sábado, 11 de enero de 2014

PARA PERDERLAS POR SIEMPRE



PARA PERDERLAS POR SIEMPRE

 Como no nos sometemos, como no le hacemos caso, satanás nos odia, demostrando que es un maldito espíritu caprichoso preocupado por él mismo que se desespera por ser creído en sus delirios.

 Dice que es como Dios o mas que Él, entonces, cuando un alma le cree sus fantasías, la adula, adora, porque ha encontrado compañía en el mundo, ha hallado un antro en el que recalar.

 Ahí se establece, de a poco avanza y termina posesionándose, se adueña, porque se funde con el alma que lo va aceptando, eligiendo, recibiendo, que va consintiendo sus caprichos, conformándolo en sus ambiciones y que termina entregándosele o consagrándosele.

 Las almas no consideran estas cosas simples y evidentes, están perdidas en el mundo, atrapadas en sus preocupaciones, enredadas en sus ocupaciones, no advirtiendo que es así como satanás logra distraerlas apropósito para irse infiltrando en ellas.

 Considerar que es un espíritu, por ello, cuando el alma consciente sentimientos y pensamientos que éste le sugiere, termina a su merced, esta recibiendo a satanás y esta entregándosele con todo lo que esto implica, incluso aunque no comprenda lo que esta haciendo.

 Las consecuencias de sus acciones continúan operándose por mas que la persona crea no obrar mal, por mas que diga y crea obrar bien. Esto es así porque si tomamos veneno, aunque no creamos que es veneno, nos va a envenenar.

 Considerar también otra nefasta cuestión: cuando las almas se entregan a vicios, son consumidas o devoradas por éstos, y éstos, como son espíritus, no solo en ellas crecen, sino que también aumentan su presencia en el mundo.

 Las almas son comidas o devoradas por espíritus impuros que son los vicios, y en vez de combatirlos, los consienten, aceptan esos aparentes dones satánicos dejándose arrastrar a la perdición eterna.

 Un vicio es presentado por satanás como algo bueno, justo, conveniente, etc., a las almas y si éstas no buscan a Dios, sucumben ante el enemigo que las seduce, engaña y avanza en y sobre ellas para perderlas para siempre.

Leer:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES COMPLETO:

El-reino-de-los-cielos:

El-reino-del-limbo-superior:

El-reino-del-purgatorio:

El-reino-de-la-humanidad:

El-reino-animal:

El-reino-vegetal:

El-reino-natural:

El-reino-del-limbo-inferior:

El-reino-infernal:

No hay comentarios:

Publicar un comentario