lunes, 13 de enero de 2014

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte): Es hora de que tenga miedo



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte): Es hora de que tenga miedo

 Llegamos a una hora en la que el cerdo inútil rey del infierno, satanás, lo nombramos para que no haya dudas, tiene que aprender que le ha llegado la hora de empezar a tener miedo.

 En el fondo siempre tuvo miedo, por ello es que se eligió a él mismo, se prefirió por sobre Dios y desesperado quiso ser adorado, lo que pone en evidencia que obra movido por la preocupación de los inútiles, la preocupación egoísta por sí mismo.

 Si bien siempre tuvo miedo, siempre lo disimulo, ocultó, negó, se esforzó por evitar ser descubierto, incluso, hasta llegó a convencerse a él mismo de que no tiene miedo.

 Es el colmo del miedoso, le tiene miedo a su miedo, entonces, niega, oculta y no quiere admitir que tiene miedo, por miedo no lo reconoce, se esfuerza por negarlo y se miente a él mismo.

 Ahí construye la fantasía de que es adorable, grande, importante, dios, superior, perfecto, etc., buscando ser adorado, queriendo que otros vean la imagen falsa que se da o construye.

 Normalmente le dirían ‘patético’, en el sentido de que es mas que lamentable lo que hace, cómo se comporta, ese accionar constante buscando ser adorado, desesperándose por ser tenido en cuenta, pero la verdad es que no hay palabras que describan el espectáculo lamentable que realiza mientras se desespera por ser adorado.

 Es un enfermo totalmente delirante de soberbia, no es limitado por enfermedad o defecto, tampoco porque haya sido mal creado, sino porque él mismo se hizo delirante, se enfermó de orgullo y revienta de soberbia.

 Es la hora en la que tiene que comenzar a preocupare porque ya se va haciendo evidente que no le creemos, que no le tememos, que no nos importa lo que diga, quiera, pretenda, ni lo que haga tampoco, es mas, hasta disfrutamos del sano orgullo de ver que nos tiene miedo, nos gusta humillarlo, despreciarlo y hacerlo odiar.

 En otros tiempos podía sugerir, asustar, amedrentar, ahora crecimos, ahora aprendimos, y encima, no tenemos nada que perder, todo lo hemos dejado atrás por amor a Dios, amamos a Dios mas que a nosotros mismos, entonces, ¡Aléjate de aquí satanás!, en El Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén, volvé al infierno que es tu lugar

Leer:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte):

No hay comentarios:

Publicar un comentario