domingo, 19 de enero de 2014

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (8 va parte), almas preservadas



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (8 va parte), almas preservadas

 Aunque se quiera considerar muy inteligente el adversario, satanás, ese maldito cerdo infernal, es un infeliz, un idiota, un ciego de orgullo que delira de soberbia, y por eso no ve ni entiende la realidad.

 Hay muchas cosas que no entiende satanás, he aquí algunas de las cuestiones:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (8 va parte), almas preservadas:

 Una cosa que parece no haber entendido, y que se empecina en continuar sin entender es que, puede hacer lo que se le ocurra dentro de lo que Dios le permita, y puede creer lo que se le ocurra dentro de lo que su limitada capacidad le permita, pero mas allá de eso, Dios siempre gana.

 Dios siempre gana porque Es Dios, y satanás siempre pierde porque es un mentiroso, porque no es Dios, porque dice y cree ser dios, mas no es otra cosa que un pobre infeliz delirante de soberbia.

 Encerrado en sus delirios, mintiéndose a él mismo, se enreda en sus pensamientos, su misma debilidad lo vence, entonces se hunde confundido y no llega a ver-comprender la realidad.

 La realidad es que él puede hacer y creer lo que se le antoje, pero no va  a impedir nunca Que Dios Sea Dios, podrá hacerle creer a algunos que Dios no es Dios y que él en su lugar es dios, pero no y nunca a todos.

 Incluso en estos tiempos de gran rebeldía contra Dios, Dios mismo como esta escrito desde el antiguo testamento, se guarda un resto, una minoría fiel, almas que son preservadas de la caída.

 Comprender acá lo que no entiende satanás, Dios evita que caigan en tinieblas, en la muerte eterna, las almas que desean perseverar y mantenerse fieles a Dios, su Poderosa Mano las sostiene, defiende, protege, asiste, socorre.

 El alma que desea ser fiel a Dios en estos tiempos, recibe el Auxilio del Espíritu, y comprender acá que ser fiel a Dios no es lo mismo que ser fiel a una religión, tanto mas sabiendo que las religiones han caído y han sido tomadas por satanás.

 Para conservar la Fe, es tiempo de salir de las religiones, cumpliéndose de esta manera lo que dice en el Apocalipsis, “Sal de ella pueblo mío, porque sus pecados se han acumulado…”, o sea, el conjunto de almas que desean ser fieles a Dios, deben salir de las religiones que no son fieles a Dios si desean conservar su Fe.

 La Venida del Señor es el fin de las religiones, pero las religiones eligieron su fin antes de recibir al Señor, y lo hicieron al abandonar a Dios y al dejar de buscar al Señor, ¿Hay alguna religión que busque o discierna diariamente la Voluntad de Dios?, ¿Hay alguna religión que obedezca la Voluntad de Dios diariamente por Él Revelada, donde El Señor realmente Es El Que Guía?.

 Las religiones construyen por sí, para el mundo, buscando adeptos, queriendo obtener fieles clientes o clientes fieles, prescinden de la Revelación, no adoran a Dios en Espíritu y Verdad, o bien mantienen costumbres, o bien inventan modas nuevas, pero apagan definitivamente la Revelación, la anulan completamente.

 Si no le permiten a Dios Revelarse, están haciendo lo mismo que la religión del antiguo testamento, se enorgullecen de viejas y pasadas intervenciones de Dios, pero teniéndolo Vivo y delante ahora, lo matan, porque impedirle a Dios Revelarse, hablar, manifestarse, es matar Su Presencia, es impedir Su Venida, y en definitiva, es un suicidio espiritual y un verdadero delito de lesa humanidad.

 Al impedir la Revelación de Dios, se privan de Dios y privan al mundo de Dios, pero, Dios busca en Sodoma y Gomorra de estos tiempos, a las almas que le son fieles y las rescata.

 Sodoma es el mundo sin Dios entregado o consagrado a satanás en el que cunden los vicios, y Gomorra son las religiones que no aman a Dios verdaderamente, sino que le rinden culto a la imagen-personalidad, practicando la egolatría narcisista infernal, cayendo en la gran apostasía, y donde las almas son ateas, porque al no adorar a Dios  no permitirle Que Se Revele, demuestran no creer en su existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario