domingo, 5 de enero de 2014

AL FINAL, TODAS JUNTAS AL INFIERNO



AL FINAL, TODAS JUNTAS AL INFIERNO

 Si las almas desean seguir al Señor y servir a Dios, evidentemente no lo van  a poder hacer en las religiones, ya se acerca la hora y estamos en ella en la que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en Espíritu y Verdad, hora en la que va a ser absolutamente necesario abandonar las religiones para conservar la Fe.

 Quienes solo miran lo superficial, quienes solo tienen un espíritu débil, tal cosa les va a resultar imposible, pero que consideren, ¿A quién van a buscar cuando se reúnen en sus templos, sinagogas, etc.?, a Dios, pero si Dios no esta porque esa religión, culto o espiritualidad no adora a Dios, sino que le rinde culto a la personalidad de su líder, ¿Qué van a buscar?.

 Mas allá de lo que vayan a buscar con buena intención, lo que van a encontrar es esto: a satanás haciéndose adorar en la persona de los líderes religiosos, espirituales, cultuales, etc.

 Van a encontrar a satanás con su espíritu maldito e inmundo de orgullo practicando la egolatría infernal, rindiéndole culto a la imagen con la que es maldito lobo se disfraza de cordero.

 Se le rinde culto al dinero, se busca poder, se desesperan por obtener clientes-fieles, porque cuando dicen que van a misionar, solo quieren captar adeptos-adictos, otras almas a las que someter, devorar, transformar en demonios peores que ellos.

 Cuando dicen que sirven a Dios y se empeñan en conquistar el mundo, ¿Qué es lo que están haciendo sino colaborar con satanás y servir a sus ambiciones y caprichos?.

 A Dios hay que adorar, pero tal cosa es imposible cuando se monta un espectáculo religioso, cuando se realiza un show, cuando solo se cumplen prescripciones y se construyen en, por y para el mundo.

 Ahora la fe de las almas es probada, aquellas que realmente quieran amar a Dios, seguir al Señor y servirlo, pasando por el mundo en verdadera entrega-consagración a Él, van a tener la oportunidad de hacerlo.

 Esto lógicamente que no va a ser en las religiones tradicionales, en los cultos y espiritualidades conocidos hasta ahora, sino que, justamente, va a consistir en abandonar tales inmundicias desconsagradas a Dios y consagradas a satanás.

 La prueba consiste en que las almas que deseen amar a Dios en verdad, van a tener que salir de aquellas religiones, cultos, espiritualidades, etc., que se han deformado y entregado a satanás, para poder buscar a Dios en verdad y poder llegar a adorarlo en Espíritu y Verdad.

 Las almas faltas de fe, faltas de amor, como masas sin levadura, van a quedar chatas echadas en sí mismas, apagadas al suelo y adorando a sus líderes, desgraciadamente van a despreciar a Dios y desechar la Fe, porque no se han movido ni quieren hacerlo.

 Tienen los líderes inmundos, corruptos, perversos y depravados que se merecen, porque no han querido amar a Dios, no quieren ni querrán, prefieren la comodidad de la indiferencia, quieren tener líderes que finjan ocuparse de ellas, porque así continúan cómodas en sus vicios y perversiones.

 Desean continuar sin convertirse, sin salir de su abismo, entonces, van a tener pastores acordes a sus depravaciones, otros farsantes hijos de satanás que les van a decir que obran bien al no moverse, al no convertirse y al no tener fe verdadera, porque eso es lo que quieren escuchar, entonces los van a adorar, y al final, todas juntas se van a ir al infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario