sábado, 11 de enero de 2014

¿CONSTRUYEN DESTRUYENDO LA CREACIÓN?



¿CONSTRUYEN DESTRUYENDO LA CREACIÓN?

 Cuando obedecemos a Dios y seguimos al Señor, el adversario, satanás, nos dice que estamos obrando mal, nos acusa, se queja, hace escándalo, berrinches y trata de destrozarnos si no puede entorpecer el camino o desviarnos.

 La verdad es que no hace otra cosa mas que demostrar que es un maldito cerdo caprichoso, un chancho ambicioso insaciable e incapaz de conformar que siempre quiere todo y mucho mas aun.

 Es un cerdo delirante lleno de soberbia encantado con él mismo que se desespera por ser tomado en cuenta, recibido, atendido, etc., y que no soporta en su histeria infernal que lo ignoren, entonces, odia, aborrece y persigue a los que no le hacen caso, a aquellos que lo desprecian como se merece.

 Es un maldito enfermo por elección propia que delia de soberbia y que no cesa de drogarse con orgullo, un maldito infeliz insoportable que quiere creer y hacer creer que es dios o mas que Dios, entonces, cuando no le hacen caso, cuando no lo adulan ni lo reconocen en sus delirios, odia, aborrece, persigue, acusa, se queja, realiza berrinches y escándalos.

 Es como esas malditas prostitutas delirantes de orgullo y mas que histéricas que se especializan en realizar escándalos cuando no se las conforma en sus siempre crecientes e interminables caprichos, cuando no se le da la saciedad que sus ambiciones multiplicadas exponencialmente reclaman.

 Esto, son solo algunos aspectos del maldito cerdo infernal, nuestro antiguo enemigo, satanás, la serpiente antigua, y quienes lo siguen, adoran, obedecen y sirven, no son diferentes, porque terminan siendo uno con él.

 Siguen a satanás en el mundo muchas almas, unas conscientemente, otras en forma inconsciente, pero desgraciadamente tiene muchos seguidores, muchos colaboradores, y también, cosecha muchos hipócritas perros traidores entre las filas del Señor, entre quienes dicen y aparentan servir a Dios y seguir al Señor.

 Acá están los peores hijos y discípulos de satanás, su estirpe es la de judas, son como el primogénito infernal, e incluso, han llegado a ser peores. Considerar que judas, su maestro, el mentor infernal, se ahorcó, pero los hipócritas impostores disfrazados de corderos en estos tiempos, todavía continúan sosteniendo que son de Dios o que trabajan por y para Él cuando claramente construyen a favor de satanás destruyendo la creación.

Leer:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):


No hay comentarios:

Publicar un comentario