado animal del hombre en el mundo, es decir el estado de degradación y corrupción alcanzado en estos tiempos donde las almas son viciosas como demonios y se comportan como animales.

C) Mas detalles al respecto leer:



D) Habitantes:

1) No ameritaría mucha explicación debido a que sus habitantes son los que todos conocemos como animales, sin embargo, debido a que la humanidad en general no ama a Dios, no lo sigue, no lo obedece, ha comenzado a hundirse, sumergirse en sí misma tendiendo al infierno en forma generalizada.

 Hay excepciones, las que, como ocurrió en sodoma y gomorra, Dios las ve y toma en cuenta, pero la generalidad corre a su perdición.

 El estado general es de corrupción, depravación, porque hay muerte eterna, muerte espiritual en las almas, es decir, no hay verdadero amor a Dios, por lo que, consecuentemente, no puede Dios permanecer y no puede comunicar Su Vida-Espíritu.

 Hallándose la humanidad separada de Dios, se hunde, corrompe, pudre, estropea, se convierte a imagen y semejanza del adversario, sufriendo una trasformación que la deja sometida a éste y perdida en su reino de muerte eterna, tinieblas, vacío o ausencia de Dios.

 Separados de Dios comenzamos a morir, corrompernos, pudrirnos, pues nos falta lo vital-esencial, que Es La Vida de Dios, Su Presencia en nosotros, por ello es que, desde que nacemos empezamos a morir, a corrompernos, pues nos alcana el efecto del pecado original, la separación de Dios por efecto de rebeldía.

 Pero, si buscamos la Voluntad de Dios, comenzamos a purgar la rebeldía original, comenzamos a crecer en el amor a Dios, a evolucionar espiritualmente, con lo que salimos del reino de muerte, aunque no sin batallas, pues como dijo El Señor, “El Reino de Dios se conquista y solo los esforzados entran en Él”, y dijo también, “El que persevere hasta el fin, se salvará”.

 Al no amar a Dios no crecemos, no evolucionamos, no generamos un Espíritu de Amor, de hijos de Dios, por lo tanto, quedamos atrapados en las propias limitaciones, dedicados a nosotros mismos, es ahí donde nos guiamos por instinto y nos convertimos en animales.

2) Somos animales porque nos dedicamos a satisfacernos, hemos perdido ya lo mejor de la humanidad, debido a que no amamos a Dios, no lo elegimos, no lo obedecemos, de manera que no crece el Espíritu, no generamos una voluntad de Que Se Haga La Voluntad de Dios, que es la expresión del Espíritu vivo, del Espíritu de hijos de Dios.

 Generamos una voluntad inversa, invertida, de seguir apegados a nosotros, de seguir eligiéndonos, de seguir escondiéndonos, dedicándonos a satisfacernos en cuerpo, alma y espíritu, como los animales, por ello es que, aunque nos digamos muy racionales, tenemos un espíritu animal.

 Si tenemos un espíritu mínimo, animal, nos comportamos como animales, es decir, nos limitamos a comer, dormir, reproducir y morir, nos guiamos por el instinto y nos perdemos en el mundo no aspirando verdaderamente al Cielo ni a nada que sea bueno verdaderamente, que sea Eterno o Verdaderamente Espiritual.

 Nos habituamos a permanecer con un espíritu animal, bajo, mínimo, con un muy pobre y miserable amor a Dios, entregándonos principalmente a satisfacernos en vicios, ambiciones, corrupciones, depravaciones, etc.

 Acá es donde la mayoría de las almas se dedica a construir reinos terrenos, es decir, solo humanos, por y para el mundo, en éste y sin trascendencia o importancia alguna, lo que es como construir en la arena, en el desierto, en el vacío y la desolación, en la falta del amor a Dios.

3) Quién se halla en este reino, es decir, quien tiene muy poco o muy pobre y miserable amor a Dios, tiende a corromperse, tanto por su degeneración natural, porque se halla estancado espiritualmente, como por la acción del adversario, satanás, y de todos los enemigos espirituales que aprovechan como buitres a devorar esta carne muerta.

 Además, los enemigos aprovechan a estas almas alejadas de Dios para vivir de ellas succionándoles la vida, quitándoles vitalidad, obrando como sanguijuelas.

 También las usan para vengarse contra Dios insultándolo y desafiándolo al mostrarle lo que hacen impunemente sobre las almas y éstas, no solo no lo notan, sino que hasta como tontas, colaboran en su propia y eterna perdición.

 Es muy difícil que un alma salga de éste reino, pues no le interesa, no sabe, o se halla tan apegada a sí y perdida en el mundo, viviendo en y por éste, llenándose tanto de orgullo, que no puede siquiera pensar en algo mejor, y si llegara a conocer que hay un Reino de Dios, tampoco le interesa, pues se decía a sí misma, a satisfacerse con miedo, angustia y preocupación, sin llegar a lograrlo nunca, debido a que trata de tapar un agujero eterno con cosas terrenas, trata de llenar el vacío o la ausencia de Dios haciéndose adorar en su lugar.

4) Pueden los demonios y otros espíritus impuros pasearse en este reino para seguir corrompiendo a las almas y el mundo.

CAPÍTULO VI EL REINO VEGETAL

A) El Reino vegetal, es preponderantemente material, aunque tiene una porción ínfima, la que es pura.

B) El Reino vegetal lo Creó Dios. Se encuentra sobre la tierra, en el reino material y al servicio de la humanidad. Lo que no creó Dios, es el reinado vegetal del hombre en el mundo, es decir el estado de degradación y corrupción que ha comenzado a alcanzarse en estos tiempos donde las almas son viciosas y corruptas como demonios, pero, se hallan totalmente sometidas a éstos como esclavas sin voluntad.

C) Mas detalles al respecto leer:


LA BESTIA SOBRE LA QUE ESTA LA PROSTITUTA DEL APOCALIPSIS: http://jorgelojo.blogspot.com.ar/2013/07/la-bestia-sobre-la-que-esta-la.html

D) Habitantes:

1) Debido a que nos hemos separado de Dios, a que hemos renegado de Su Voluntad y nos hemos elegido caprichosa, terca, obtusa y testarudamente a nosotros mismos, hemos elegido confiar que queremos pasar por el mundo como seres sin-Dios, sin Espíritu y sin Amor, hundidos, sumergidos en la mentira, perdidos en el espíritu de orgullo-tinieblas preocupándonos solo por nosotros mismos.

 No le damos importancia al hecho de que elegimos vivir sin Dios, o con un miserable amor a Él que le damso como limosna, pero las consecuencias están a la vista, hemos perdido a Dios, nos hallamso sumergidos en el infierno de su ausencia sobre la faz de la tierra, donde sobrevivir es el esfuerzo diario, ya no vivimos.

 El estado de reino vegetal es generalizado, es decir, no hay amor a Dios verdadero ya en las almas ni en el mundo, es solo un amor humano, limitado que mas parece una limosna de moneditas dada a Dios que otra cosa.

 La humanidad esta sumergida, perdida, en sí misma, ahogada de angustia, preocupaciones, no hace mas que pensar en sí y Dios es un recuerdo perdido, lejano, casi invisible ya, pues ha crecido mucho, excesivamente la humanidad, la deformidad humana, o sea, el amor propio y el deseo de ser adorados.

 Debería haber crecido el amor a Dios, un espíritu de hijos de Dios, una verdadera espiritualidad, simple, pura, donde obedecer a Dios fuera lo constante, diario, cotidiano, el Pan Diario-Nuestro, pero, no hemos querido, sino que seguimos abandonando a Dios, renegando de Él, prescindiendo de Su Amor, preocupándonos por nosotros, eligiéndonos sin fin, sin límite ni término alguno, al contrario, enojándonos si hay límites.

 Hemos llegado a ser totalmente esclavos del adversario de todos los espíritus infernales, es decir, sin voluntad alguna.

 Hay algunas almas dedicadas totalmente a los vicios en el cuerpo, otras a los vicios en el alma, los mismos siete capitales, pero la mayoría ya se dedica a los vicios totalmente espirituales, los mas bajos, degradantes y corruptores, como orgullo, vanidad, arrogancia, jactancia, presunción, pavoneo, etc.

 En este punto se esta consumando la unión-dependencia con el adversario, el amor dado a Dios es prácticamente nulo y la humanidad sigue pudriéndose, corrompiéndose, degradándose, esforzándose por perderse.

 Expresión material de esta realidad espiritual deplorable de corrupción y muerte es el avance inexorable y la consolidación del nuevo orden mundial, porque es el reinado material de satanás, la clara presencia suya en el mundo sin Dios.

 Ya el amor a Dios le ha sido negado, pero, como en sodoma y gomorra, Dios sabe mirar los corazones y hace excepciones, así es que aquellas almas que, en medio de este mundo sometido a las tinieblas, sumergido en el abismo, quieren amar a Dios en Verdad y se esfuerzan por adorarlo en Espíritu y Verdad,

 El juicio a las naciones se produce en éste momento, y la consecuencia es que avance el nuevo orden, pues no ha podido cosechar Dios amor verdadero en el mundo, y lo que obtuvo de los  corazones es muy pobre y deja mucho que desear, no alcanza para evitar la corrupción generalizada, solo para salvar escasas almas.

2) El verdadero culto y amor a Dios, se vuelve como el del tiempo de las catacumbas, de los primeros cristianos, porque el adversario impera en el mundo y persigue por él mismo a las almas para imponerles que no amen a Dios, y no lográndolo, las persigue por medio de otras almas y del nuevo orden impuesto, orden sin Dios y contra Él.

 Acá es el tiempo de los nuevos y mas grandes Mártires, pues El Señor abre El Reino de los Cielos, Revela Su Camino, El de la Divina Voluntad, porque así da la opción que satanás se esfuerza por negar a la humanidad al desesperarse por imponerse y hacerse aceptar, obedecer, servir, adorar, etc.

 Acá es que Vuelve El Señor, interviene en la vida de las almas dando la oportunidad de que se despierten, abran los ojos, que vean y comprendan donde se hallan sumergidas, perdidas y hacia donde están corriendo entre tantos vicios, ambiciones, corrupciones, depravaciones, etc.

 Todos tenemos la oportunidad de vernos, conocernos, de ver el orgullo que nos llena y desborda, el deseo de adoración que nos somete, como estamos dedicados a nosotros mismos en apariencia, pero en realidad a construir una perdición actual y eterna que tiende a ser irremediable conforme sigue pasando el tiempo.

 Todos tenemos la piedra de tropiezo, escándalo, una oportunidad para renunciar a nosotros mismos, negarnos, dejar de estar siempre dedicados obsesivamente a satisfacernos caprichosamente como si fuese cuestión de vida o muerte, o demostrando un fanatismo infernal donde nos rendimos culto a nosotros mismos, a la propia personalidad.

3) Esa dificultad, problema, humillación, limitación, es una corrección de Dios, es la Revelación de Su Santa Cruz, la Cruz Luminosa, porque ahí entra La Luz de Dios en nuestra vida cerrada, obtusa y desamorada para despertarnos y Revelarnos la Verdad, decirnos que Él Es Dios.

 No es un castigo, no es un tormento, es la Salvación, ahí debemos renunciar a nosotros mismos, dejar de dedicarnos con semejante obsesión a satisfacernos y empezar a buscar la Voluntad de Dios, porque es así como buscamos El Reino de Dios y colaboramos en Que lo Haga en nosotros, en que Venga y viva-Permanezca en nuestra casa-vida-corazón.

 Acá es que debemos empezar a realizar el Santo Sacrificio de la voluntad, es decir, renunciar a nosotros mismos para Que Se Haga-Reine-Triunfe la voluntad de Dios, porque así es como Dios acaba de Pasar por nosotros estableciendo su Vida-Presencia-Reinado uniéndonos con Él, rescatándonos, redimiéndonos, salvándonos.

Leer:


97.- LA GRAN CRUZ BLANCA Y LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/04/97-la-gran-cruz-blanca-y-la-segunda.html

CAPÍTULO VII EL REINO NATURAL

A) El Reino natural, es totalmente material y por ello carece absolutamente de espíritu.

B) El Reino natural lo Creó Dios. Se encuentra sobre la tierra, en el reino material y al servicio de la humanidad. Lo que no creó Dios, es el reinado natural del hombre en el mundo, es decir el estado de degradación y corrupción total en el mundo, donde las almas son viciosas y corruptas como demonios, pero, incluso son rebeldes a éstos.

C) Mas detalles al respecto leer:



D) Habitantes:

1) El reino natural es en general lo que conocemos como ‘naturaleza’, comprendiendo todo lo material e inanimado como piedras, tierra, agua, aire, fuego, etc.

 Éste reino es adorado ahora como diosa, o como dios, o como dios-diosa, algo indefinido, hermafrodita, propio del agnosticismo y del ocultismo. También es adorado como tal en el satanismo y en el satanismo generalizado y encubierto que es la new age.

 La verdad es que no es ni dios, ni diosa, ni dios-diosa, ni nada, es solo la tarima de nuestros pies, y quienes adoran la naturaleza, el reino natural, están idolatrando la materia.

 Quienes hacen eso demuestran que, espiritualmente, aunque se digan muy sabios, entendidos, inteligentes, iluminados, ascendidos, etc., están hundidos, perdidos, abismados, en sí mismos, y por ello, se hallan en tinieblas.

 En realidad solo adora a la naturaleza el que se halla espiritualmente de cabeza.

2) Las almas que se degradan a tal punto que anulan por completo el amor a Dios, se convierten en estanques de putrefacción, de degradación, son una real abominación desoladora, y desgraciadamente también se hallan en este estado almas que dicen o fingen amar a Dios.

 Se trata de almas totalmente ligadas al veneno de la serpiente infernal, sumergidas en el espíritu de la new age, se adoran a sí mismas y han generado una voluntad propia absolutamente delirante de orgullo y soberbia.

 Se creen superadas, victoriosas, triunfantes, grandes, importantes, diosas y reinas, aunque tienen la hipocresía de fingir humildad y hasta pretenden ser guía para otras almas trabajando totalmente no solo para perderse, sino para perder a muchos, tanto mas si se presentan como líderes en el mundo o como autoridades aparentemente religiosas.

 Apestan de orgullo, desbordan abominablemente de amor propio, son recalcitrantes, insoportables, peor que un vómito o que excremento caliente, se desesperan hasta al hartazgo por lograr ser adoradas, son aduladoras y hasta fingen amar o interesarse, pero enseguida se nota que adoran su imagen, su ego, y que se desesperan por ser adoradas.

3) Acá es donde se practica satanismo encubierto, disimulado, pues estas almas practican el ‘yoísmo’, es decir no dejan de repetirse mentiras hasta creerlas persuadiéndose de que son seres superiores, dioses, etc.

 Esto se halla generalizado y se enseña desde la mas temprana edad, se le enseña a los niños a adorar la naturaleza, a practicar rituales satánicos como halloween, carnavales, wallpurig, etc.

 Notar que todo lo que se realiza en rituales satánicos, se practica a diario y en forma generalizada, hay sacrificios humanos, sangre, de animales, orgías, vicios, corrupciones, depravaciones y se vive en un estado de capricho consumado, de rebeldía total e incorregible.

 Se ha convertido en un movimiento cultural, un modo de vivir sobre la faz de la tierra donde hay quienes lo practican abierta y decididamente, pero donde la mayoría de los habitantes lo practica aun sin saber, pues los que han gestado el nuevo orden mundial, han orientado la vida común, normal, de manera que sea una práctica de satanismo puro.

 Esto se ve reflejado en que todo lo que representa orgullo, resentimiento, amor propio y caprichos, se establece como bueno en las naciones por ley, como si tal aberración infernal, convirtiese lo malo en bueno.

Leer:


4) Las almas que han llegado a corromperse de tal manera que son totalmente orgullosas y han olvidado por completo a Dios, incluso cuando hablan sobre Él, se hallan pre-condenadas, es decir, ya perdidas aun cuando estén de paso por el tiempo y se hallen en el mundo.

 Esto es así porque han renegado consumadamente de Dios, han rechazado Su Revelación-Paso-Venida-Intervención, y porque se adoran a sí mismas como a dioses, dicen y creen ser diosas, incluso hasta las que no lo dicen directamente pero viven en la práctica de tal manera.

 La pre-condenación es haberse perdido, internado en tinieblas haber rechazado a Dios, haber renegado de Su Voluntad irremediable, consciente, voluntariamente, mientras aun se halla de paso por el mundo. Esto antes lo hacían algunas almas, las mas perversas, ambiciosas, genocidas, pero ahora es un estado normal de vida, algo habitual, generalizado y hasta tenido por bueno.

 Esto significa que estas almas ya no salen de su abismo existencial, porque no quieren y porque lo consideran bueno, o ni siquiera les interesa comprender que es malo y que están eternamente perdidas.

Leer:




CAPÍTULO VIII EL REINO DEL LIMBO INFERIOR

A) El Reino del Limbo inferior, es totalmente espiritual y de espíritu totalmente impuro.

B) El Reino del Limbo inferior natural lo Creó Dios. Se encuentra bajo tierra. También se encuentra en aquellos corazones que se encuentran perdidos en tinieblas sin saberlo aun hallándose de paso por el mundo. Lo que Dios no creó es el reino del limbo inferior sobre la tierra ni en las almas que se vive actualmente.

C) Mas detalles al respecto leer:


D) Habitantes:

1) Son habitantes del limbo inferior aquellas almas que se separaron del cuerpo ya, es decir, que murieron a la vida en el mundo y que debían o merecían perderse, pero que no se han perdido debido al Sacrificio de almas generosas que por su salvación sufrieron por amor a Dios y a las almas.

 Estas almas carecían de amor a Dios, generalmente de fe, y se dedicaban obtusa y tercamente a sí mismas.

2) También caen en el limbo inferior las almas de personas que mueren sin bautizar. Notar la diferencia, los niños van al limbo superior, pero no ya a partir de cuatro o cinco años aproximadamente, pues estos van al purgatorio, y entrados en la adolescencia caen en el limbo inferior.

 Esto se debe a que la putrefacción o corrupción natural avanza desde la concepción misma si no se le pone freno, remedio, y se debe a que la vida común, normal en el mundo se ha convertido en un camino de perdición cuando debería ser un camino de salvación, de crecimiento y de evolución en el espíritu, en el verdadero amor a Dios.

3) La vida común en el mundo esta orientada para que las almas permanezcan en un limbo inferior, para que solo conozcan las tinieblas y vivan como si Dios no existiera. Esto se debe a que son satanistas y almas pre-condenadas las que han logrado conquistar el mundo para satanás instaurando su reino, construyendo su reinado que es el nuevo orden mundial.

4) También a este estado espiritual inferior son sometidas las almas poseídas.

5) Éstas almas no salen del limbo inferior por sí mismas, ni entienden donde están, se consideran perdidas, se hallan sometidas a tormentos indecibles como grandes angustias, obsesiones, vejaciones infernales y depresiones.

 Su única salvación es la caridad mas pura y completa de almas que sufren su muerte para rescatarlas, es decir, que pagan su deuda dando parte de su vida realmente en comunión con El Señor que es El Que Realiza tales obras espirituales.

 Esto vale tanto para las almas que se hallan en el lugar conocido como limbo inferior, como para las almas que se hallan sobre la faz de la tierra como si estuviesen ya en el limbo inferior.

 Por supuesto que, al ser rescatadas del limbo inferior, las almas van al purgatorio, al último y deben comenzar un camino de purificación hasta ingresar en el Cielo. Si se trata de almas que aun están de paso por el mundo y están perdidas en el estado de limbo inferior, al ser liberadas, siguen sobre la faz de la tierra, pero, entran en un reino vegetal o animal según el caso donde deben iniciar su asenso, crecimiento, evolución, pero, por sí mismas eligiendo a Dios, dado que tienen una segunda oportunidad, la que es merecida por las almas generosas que han ocupado su lugar en la muerte.

6) Eso se llama, ‘sustitución’, es lo que hizo El Señor, por ello aquellas almas que dan su vida por otras, para rescatarlas, salvarlas, aman como dijo El Señor, “Ámense unos a otros como Yo los he amado”, es decir, dando a Dios Padre la vida en ofrenda para la salvación de muchos, cosa que solo es posible en El Camino de la Revelación de la Divina Voluntad, porque solo ahí se da la vida realmente a Dios para que la tome y pueda continuar El Señor Su Obras Espirituales.

 Esto es caridad espiritual, y hace El Señor pueda estar vivo y Presente en el mundo para el bien de muchos, para seguir salvando almas.

 Acá el alma unida a Dios absorbe como esponja la muerte de otras almas, la padece como propia, mientras les a o envía su vida, muere real y místicamente. Ahí, el alma debe esforzarse por perseverar en la Voluntad de Dios, porque es atacada por los enemigos espirituales, y el mérito de su perseverancia es lo que resucita a las almas, además de que ésta crece, evoluciona espiritualmente y se asemeja cada día mas al Señor, pues sigue verdaderamente Sus Pasos.

CAPÍTULO IX EL REINO INFERNAL

A) El Reino infernal es nada, nulidad, negación, abismo, etc., podría decirse que es ‘infraespiritual’ y totalmente impuro.

B) El Reino infernal lo Creó Dios. Se encuentra mas abajo de todo lo creado, afuera de la creación. También se encuentra, no como lugar sino como estado, en los corazones que, hallándose de paso por el mundo, han elegido no amar a Dios y perderse, es decir, hundirse en la pre-condenación. Lo que Dios no creó es el reino del infierno o infernal sobre la tierra ni en las almas que se vive actualmente.

C) Mas detalles al respecto leer:



D) Habitantes:

1) Se halla organizado en coros y fue ordenado por satanás, su rey, allá abajo como el Cielo, pues siempre fue, es y será el monito remedador de Dios, debido a que quiere ser adorado en su lugar.

 Se trata de cavernas en cavernas, abismos en abismos, lo que los hace una completa nulidad.

 Dios no lo considera ni lo toma en cuenta, o mas bien lo considera como no existente, ignorando a satanás, su rey y a éste, su maldito reino.

 Que Dios no lo considere o que lo considere como no existente, no significa que no existe, sí existe, es real, tanto como lugar, como estado habitual. A lo que se refiere tal expresión es a que Dios solo mira el Bien que puede hacer a las almas conduciéndolas, Guiándolas a su crecimiento y evolución espiritual ayudándolas a que venzan al adversario y los suyos, a que destierren su maldito reino.

 Solo puede estar si esta ausente Dios, y Dios esta ausente solo si no lo aceptamos, si lo rechazamos, si renegamos de Su Voluntad.

 Comprender acá la importancia de aceptar la Voluntad de Dios, y la gravedad de rengar de Él, estamos atrayendo el reinado-presencia del adversario al alma y al mundo, eligiendo así la condenación, incluso aunque se hable de Dios o sobre Él todo el tiempo, pues falta lo esencial, el amor verdadero a Dios que se manifiesta aceptando Su Voluntad y colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

2) El que estrenó el infierno fue satanás, el que se constituyó en su rey y señor. El infeliz se cree dios reinando en su abismo no queriendo ver que es un agujero de inmundicias, miserias y es menos que nada. Desgraciadamente hay muchas almas que siguen sus pasos en el mundo, y también, desgraciadamente son muchas las que tienen poder, autoridad y se hacen adorar, obedecer, servir, y arrastran a muchas otras.

3) También están allá abajo, los ángeles caídos agrupados en coros, formando legiones infernales, pero, que sea su reino allá abajo, no implica que no puedan salir y pasearse por el mundo, al contrario, y tanto mas ahora que el mundo se ha corrompido, tienen libertad absoluta y hasta se han establecido sobre la faz de la tierra, en y sobre las almas.

 Padecen eternamente los demonios angélicos sin remedio, pues han pasado su prueba y eligieron la condenación. No es Dios quien los castiga, sufren el castigo de su ser sin-Dios, y odiándolo a Él, sufren el tormento de su ser desamorado y desesperado por ser adorado, así como por verse saciado en todos los vicios. También padecen el tormento del lugar en que se encuentran, no hay felicidad alguna, alivio o consuelo en el infierno, no hay luz, solo oscuridad, tinieblas y si algo de luz hay es del ardor mismo de las llamas.

4) También están allá abajo las almas perdidas, almas condenadas eternamente, es decir aquellas que han acabado su paso por el mundo sin querer amar a Dios ni al prójimo, o que simplemente eligieron odiar o entregarse a vicios, o ser rebeldes y caprichosas renegando porque sí de Dios, del Bien y de la Verdad.

 Éstas se hallan eternamente atormentadas como los mismos demonios angélicos, por su espíritu-ser, por el lugar en el que se encuentran, y por la acción de los demonios angélicos que las castigan.

5) De ahí abajo no se sale, ni los demonios angélicos, ni los demonios humanos pueden salir, ni ser sacados, es un lugar de destinación final, se llega por elección propia, y eso no se puede cambiar.

 Tampoco sirve rezar por las almas perdidas, y si alguien reza o se sacrifica por un alma que no sabe que esta perdida, sufre las consecuencias, pues ésta le succiona vida, se aprovecha. Dios le toma como buena acción por su intención y sacrificio, pero, no puede evitar que padezca las consecuencias. Con el tiempo Dios ilumina al alma para que quiera liberarse de tal tormento inútil.

6) considerar que, hay almas que ya están perdidas aun hallándose de paso por el mundo, es decir, que han caído en pre-condenación, estas almas emplean su tiempo en perderse mas, corromperse, degradarse e irse mas abajo en el infierno, no merecen oración, no valen ni la pena, ya son consideradas como no existentes sobre la faz de la tierra por Dios, y así las debemos considerar nosotros.

 El problema es que, si oramos por ellas, las queremos salvar, o siquiera si perdemos el tiempo peleando contra éstas, estamos perdiendo la vida al darles lo que quieren, atención donde nos succionan vitalidad y nos contagian su muerte eterna, y es donde corremos el riesgo de perdernos también.

 Dijo El Señor Que Él Pasa y separa colocando a derecha a los elegidos y a izquierda a los perdidos, y dijo que de dos que están juntos uno es tomado y otro dejado, y también dijo que no vino a traer la paz sino la espada y a que estén incluso dentro de una familia dos contra tres y tres contra dos, refiriéndose con tales dichos a que libera a las almas para que no sufran inútilmente, para que no les roben aquellas que son muertas, pre-condenadas y zánganas la vida a las que desean amar a Dios, elegirlo, obedecerlo pasar por el mundo dando testimonio de la verdad, es decir, amando a Dios en El Camino de la Revelación de Su Divina Voluntad.

 Separa El Señor entre oveja y oveja, ve quienes son ovejas y quienes son lobos disfrazados de ovejas, así es que da su Espíritu-Vida-Bendición a quienes han aceptado Su Voluntad, no a quienes solo hablan de Dios y se dedican a hacerse adorar desesperadamente como satanás, su maldito padre y señor.

7) Hay niveles, los demonios angélicos se agrupan en coros y las almas que han pasado por le mundo hasta ahora condenándose, también se agrupan en tales coros, se integran en éstos, pasan a ser como peones, lo mas bajo del ejército de satanás, como conscriptos.

 La cuestión es que, a partir del Paso del Señor por el mundo, del actual, el Segundo, o sea, a partir de Su Venida-Vuelta, las almas tienen la opción de elegirlo a Él y crecer en santidad hasta convertirse en hijas de Dios con su misma Santidad, y como el adversario, satanás, es el monito remedador de Dios, en estos tiempos de corrupción, degeneración, degradación, etc., también abre caminos nunca vistos de perdición, transformando a almas en algo peor que demonios.

 Tales grados mucho mas inferiores del infierno, son de compañía continua y exclusiva de satanás, es como si se tratase e prostitutas que entran en su recámara.

 Estos grados de degradación infernal, fueron encabezados por judas, él estrenó los fondos del infierno que ni satanás conocía volviéndose el primero entre muchos que han comenzado ya a caer allá abajo.

 Todos los anticristos que han pasado, pasan y pasarán, se hallan predestinados a ocupar el mismo lugar que judas, por lo tanto, fueron, son y serán precipitados al infierno en cuerpo y alma como lo fue judas, el primero en merecer tal puesto.

1 comentario:


  1. GUERRA ESPIRITUAL, FILOSÓFICA, SOCIAL, CULTURAL Y PSICOLÓGICA (I):

    http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/09/guerra-espiritual-filosofica-social.html


    GUERRA ESPIRITUAL, FILOSÓFICA, SOCIAL, CULTURAL Y PSICOLÓGICA (II):

    http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/09/guerra-espiritual-filosofica-social_30.html


    GUERRA ESPIRITUAL, FILOSÓFICA, SOCIAL, CULTURAL Y PSICOLÓGICA (III):

    http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/10/guerra-espiritual-filosofica-social.html


    ResponderEliminar

YA NO IMPORTA QUIÉN GOBIERNE SOLO QUEDAN CENIZAS

YA NO IMPORTA QUIÉN GOBIERNE SOLO QUEDAN CENIZAS   Ya lo dijimos hace años, macri era una transición, un problema al predomi...