miércoles, 15 de enero de 2014

PARA PERTENECER AL LINAJE DIVINO



PARA PERTENECER AL LINAJE DIVINO

 El alma que no ama a Dios en verdad, queda hundida, encerrada, atrapada en sí misma, ella misma llega a ser una tumba, una sepultura en la que yace preocupándose por sí y lamentándose como en el infierno, acá en la tierra.

 Amar a Dios en verdad es buscar Su Voluntad y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe renunciando a la propia voluntad para ello, porque de nada sirve orar y decir, “Que Se Haga Tu Voluntad como en el Cielo acá en la tierra”, si el alma misma que lo menciona no colabora en ello.

 Ese es el problema, somos hipócritas, nos engañamos a nosotros mismos, no amamos a Dios ni nos interesa hacerlo en realidad, solo vagamos por el mundo, reptamos sobre la faz de la tierra buscando adoración, aceptación, reconocimiento, y haciendo todo lo que sea necesario al efecto.

 Notar la diferencia, debemos buscar la Voluntad de Dios y hacer el esfuerzo para Que Se Haga-Reine-Triunfe, cuando lo que venimos haciendo es tratar de hacer reinar, imperar, prevalecer e imponer nuestra voluntad.

 Es por ello que queda mas que en evidencia que somos caprichosos preocupados por cultivar los caprichos, empeñados en extender el reino de satanás en el alma y en el mundo, que es el reino de la rebeldía contra la Voluntad de Dios, de los caprichos y de la abominable desolación.

 Es en el paso por el mundo, mientras nos hallamos en el tiempo, donde elegimos el linaje, luego, es también acá donde llegamos a confirmar tal elección, y finalmente, donde decidimos el destino eterno.

 Para pertenecer al linaje de Dios no basta con practicar una religión, incluso, en el estado lamentable, calamitoso y deplorable en el que se encuentran las religiones, incluso sería recomendable salir de éstas y comenzar a buscar a Dios por cuenta propia.

 Para pertenecer al linaje de Dios hay que obedecer a Dios, los hijos rebeldes, son hijos de satanás, porque ese cerdo infernal es el primer rebelde contra la Voluntad Divina, el primer cerdo ambicioso desesperado por ser adorado en el lugar de Dios, simplemente porque es un cerdito insatisfecho al que todo le parece poco.

 Es fácil de entender, genera ambición y caprichosamente exige satisfacción, obteniéndola, no quiere darse por conforme o satisfecho, al contrario, se muestra ofendido y exige una nueva y mas grande satisfacción, entonces, siempre todo le parece poco ambicionando en forma creciente siempre mas.

 Ese camino de autodestrucción es el que las almas siguen en estos tiempos, entonces, ese camino es el camino e la perdición, aquel en el que las almas terminan por ser hijas de satanás, herederas de judas, ciudadanas del infierno, incluso aun pasando por el mundo, aun hallándose en el tiempo.

 Esto se debe a que el alma mientras estamos de paso por el mundo puede hallarse en El Cielo, en el infierno, el purgatorio, etc., dependiendo el estado espiritual en el que se encuentre, eso lo determina su pureza o impureza, lo que no necesita mucha explicación para comprenderlo.

Leer:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES COMPLETO:

El-reino-de-los-cielos:

El-reino-del-limbo-superior:

El-reino-del-purgatorio:

El-reino-de-la-humanidad:

El-reino-animal:

El-reino-vegetal:

El-reino-natural:

El-reino-del-limbo-inferior:

El-reino-infernal:

No hay comentarios:

Publicar un comentario