viernes, 24 de enero de 2014

EVOLUCIÓN E INVOLUCIÓN



EVOLUCIÓN E INVOLUCIÓN

 No vivimos en el reino del revés, sino en el reino de satanás que se ha instalado cómodamente en el mundo subvirtiendo todo orden, deformando la creación, instaurando su maldito nuevo orden.

 Quienes desesperadamente quieren separar lo temporal de lo espiritual, no llegan a comprender la raíz de los hechos, el motor secreto de los acontecimientos, debido a que todo comienza en el espíritu, luego se expresa en la materia.

 Las realidades primeras son las espirituales, después se reflejan en el mundo produciendo realidades materiales.

 Esto se debe a que la primera parte de la creación, según puede leerse en el libro del Génesis, fue espiritual, luego vino la fase material, estableciendo de esta manera Dios, El Creador, el orden debido.

 Cuando nosotros humanos nos apegamos a la tierra, nos enterramos en el mundo y anulamos las realidades espirituales, nos convertimos en larvas, gusanos o serpientes que se arrastran sobre la faz de la tierra, realmente involucionamos.

 Involucionamos porque nos apegamos al suelo, a la tierra, al mundo, lo material anulando la espiritualidad, esa parte de nuestro ser donde podemos tener imagen y semejanza con Dios, con El Creador.

 La verdadera evolución de la humanidad es espiritual, consiste en un real crecimiento en el Amor a Dios, a sí mismo ordenadamente, y al prójimo debidamente:

 El verdadero amor a Dios consiste simplemente en amarlo primero, amarlo por sobre todo, todos, y especialmente sobre sí mismo, y esto se logra buscando Su Voluntad y obedeciéndolo.

 El verdadero amor a sí mismo, el amor ordenado a sí, nada tiene que ver con la vanidad y el culto a la personalidad que se practica en estos tiempos, consiste en querer para uno mismo lo que Dios quiere, porque Él, como Dios y Creador, sabe lo que nos conviene.

 El verdadero amor al prójimo, el amor debido al prójimo, consiste en amarlo como a sí, o sea, queriendo para éste lo que Dios quiere, colaborando para que se acerque-una a Dios.

 El falso amor al prójimo es el que se practica generalmente donde el prójimo es adorado como una especie de Dios o cuasi-dios, mientras nos adulamos y rendimos honores hipócrita y servilmente buscando en forma mutua aceptación y reconocimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ATENTADOS ANARQUISTAS, KIRCHNERISTAS, IZQUIERDISTAS, ETC.

ATENTADOS ANARQUISTAS, KIRCHNERISTAS, IZQUIERDISTAS, ETC. La guerra continúa y la guerra continua. Son los mismos dementes, ...