jueves, 16 de enero de 2014

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte): Antes de echar a satanás, considerar



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte): Antes de echar a satanás, considerar

 Desesperados por vencer y prevalecer buscamos enemigos a los que someter, entregándonos a peleas inútiles en las que, aunque ganemos, perdemos, simplemente porque nos llenamos de orgullo, nos descontrolamos y apartamos de Dios dedicándonos egoístamente a nosotros mismos.

 No sabemos sobre el combate espiritual no tenemos idea, estamos totalmente equivocados, somos realmente ignorantes al respecto, y lo que es peor, resumimos de saber, decimos poder, siendo esta la causa de la ruina que aqueja a la humanidad.

 Todos los males comienzan porque nos apartamos de Dios, entonces, por mas que digamos que la culpa es de uno u otro si no remediamos esa raíz verdadera de todos los males no vamos a ningún lado, al contrario, solo seguimos sembrando vientos para acabar cosechando horrendas tempestades.

 Incluso, aunque venzamos, humillemos y echemos a satanás, si no remediamos la causa primera de todos los males, estamos perdidos y es satanás el que nos ganó, simplemente porque llegamos a ser como él, cerdos orgullosos arrogantes preocupados por sí, ególatras desamorados desesperados por prevalecer e imponerse.

 Podemos vencer a otros, podemos vencer a satanás, pero, si no nos vencemos a nosotros mismos, estamos absolutamente derrotados, completamente arruinados, y consecuentemente, irremediablemente perdidos.

 No sirve de nada vencer a otros, incluso vencer al adversario, satanás, si no remediamos la causa primera de todos los males, hasta es contraproducente obtener victorias para nuestra voluntad, capricho, ambición.

 Si conseguimos, hacemos u obtenemos lo que deseamos, queremos y ambicionamos sin buscar la Voluntad de Dios, sin discernirla, y por lo tanto, sin obedecerlo y sin seguirlo, aunque venzamos a satanás y sus demonios, estamos perdidos, porque somos semejantes, somos rebeldes a Dios, renegamos de Su Voluntad y solo obramos por orgullo.

 La causa primera de todos los males es apartarse de Dios. Nos apartamos de Dios cuando renegamos de Su Voluntad, cuando hacemos la propia, incluso diciendo que es por Él o por el prójimo, porque en esencia no deja de ser lo que es aunque lo disfracemos: es rebeldía.

 Primero debemos buscar la Voluntad de Dios, obedecerlo, seguirlo, luego sí podemos vencer a todos los enemigos espirituales, simplemente porque no somos como ellos, somos mejores, tenemos una autoridad natural, somos superiores, somos hijos de Dios.

 Después sí, en comunión con El Señor Que Vive y Reina en nosotros, venceremos a todos los enemigos espirituales naturalmente, es mas huirán como las malditas ratas inmundas que son temiendo por ellos mismos, incluso antes que digamos: “¡Aléjate de aquí satanás!, en El Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén”.

Leer:

Los linajes de Dios y del adversario:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte):

No hay comentarios:

Publicar un comentario