sábado, 25 de enero de 2014

¿DÓNDE ESTA DIOS HOY?



¿DÓNDE ESTA DIOS HOY?

 Si no hacemos el esfuerzo por vencer el miedo, romper el manto de neblinas, atravesar las barreras que nos imponemos, quedaremos irremediablemente encerrados y cercados, privados de Dios, sumergidos en el abismo propio por el que nos iremos al eterno.

 Tenemos que entender que la Fe real, viva, verdadera, consiste en prestarle atención al señor, en participar en su Revelación permitiéndole de esta manera volver no solo a nosotros, sino también al mundo.

 Debemos comprender que la Fe Verdadera implica un constante caminar, y es así como lo que fue necesario en un tiempo, no puede serlo ya en una etapa posterior, de manera que, si continuamos guardando esas costumbres, seguimos poniendo límites al Señor.

 Lo que invariablemente no puede cambiar, lo que no puede ser modificado, tocado o cambiado, es la esencia, y la esencia de la fe es la Revelación, el resto sí puede ser modificado, las formas cambiadas, pero lógicamente, siempre si es Voluntad de Dios, si es producto de la Revelación.

 Eso no lo entendieron los hebreos, por ello, se apegaron a sus costumbres y rechazaron la Revelación, quisieron un Dios incapaz de Revelarse, un dios muerto.

 Estamos haciendo lo mismo, estamos impidiendo, rechazando, oponiéndonos a la Revelación del Señor, entonces, estamos queriendo, pidiendo y teniendo un dios muerto.

 Hoy en día, con la excusa de modernizar, adaptar a los tiempos, etc., se cambian las religiones, se modifican, pero no en lo que deben ser cambiadas o modificadas, sino justamente en lo que no deben ser tocadas.

 Se debe cambiar el impedir y oponerse a la Revelación, se debe colaborar con la Revelación Que Es La Venida del Señor, pero dejando esto de capital importancia de lado, se cambian o modifican otras cosas.

 Se mata o apaga la revelación mientras se les construye una apariencia seductora, encantadora, atrayente, llegando de esta manera a ser las religiones mas bien empresas que venden o promocionan un producto, que verdaderamente religiones al servicio de Dios para el bien de muchos.

 Una persona que dice creer en Dios y tener fe, si no colabora en la Revelación y no permite la vuelta del Señor, ni cree en Dios ni tiene Fe, por ello, se engaña a si misma, y peor es la situación si después pretende hacer creer eso mismo a otros.

 Peor todavía es la situación si una religión entera dice creer en Dios y tener Fe, mientras que impide, apaga, combate y persigue la Revelación, porque ahí llega a ser como los fariseos, maestros, saduceos, escribas, etc., no solo no entra, sino que no deja entrar a otros en el Reino de Dios.

 El Reino de Dios es necesariamente la Revelación de Dios, si Dios no puede Revelarse, no Reina, y si Reina es porque puede Revelarse, entonces, ¿Dónde Vive El Señor?, ¿Dónde esta Dios?...

 Dios Vive donde se puede Revelar, El Señor Reina donde se puede Revelar, Dios esta donde se puede Revelar, lo demás, es solo apariencias, hipocresía, engaño, falso profeta, anticristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS , Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él   La oración es el punto de encuentro con...