lunes, 23 de septiembre de 2013

REALIDAD VIRTUAL, NO VERDAD, UNA FALSIFICACIÓN DE LA REALIDAD



REALIDAD VIRTUAL, NO VERDAD, UNA FALSIFICACIÓN DE LA REALIDAD

 Dios nos da la oportunidad de llegar a ser verdaderamente libres, pero, no la aprovechamos, todavía seguimos dejándonos manipular, emplear y usar como tontos por el adversario, corriendo por ello a la perdición, construyendo la autodestrucción en la que no hay mas remedio que padecer.

 Queremos creer que somos libres cuando en realidad somos unos caprichosos miedosos que lo único que hacen es evadirse, esconderse, negarse, ocultarse, que se encierran en sí odiando, rechazando, repudiando y esforzándose por creer que eso es libertad.

 Deseamos creer por orgullo, miedo, por no tener que enfrentarnos a nosotros mismos, que somos libres, no queremos admitir la Verdad, nos esforzamos por mentirnos, por engañarnos, simplemente porque nos odiamos al vernos dominados, sometidos, esclavizados, humillados, vencidos.

 Deseamos creer la mentira, entonces, nos estamos esforzando por continuar siendo esclavos, pues si aceptásemos la verdad, si tuviésemos el valor de enfrentarnos a nosotros mismos, podríamos empezar a colaborar con El Señor para poder llegar a ser verdaderamente libres.

 Somos esclavos de la muerte eterna, del miedo, de la preocupación por nosotros mismos, del orgullo, y en definitiva, de la mentira, porque recurrimos a ella, y satanás nos la prodiga generosamente, como droga para no apreciar la realidad, para no ver la verdad, para convéncenos de que es realidad lo que deseamos que sea.

 Así es como terminamos encerrados, atrapados, perdidos, etc., en una mentira, en una fantasía, en un abismo de orgullo llenos de miedo y preocupación, totalmente dedicados a mentirnos, engañarnos y a esforzarnos por creer esas mentiras.

 Construimos por cuenta propia una falsa libertad a la que adoramos, aquella en la que nos negamos, ocultamos, escondemos, en donde no amamos ni aceptamos a nadie, donde nos esforzamos por rechazar, repudiar y aborrecer a todos, donde nos adoramos a nosotros mismos, donde nos mentimos y nos dedicamos a satisfacernos.

 Esto ocurre aun estando rodeados de muchos, simplemente porque en el fondo nunca dejamos de pensar en nosotros, de buscar la propia satisfacción, de odiar, rechazar, repudiar, condenar y despreciar a todos.

 Esto significa que nos adoramos, nos llenamos de orgullo, nos creemos superiores, y eso es un verdadero complejo de inferioridad, porque por miedo queremos creernos superiores, por miedo, preocupación por sí, cobardía, debilidad, inconsistencia propia, fragilidad, nos esforzamos por mentirnos, por convencernos de que somos mejores, superiores.

 Así es como construimos fantasías, alienaciones, como llegamos a estar totalmente ajenos de la realidad y absolutamente perdidos, encerrados, enterrados en el abismo de egolatría viviendo una ilusión, una irrealidad, o peor, una realidad virtual que nada tiene que ver con la verdad, con la realidad real.

 Como todos pretendemos vivir o pasar por el mundo de esta manera, es que hemos llegado a construir un mundo falso, hipócrita, sin Dios, mentiroso, embustero y que esta apoyado en la corrupción para alimentarla con la vida misma de las almas que se esfuerzan por creer cualquier mentira par ano ver la realidad.

 Al esforzarse por creer cualquier mentira para no ver la realidad, las almas se condenan a continuar dejándose devorar, consumir, corromper, estropear, degradar, arruinar, condenar irremediablemente, porque no hacen lo necesario para remediar la situación, ni siquiera aceptan que necesite ser remediada, se esfuerzan por ver un mundo feliz, ideal y perfecto.

 Esto es como la situación de aquellas personas que dicen tener o practicar alguna religión, pero, niegan la existencia de satanás y sus demonios, lo hacen por miedo, cobardía, porque se esfuerzan por encerrarse en una realidad que no sienten amenazante suponiendo que así están a salvo o defendidas, negando por ello la Fe Verdadera, e impidiendo de esta manera el reconocer que necesitan Un Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS   Los combates espirituales estos días fueron muy difíciles. El m...