domingo, 5 de enero de 2014

LO IDEAL SERÍA QUE LO CONOCIERAN



LO IDEAL SERÍA QUE LO CONOCIERAN

 Debemos considerar que Dios Es Santo, Sagrado, algo que siempre se supo, pero que en estos tiempos de inmundicia espiritual y de decadencia de la humanidad, se ha olvidado, deformado y hasta cambiado.

 Hoy se presenta a un dios tan humano que resulta infernal, meloso, débil, inútil, insoportable como demonio. Dios no adula a la humanidad, no le rinde culto, ni la felicita si desea continuar siendo inmunda y depravada.

 Almas pusilánimes han tomado el poder, se han adueñado del control de las religiones y las han subvertido, revolucionado, cambiado y convertido en verdaderos culto satánicos inútiles donde Dios no esta ni estará.

 Estamos ante la anunciada ‘abominación desoladora’, la ausencia mas grande y horrenda de Dios, una época de oscuridad sin precedentes donde la humanidad se ha postrado a los pies de satanás.

 Dios Es Santo, no es como nosotros, sin embargo, ególatras infernales disfrazados de líderes religiosos o maestros, han construido una imagen de Dios repugnante, abominable, inmunda e infernal.

 Le han dado lugar a satanás, simplemente porque ellos mismos lo llevan en su inmundo, decadente y corrupto corazón vacío de Dios y lleno de orgullo.

 Se le falta el respeto a Dios, se lo insulta, se lo blasfema incluso en el mismo Nombre de Dios, demostrando la incoherencia total de las almas embriagadas de orgullo.

 Hacen una caricatura de Dios en la que se mete-cuela satanás infiltrando su inmundo y repulsivo espíritu, transfigurándose en ángel de luz para reclamar adoración, aceptación, reconocimiento, porque el cerdo infernal, satanás, es un maldito ególatra que busca ardientemente desesperados tales cosas inútiles.

 Los líderes inmundos depravados, corruptos y desamorados que se rinden culto a sí mismos, hablan de Dios, mas no lo ven ni lo conocen, lo ideal sería que lo conocieran, adoraran, trataran con Él, que verdaderamente lo amaran, pero es imposible, simplemente porque son unos malditos ególatras desesperados por ser adorados como su padre, satanás, el primer orgulloso perdido en el abismote su egolatría narcisista.

 Sería ideal que conocieran a Dios, trataran con Él, lo adoraran, amaran, sirvieran, siguieran, obedecieran, sería ideal que hicieran lo que tienen que hacer, lo mismo que fingen y dicen hacer, pero que no hicieron, no hacen, ni harán desgraciadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario