jueves, 19 de septiembre de 2013

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO BIEN EXPLICADA



LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO BIEN EXPLICADA

 La Vuelta del Señor consta de cuatro pasos en los que Él mismo va obrando en las almas y en el mundo para ir formando Su Vida-Presencia-Reino-Reinado.

Pasos del Señor
¿Qué Hace?
¿Qué forma?
Características
1
Unión Transformante
Transformación
Cuerpo
Impasibilidad
2
Unión Mística
Transfiguración
Alma
Agilidad
3
Dios Con Nosotros
Transubstanciación
Espíritu
Sutileza
4
Dios En Nosotros
Resurrección
Reino de Dios
Luminosidad

LOS CUATRO PASOS DEL SEÑOR SON:

1) UNIÓN TRANSFORMANTE:

1.1.) En el Primer Paso o Sub-Paso, lo que hace es Transformar al alma que lo busca y recibe.

1.2) Acá forma un cuerpo espiritual en ella donándose Él mismo en cada Palabra Revelada que el alma busca y recibe, acepta y atesora, dejando por ello, entrar al Señor en su vida y obrar por Él mismo para su Verdadero y Eterno Bien.

1.3.) Acá dota al alma que lo busca-recibe-acepta entregándose a Él, El Señor la vuelve Impasible, le hace el Don de la Impasibilidad.

 Esto significa que el alma adquiere la característica propia de los seres y cuerpos celestiales, a Imagen y Semejanza del Señor, de la Impasibilidad, lo que consiste en que vence a las pasiones y ya no las sufre-padece.

 Esto se produce porque al renunciar a la propia voluntad para aceptar la Voluntad de Dios, el alma es purificada, crucificada, muere, sufre una muerte mística donde realmente es transformada y devuelta a su estado original.

 El alma pasa a estar muerta para el mundo, y viva para Dios, debido a que ya no vive para sí, para satisfacerse ni para buscar su gusto personal, sino que vive en medio del mundo para satisfacer a Dios, para hacer Su Voluntad, para buscarla y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe, es decir, vive en y sobre la tierra, pero como en El Cielo, por y para la Voluntad Divina y no la propia, lo que significa que ama verdaderamente a Dios.


2) UNIÓN MÍSTICA:

2.1.) En el Segundo Paso o Sub-Paso, lo que hace es Transfigurar al alma que lo busca y recibe.

2.2.) Acá forma un alma espiritual completamente nueva en ella donándose Él mismo en cada Palabra Revelada que el alma busca y recibe, acepta y atesora, dejando por ello, entrar al Señor en su vida y obrar por Él mismo para su Verdadero y Eterno Bien.

2.3.) Acá dota al alma que lo busca-recibe-acepta entregándose a Él, El Señor la vuelve Ágil, le hace el Don de la Agilidad.

 Esto significa que el alma adquiere la característica propia de los seres y cuerpos celestiales, a Imagen y Semejanza del Señor, de la Agilidad, lo que consiste en que no esta ya mas atada ni al adversario, ni a sí, ni al mundo, ni a otras almas, ni a nada, no esta sujeta, dominada ni encadenada.

 Esto es así porque al buscar la Voluntad de Dios y renunciar a la propia para Que la Voluntad Divina Se Haga-Reine-Triunfe, esta rompiendo ataduras, cadenas, ligaduras, etc., esta moviéndose para adquirir Su Libertad.

 De esta manera es que el alma ya no esta atada ni ligada, sujeta ni encadenada, simplemente porque busca la Unión con Dios, la Verdadera y definitiva Unión con Dios no ahorrando sacrificio ni esfuerzo para obtenerla, y en definitiva, ya no se pertenece a sí ni al mundo, ni al adversario, ni a nadie mas que a Dios.


3) DIOS CON NOSOTROS:

3.1.)  En el Tercer Paso o Sub-Paso, lo que hace es Transubstanciar al alma que lo busca y recibe.

3.2.) Acá forma un espíritu verdaderamente espiritual en ella donándose Él mismo en cada Palabra Revelada que el alma busca y recibe, acepta y atesora, dejando por ello, entrar al Señor en su vida y obrar por Él mismo para su Verdadero y Eterno Bien.

3.3.) Acá dota al alma que lo busca-recibe-acepta entregándose a Él, El Señor la vuelve Sutil, le hace el Don de la Sutileza.

 Esto significa que el alma adquiere la característica propia de los seres y cuerpos celestiales, a Imagen y Semejanza del Señor, de la Sutileza que le permite estar compenetrada del Señor y unida a Él de tal manera que de los dos pasen a ser uno solo.

 Acá es donde el alma llega a mar a Dios verdaderamente, y consecuentemente, donde puede ser amada por Dios en Verdad, dado que al querer amar a Dios, abre las puertas y lo recibe-acepta, cumpliéndose de esta manera lo que dijo El Señor, “comeré con él” y “beber el fruto de la vid”.

 Esto es así porque Él ya vive, ya comienza a estar presente en esta alma acompañándola en sus actos, porque ella le pertenece, se le consagra diariamente, actualiza su consagración y es real porque lo busca renunciando a sí, a su propia voluntad y ofreciéndola como verdadero y santo sacrificio.

 Acá es donde el Cordero del Apocalipsis tiene a sus 144.000, porque estas almas unidas a Él, lo siguen donde quiera que vaya, es decir, lo siguen en la Revelación de Su Voluntad por la Obediencia en la que se esfuerzan por permanecer.

 En este Paso el alma se entrega por completo y ya no reserva nada para sí, acá es donde llega a realizar un Verdadero y santo Sacrificio de sí misma, una total y real consagración a Dios en el Camino de la Revelación de la Divina Voluntad, entrando en El Reino de Dios.

 Como la consagración es verdadera y total, como el alma no le ha negado nada a Dios, recibe de Dios lo mismo, Él se da por entero, se Dona a Él mismo, el alma esta lista para recibirlo en su Esencia misma, lo que sería como decir que lo recibe sin velo, sin diluyente, en estado puro y total, porque puede aceptarlo, ha llegado a ser en esencia como Él, puro amor y voluntad de amar.


4) DIOS EN NOSOTROS:

4.1.)  En el Cuarto Paso o Sub-Paso, lo que hace es Resucitar definitivamente al alma que lo busca y recibe.

4.2.) Acá forma un espíritu superior en el alma y la vuelve totalmente espiritual donándose Él mismo en cada Palabra Revelada que el alma busca y recibe, acepta y atesora, dejando por ello, entrar al Señor en su vida y obrar por Él mismo para su Verdadero y Eterno Bien.

 Acá forma definitivamente Su Reino-Vida-Presencia en el alma, Vive El Señor en ella, y por ella en el mundo.

4.3.) Acá dota al alma que lo busca-recibe-acepta entregándose a Él, El Señor la vuelve Luminosa, le hace el Don de la Luminosidad.

 Esto significa que el alma adquiere la característica propia de los seres y cuerpos celestiales, a Imagen y Semejanza del Señor, de la Luminosidad, donde La Luz de la Divina Presencia Viva Pasa a través de ella, comienza a crecer de tal manera que Solo Vive El Señor en ella.

 Esto es así porque el alma no opone límites al Amor, y por ello no puede sino crecer. Se enciende una Llama Ardiente, Viva, un Fuego de Dios que crece, el Espíritu es comunicado sin medida, dado que la misma Santísima Trinidad mora, Vive en el alma que la ha querido recibir.

 Acá es que El Señor concreta, consolida, consuma, perfecciona, etc., su Paso por el alma que lo busca, desea, prefiere, que lo acepta y que se le entrega renunciando diaria y constantemente a su voluntad propia para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Divina Voluntad tanto en su vida como en otras almas y en el mundo.

 Así es como El Señor Viene-Vuelve al mundo, cuando las almas lo reciben, cuando lo dejan Vivir-Ser-Hacer en su vida, y cuando El Señor Vive-Reina en el alma, también Está Pasando por el mundo, esta Reinando en el mundo, porque el alma se halla en medio del mundo.

 No hay otra forma en la que El Señor vaya a Venir-Volver, el que quiere, por supuesto, puede esperar y buscar otra cosa, otra forma, esperar algo diferente, pero, va a caer en el mismo error de esta generación incrédula y corrupta que solo alimenta su orgullo, lo defiende-protege dedicándose a cultivar una imagen donde esta formando el reino de satanás, su presencia, el reinado del anticristo, la estatua del Apocalipsis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA Hemos visto repetidas veces que estrellas que brillan aisladas no funcionaron como equipo, cont...