domingo, 5 de enero de 2014

LO QUE NO ENTIENDEN LOS QUE DICEN SERVIR A DIOS



LO QUE NO ENTIENDEN LOS QUE DICEN SERVIR A DIOS

 Hay algo que los supuestos líderes de las religiones, sea cual fuere su rango, autoridad, responsabilidad, etc., no han comprendido, no se consagran a Dios para someter a Dios, no se entregan supuestamente a Él para rendirlo a sus pies.

 La verdad es absolutamente al revés de lo que en su orgullo, vicios y comodidades entienden, suponen, quieren y desean, si se consagran a Dios, es para amar a Dios para servirlo y obedecerlo.

 Si se consagran a Dios, no pasan a ser santos por el mero hecho de una consagración, la consagración deben adquirirla, deben aprender a renunciar a si mismos, a cargar la Cruz y seguir al Señor.

 Deben considerar que si cargan la Cruz no es para despreciarla, tirarla, o peor, venderla y venderse a satanás, porque ahí, por mas que digan y crean amar a Dios y servirlo, se están consagrando al adversario y su destino final será el infierno.

 Si van a seguir al Señor para servir a Dios, deben tomar La Cruz, abrazarla, no es algo decorativo, no es un amuleto, ni es parte de un uniforme o de un discurso de ventas.

 Si van a seguir al Señor y servir a Dios, deben abrazar la Santa Cruz, y no es algo formal, es muy real, porque en el camino que dicen querer seguir, no hay otra cosa mas que un camino recto.

 Esto significa que, si siguen verdaderamente al Señor y si sirven verdaderamente a Dios, deben renunciar a sí, abrazar Su Cruz y seguirlo, pero, ¿Seguirlo a dónde?, a ofrecer un Santo Sacrificio de sí mismo.

 Acá se equivocan muchos, no es al estrellato y al triunfo en el mundo, no es a la fama y al poder, al dinero y las comodidades, si tales cosas buscan y gustan, no es al Señor al que siguen, sino a satanás y su hijo, judas.

 Hay quienes fingen pobreza y desprendimiento, hasta la humildad la están fingiendo hipócrita e inmundamente en estos tiempos, pero la verdad es que se han llenado de orgullo y cultivan el amor propio, practican el culto a la personalidad, el ‘yoísmo’.

 Hay algo que aun no han comprendido, si van a seguir al Señor para servir a Dios, su vida es y debe ser un sacrificio, un real martirio, una verdadera renovación y actualización de La Pasión, si no ofrecen una actualización del Santo Sacrificio, no entraron, no entran, ni entrarán en El Reino de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario