sábado, 4 de enero de 2014

HASTA EN LAS RELIGIONES



HASTA EN LAS RELIGIONES

 Las almas no quieren prestar atención al Señor, no desean obedecerlo, no quieren seguirlo en realidad, solo fingen hacerlo y se conforman con aparentarlo, porque son y desean ser superficiales y porque no quieren abandonar su abismo.

 Se han apegado a sí mismas, entonces, se pierden porque quieren, no porque Dios lo quiera, o porque Él no pueda salvarlas por incapacidad suya, si no puede salarlas es porque las almas no quieren.

 Recordar que San Pedro se hundía en el agua, pero no pudo ser rescatado-salvado por El Señor hasta que pidió auxilio. Eso mismo ocurre en estos tiempos las almas se ahogan-pierden en sí mismas, pero no quieren pedir al Señor auxilio-salvación.

 Obran al contrario, se esfuerzan por mentirse, engañarse y por continuar observando una realidad irreal, realidad virtual, algo que no existe en realidad.

 No aceptan, no ven ni quieren entender que se están hundiendo desesperadas en sí mismas, no advierten siquiera que crece su angustia, su desesperación y que padecen una abominable desolación.

 Se esfuerzan por creer que todo esta bien, que viven el paraíso en la tierra, porque quieren creer que esa fantasía en la que se han escondido-evadido, es algo bueno, resistiéndose y oponiéndose a ver-entender-comprender de esta manera que no es mas que un sepulcro donde se entierran alejándose de Dios.

 No quieren ni aceptar la idea de que son imperfectas, se encierran en sí mismas y se repiten mentiras hasta creerlas, para después decir que creen en Dios, no viendo que han llegado a estar totalmente opuestas a Dios y que se han convertido en almas demoníacamente viciosas, corruptas, desamoradas.

 Las almas realmente hacen esfuerzos por continuar postradas en tinieblas, por seguir olvidadas de Dios fingiendo hipócritamente que lo aman, sirven, obedecen y hasta que le pertenecen.

 Pantomima infernal se vive en estos tiempos donde hasta en las religiones impera la hipocresía desamorada, orgullosa, miedosa, vanidosa y narcisista.

 ¿Qué es lo que hacen?, continúan con sus prácticas, actividades, costumbres no queriendo abrir los ojos, no advirtiendo que han perdido a Dios, que han construido en las tinieblas de la rebeldía y oposición a Él, del olvido y de la negación de Dios, simplemente porque han impedido la Revelación.

Leer:

EL DESENGAÑO DE LA RELIGIÓN:



No hay comentarios:

Publicar un comentario