domingo, 29 de diciembre de 2013

ESPÍRITU SIN RELIGIÓN-RELIGIÓN SIN ESPÍRITU



ESPÍRITU SIN RELIGIÓN-RELIGIÓN SIN ESPÍRITU

 Estamos en la hora en la que ya no hay espíritu en las religiones, solo vacío y desolación, una abominable ausencia de Dios provocada por la rebeldía de las almas que las componen.

 Las religiones no han buscado el Espíritu de Dios, solo se han buscado a sí, han querido el triunfo en el mudo, han preferido la aceptación, el prestigio y el reconocimiento, ambicionaron poder en el mundo, y eso es lo que tienen.

 Deberían haber buscado poder, autoridad, prestigio y reconocimiento ante Dios, en el ámbito espiritual que les compete, pero no lo hicieron, no amaron a Dios, no quisieron, entonces, sufren-padecen la ausencia de Dios que han querido, elegido, provocado, querido, generado.

 Solo obedeciendo la Voluntad de Dios, buscándola, discerniéndola, queriéndola y colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe, reciben las almas y las organizaciones El Espíritu de Dios, simplemente porque la Voluntad de Dios Es El mismo Espíritu de Dios.

 El alma que es rebelde, desobediente a la Voluntad Divina, por mas que diga amar a Dios, por mas que lo crea y haga creer, no tiene el Espíritu de Dios, sino el espíritu de la rebeldía que es el espíritu de satanás, el primer rebelde, entonces, se convierte en heredera suya, recibiendo la perdición que quiere y merece.

 Es la hora del Espíritu sin religión, porque las religiones han elegido ser por sí mismas y sin Espíritu de Dios, sino con un espíritu inmundo propio que solo puede dar lugar a satanás.

 Las almas se desesperan aduciendo que dijo El Señor que las puertas del infierno no prevalecerían contra las iglesias, religiones, etc., pero lo dijo El Señor entendiendo que éstas mismas no querría, porque cuando no queremos que prevalezcan las fuerzas satánicas, no lo hacen, y en las religiones se quiere todo lo contrario, las almas buscan a satanás, lo eligen y quieren.

 Esto ocurre cuando solo piensan en sí, en su imagen, cuando cultivan el orgullo y siguen por un camino de rebeldía sin discernir diariamente la Voluntad de Dios, sin recibir El Pan Diario Que Es La Revelación, El Hijo de Dios Enviado como Salvador, Libertador, Maestro, Guía, etc.




No hay comentarios:

Publicar un comentario