viernes, 20 de septiembre de 2013

EL ANTICRISTO CON SU OBRAR MODIFICA TODA VERDAD



EL ANTICRISTO CON SU OBRAR MODIFICA TODA VERDAD

 Tal vez no lo hemos comprendido aun, pero la conversión no se trata de cambiar una persona por otra, una costumbre por otra, ni una doctrina por otra.

 La conversión verdadera se trata de cambiar por Dios, de optar por Él, dado que hasta ahora lo venimos haciendo siempre por nosotros mismos.

 Un embuste común en estos tiempos es que la conversión consiste en dejar de mirar a Dios y de obedecerlo para pasar a preocuparse y servir al otro, al hermano o como quiera llamárselo.

 Eso es el principio de la abominación de la desolación, siempre Primero Es Dios, simplemente porque Es Dios, solo Él Es Dios, luego, obedeciéndolo a Él, en comunión con Él y como Él quiera, se debe servir al prójimo.

 El prójimo, el otro, el hermano, etc., no es Dios ni un dios, por lo tanto no es primero.

 Nosotros no somos Dios, ni dioses, ni nada, pero eso es lo que creen los que dicen y hacen creer que se debe servir-adorar al prójimo, hermano, etc.

 Por orgullo, amor propio, movidos por un enfermizo deseo de aceptación y aprobación promocionan al prójimo como a un dios diciendo que la religión consiste en adorarlo, servirlo, conformarlo, etc.

 Eso es infantilismo espiritual, es miedo y preocupación por sí, es dedicación a sí, al propio ego-orgullo, es inmadurez, falta de un verdadero amor a Dios, de real cobardía y de absoluto egoísmo.

 El alma que no ama a Dios en verdad, se hunde y desmorona en sí, se pierde anegada en su orgullo-amor propio y se ahoga en su misma nada vanidosa. Encerrada en su perdición, teme a Dios, desconfía de Él, de ahí que quiera verlo como excesivamente rico en misericordia, tanto que acaba por verlo como a un idiota o a un inútil, pues así desea verlo.

 Desea verlo de esta manera porque así supone que lo domina, vence, que logra ser aceptado por Él, dado que, por mas que hable de Dios todo el tiempo, no lo ve y le teme, desconfía, teme por sí en el abismo inmundo de su debilidad desamorada.

 Como tiene miedo mientras permanece hundido en su nada hipócrita y desamorada donde construye una imagen para ser adorada, huye de Dios, lo ignora y se dedica a fingir humildad buscando aceptación y haciendo lo que es reconocible por el mundo.

 Ahí es donde adora al prójimo, lo vuelve un dios, un ídolo, simplemente porque el prójimo le presta atención y lo tiene a él como a un dios y lo adora, cumpliéndose otra vez lo que dijo Jesús a los judíos en el evangelio de San Juan, “Ustedes viven pendientes del honor que se prodigan unos a otros”.

 Preocupado por sí, dominado por el miedo, aquel que no ama ni obedece a Dios, que se dedica a cultivar su imagen, teme en el fondo el desprecio de otros, es totalmente débil, de ahí que adule y adore las hipocresías y el orgullo ajeno, de ahí que justifique y perdone todo exagerando la Misericordia Divina a tal punto que insulta a Dios y lo denigra mientras se pasea lleno del espíritu de satanás sobre la faz de la tierra fingiendo amar y servir a Dios.

 Con su obrar modifica toda verdad, subvierte toda doctrina y acaba por envenenar todo espíritu. En su decir al final esta bien todo lo que siempre estuvo mal, solo porque es un maldito caprichoso débil y cobarde que esta preocupado por lograr ser aceptado y no despreciado.

 Ni aunque quisiera podría ya obedecer a Dios, debido a que esta sometido por el adversario, éste tiene acceso libre, franco, total, tiene poder absoluto, simplemente porque lo ha adquirido con el correr del tiempo en el que el alma se ha dedicado a su orgullo, a sí misma, a hacerse adorar.

 Teniendo control total y absoluto el adversario sobre esta alma, puede hacerla hacer o no hacer a su gusto, usándola como a un títere, con el agravante de que si tal alma practica religión y se encumbra en ella, arrastra en su caída a muchos, a muchas almas que acaba por consagrar a satanás y no a Dios, incluso aunque diga y finja otra cosa.

 Cree que es humildad el autodesprecio, entonces satanás puede golpearlo y humillarlo, puede decirle que es miserable y despreciable, para que sienta culpa y tenga miedo, para volverlo mas débil, canalla y cobarde, pudiéndolo sujetar y manipular por ello con mayor facilidad, y pudiendo entrar en él en mayor potencia.

 La Verdadera Humildad Es Obedecer a Dios, para lo que es absolutamente necesario buscar Su Voluntad y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe, no es fingir humildad hipócritamente y esperar adoración del mundo y andar tratando de vencer a Dios.

 De repente puede el adversario, con acceso franco al mundo por medio de esta alma, modificar todo, cambiar todo, subvertir todo, de manera que todo lo que estaba mal, hoy pasa a estar bien, a ser bueno, defendible, promocionable, aceptable, y si bien empela términos capciosos, en el mundo superficial de hoy, logra lo que quiere.

 Un nefasto y perverso ejemplo es lo que sucede con la beatificación del papa masón juan xxiii, no realizó milagro alguno, de manera que no cumple con uno de los requisitos del proceso, pero fue eximido de tal cosa por la cabeza del anticristo religiosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BROCHE DE ORO DE LA PEOR PRESIDENCIA DE LA HISTORIA: CFK VUELVE AL PODER PORQUE MACRI HIZO TODO LO POSIBLE PARA ELLO

BROCHE DE ORO DE LA PEOR PRESIDENCIA DE LA HISTORIA: CFK VUELVE AL PODER PORQUE MACRI HIZO TODO LO POSIBLE PARA ELLO CÁMPORA AL ...