domingo, 5 de enero de 2014

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (III)



PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (III)



PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (I):

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (II):


Espíritu de JUSTICIA: ASÍ SE CUMPLEN LAS PALABRAS DE SAN PABLO, “ES ÉL EL QUE VIVE EN MÍ”

 Amar a Dios es Obedecer a Dios, y para poder Obedecer a Dios, hay que prestarle atención, es evidente que un mero cumplimiento mecánico o una innovación indiscriminada acorde al gusto de muchos, nada tiene que ver con Dios, fe, religión, culto o espiritualidad.

 Para Obedecer a Dios hay que buscar Su Voluntad, discernirla, esforzarse para encontrarla y sacrificarse para obedecerla, renunciando a la propia.

 Ahí es donde las almas realizan un santo sacrificio, donde incruentamente, sin derramar sangre, actualizan el Santo Sacrificio del Señor.

 Si falta esta renuncia real a sí mismo para aceptar la Voluntad de Dios y para seguirlo, las almas construyen en la arena, se apoyan en sí mismas y se dedican-consagran a sí mismas, no a Dios, con el agravante de que fingen y hasta creen hacerlo, volviéndose por ello hipócritas embusteras que se engañan y engañan a otros.

 Tal engaño las conduce a creer que también engañan a Dios, entonces, es ahí donde se desata su presunción y acaban perdidas en su propio engaño, ahogadas en el error que adoran, sometidas a las tinieblas que desean tener y sostener mientras son consumidas y devoradas por éstas que aumentan al comerlas.

 Día a día se debe buscar a Dios, hacer el esfuerzo por alcanzar Su Revelación, porque ahí es donde estamos cargando Verdaderamente La Santa Cruz, donde llegamos a seguir al Señor como es debido.

 Una vez que realizamos ese esfuerzo, debemos terminar con la renuncia real a nosotros mismos en lo que en ese día Dios quiera o nos pida, porque es ahí donde comenzamos a aceptar Su Voluntad, donde somos crucificados con y como El Señor.

 Luego, debemos esforzarnos por perseverar en esa Voluntad Divina Revelada, porque ahí acaba el alma de morir a sí misma, de ser consagrada realmente a Dios, y es ahí donde puede entrar en Su Presencia.

 También es ahí donde comienza la Vida-Presencia de Dios en el alma, es ahí donde El Señor Vuelve, y no solo al alma que lo busca, sino también al mundo para bien de muchos.

 Un alma que busca al Señor, que participa-colabora en Su Revelación, esta recibiendo por esa Palabra de Dios dirigida personalmente a ella, una Palabra de la Palabra de Dios, y El Señor, Jesús, El Hijo de Dios, Es esa Palabra, entonces, esta comulgando espiritualmente con Él.

 Este es el estado en el que debemos pasar por el mundo, de habitual y total comunión con Él donde Él puede Volver a nosotros, donde puede entrar, pasar y limpiarnos, purificarnos, prepararnos y consagrarnos-entregarnos al Padre.

 Tal cosa la realiza uniéndonos a Su Santo Sacrificio, haciendo nuestra renuncia una con su renuncia y uniendo ese renunciamiento a sí al suyo, para que nuestra ofrenda al Padre vaya anexa a su ofrenda y de esta manera seamos recibidos como si de Él mismo se tratase, o sea, es así como llegamos a ser hijos de Dios.

 Solo así es como El Señor Vuelve, solo así es como se cumple lo que dijo San Pablo, “No soy yo, Es Cristo Que Vive en mí”.

Leer:







Revelación pública y privada:

¿Por qué no Vuelve El Señor?




NO HAY OTRO CAMINO PARA ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS:




Espíritu de VERDAD: LO IDEAL SERÍA QUE LO CONOCIERAN

 Debemos considerar que Dios Es Santo, Sagrado, algo que siempre se supo, pero que en estos tiempos de inmundicia espiritual y de decadencia de la humanidad, se ha olvidado, deformado y hasta cambiado.

 Hoy se presenta a un dios tan humano que resulta infernal, meloso, débil, inútil, insoportable como demonio. Dios no adula a la humanidad, no le rinde culto, ni la felicita si desea continuar siendo inmunda y depravada.

 Almas pusilánimes han tomado el poder, se han adueñado del control de las religiones y las han subvertido, revolucionado, cambiado y convertido en verdaderos culto satánicos inútiles donde Dios no esta ni estará.

 Estamos ante la anunciada ‘abominación desoladora’, la ausencia mas grande y horrenda de Dios, una época de oscuridad sin precedentes donde la humanidad se ha postrado a los pies de satanás.

 Dios Es Santo, no es como nosotros, sin embargo, ególatras infernales disfrazados de líderes religiosos o maestros, han construido una imagen de Dios repugnante, abominable, inmunda e infernal.

 Le han dado lugar a satanás, simplemente porque ellos mismos lo llevan en su inmundo, decadente y corrupto corazón vacío de Dios y lleno de orgullo.

 Se le falta el respeto a Dios, se lo insulta, se lo blasfema incluso en el mismo Nombre de Dios, demostrando la incoherencia total de las almas embriagadas de orgullo.

 Hacen una caricatura de Dios en la que se mete-cuela satanás infiltrando su inmundo y repulsivo espíritu, transfigurándose en ángel de luz para reclamar adoración, aceptación, reconocimiento, porque el cerdo infernal, satanás, es un maldito ególatra que busca ardientemente desesperados tales cosas inútiles.

 Los líderes inmundos depravados, corruptos y desamorados que se rinden culto a sí mismos, hablan de Dios, mas no lo ven ni lo conocen, lo ideal sería que lo conocieran, adoraran, trataran con Él, que verdaderamente lo amaran, pero es imposible, simplemente porque son unos malditos ególatras desesperados por ser adorados como su padre, satanás, el primer orgulloso perdido en el abismote su egolatría narcisista.

 Sería ideal que conocieran a Dios, trataran con Él, lo adoraran, amaran, sirvieran, siguieran, obedecieran, sería ideal que hicieran lo que tienen que hacer, lo mismo que fingen y dicen hacer, pero que no hicieron, no hacen, ni harán desgraciadamente.

Espíritu de LIBERTAD: DICEN QUE ADORARLOS, ES ADORAR A DIOS

 Quienes dicen seguir y servir a Dios, tanto mas cuando tienen algún puesto de autoridad, son como los fariseos, maestros de la ley, saduceos, etc., porque cuidan las apariencias, realizan discursos pero jamás levantan la mirada de su ombligo, nunca dejaron de adorarse a sí mismos.

 No dejaron de estar pendientes de sí mismos ni por un instante, ni quieren hacerlo, ni lo harán, solo y siempre van a continuar preocupándose por sí mismos y desesperándose por ser populares, por mostrarse como la turba quiere adorarlos.

 Se dedican a su público, le rinden culto a su imagen y se han vuelto totalmente superficiales, verdaderos ególatras desesperados por lograr ser adorados, aceptados, reconocidos.

 Como si de artistas se tratase, se empeñan en mantener altos índices de popularidad, quieren estar en la vista de todos, ser reconocidos, tomados en cuenta y no olvidados.

 No hacen mas que preocuparse por sí mismos, y por ello, no hacen otra cosa mas que dedicarse a sí, a esa inmunda imagen por la que esperan ser adorados, vistos, reconocidos.

 Como artistas, dicen lo que el público quiere escuchar, hacen lo que el populacho celebra, aquello que las masas desean en sus vanidades inmundas ver, entonces, han dejado de mirar a Dios, han dejado de prestarle atención, han dejado consecuentemente de obedecerlo.

 Es así como se han convertido en judas, verdaderos traidores que por las moneditas de una aprobación, reconocimiento, aceptación, vendieron al Señor al mejor postor.

 Es de esta manera que se han convertido en prostitutas, porque en definitiva, es a ellos mismos que se han vendido a satanás al traicionar a Dios, al abandonarlo, al dedicarse a sí mismos.

 Podrían haberse dedicado a sí mismos en el mundo, podrían haber hecho cualquier carrera o ninguna, pero fingen amar a Dios y servirlo, y es eso lo que los convierte en hipócritas inmundos y depravados, y peor aun, dicen que rendirles culto a ellos, a su inmunda imagen satánica-orgullosa, es adorar a Dios, simplemente porque deliran de soberbia y se consideran dioses.

Espíritu de PAZ: CUANDO LO MENCIONAN, LO INSULTAN

 Dios Es Santo, entonces, quienes dicen que lo siguen, deben tender a la Santidad, pero si es todo lo contrario, si evidente y groseramente tienden a la inmundicia, corrupción y abominación, no están siguiendo ni sirviendo a Dios, sino a satanás mientras fingen seguir y servir a Dios.

 Es así como se han convertido en hipócritas infernales, verdaderos estafadores que desean ocultar sus inmundicias repulsivas, pero que, como no dejan de cultivarlas, no dejan de multiplicarse, entonces, ya son imposibles de esconder.

 Dios no deja de Ser Santo porque sus supuestos seguidores y servidores se pasen en banda al adversario y se dediquen hipócritamente a hacerse adorar, servir y aceptar ellos mismos en el lugar de Dios, Él continúa siendo Dios, y Siempre Seguirá Siendo Dios.

 Dios Es Dios, son sus seguidores y servidores los que han dejado de amarlo, adorarlo, buscarlo y recibirlo, entonces, dejaron de ser santos, dejaron el camino de la santidad para convertirse en perritas de satanás.

 Se volvieron prostitutas inmundas corruptas y depravadas que insultan a Dios y que profanan la tierra con su inmunda y repulsiva presencia pestilente mientras se arrastran-reptan fingiendo que hacen algo bueno.

 Son peores que demonios, algo tan repulsivo como un gusano o una serpiente, son verdaderamente infernales, y lo peor es que se hallan sobre la faz de la tierra engañando a las almas con sus disfraces, fingiendo que aman a Dios y diciendo que amar a Dios es adorarlos a ellos, seguirlos y obedecerlos, pagarles y creerles sus mentiras, tragar sus embustes.

 Que los supuestos seguidores y servidores de Dios lleguen a ser como demonios, o incluso peores que éstos, insulta a Dios, es el pecado contra El Espíritu Santo, aquello que no será perdonado ni en este mundo, ni en el otro.

 Una cosa deben aprender los líderes religiosos, espirituales, sectarios, o lo que sean, Dios Es Santo, ellos no y Dios sabe que no les interesa serlo tampoco, entonces, insultan a Dios, blasfeman cuando lo nombran, cuando mencionan Su Santo Nombre.

 Sus corazones son inmundos, corruptos, depravados, pestilentes, absolutamente abominables y totalmente repulsivos, entonces, cuando mencionan a Dios o pronuncian Su Santo Nombre, en vez de santificarse por Su Santidad, lo insultan a Él y se envenenan a sí mismos por ser indignos de mencionarlo.

Espíritu de LUZ: LO QUE NO ENTIENDEN LOS QUE DICEN SERVIR A DIOS

 Hay algo que los supuestos líderes de las religiones, sea cual fuere su rango, autoridad, responsabilidad, etc., no han comprendido, no se consagran a Dios para someter a Dios, no se entregan supuestamente a Él para rendirlo a sus pies.

 La verdad es absolutamente al revés de lo que en su orgullo, vicios y comodidades entienden, suponen, quieren y desean, si se consagran a Dios, es para amar a Dios para servirlo y obedecerlo.

 Si se consagran a Dios, no pasan a ser santos por el mero hecho de una consagración, la consagración deben adquirirla, deben aprender a renunciar a si mismos, a cargar la Cruz y seguir al Señor.

 Deben considerar que si cargan la Cruz no es para despreciarla, tirarla, o peor, venderla y venderse a satanás, porque ahí, por mas que digan y crean amar a Dios y servirlo, se están consagrando al adversario y su destino final será el infierno.

 Si van a seguir al Señor para servir a Dios, deben tomar La Cruz, abrazarla, no es algo decorativo, no es un amuleto, ni es parte de un uniforme o de un discurso de ventas.

 Si van a seguir al Señor y servir a Dios, deben abrazar la Santa Cruz, y no es algo formal, es muy real, porque en el camino que dicen querer seguir, no hay otra cosa mas que un camino recto.

 Esto significa que, si siguen verdaderamente al Señor y si sirven verdaderamente a Dios, deben renunciar a sí, abrazar Su Cruz y seguirlo, pero, ¿Seguirlo a dónde?, a ofrecer un Santo Sacrificio de sí mismo.

 Acá se equivocan muchos, no es al estrellato y al triunfo en el mundo, no es a la fama y al poder, al dinero y las comodidades, si tales cosas buscan y gustan, no es al Señor al que siguen, sino a satanás y su hijo, judas.

 Hay quienes fingen pobreza y desprendimiento, hasta la humildad la están fingiendo hipócrita e inmundamente en estos tiempos, pero la verdad es que se han llenado de orgullo y cultivan el amor propio, practican el culto a la personalidad, el ‘yoísmo’.

 Hay algo que aun no han comprendido, si van a seguir al Señor para servir a Dios, su vida es y debe ser un sacrificio, un real martirio, una verdadera renovación y actualización de La Pasión, si no ofrecen una actualización del Santo Sacrificio, no entraron, no entran, ni entrarán en El Reino de Dios.

Espíritu de AMOR: AL FINAL, TODAS JUNTAS AL INFIERNO

 Si las almas desean seguir al Señor y servir a Dios, evidentemente no lo van  a poder hacer en las religiones, ya se acerca la hora y estamos en ella en la que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en Espíritu y Verdad, hora en la que va a ser absolutamente necesario abandonar las religiones para conservar la Fe.

 Quienes solo miran lo superficial, quienes solo tienen un espíritu débil, tal cosa les va a resultar imposible, pero que consideren, ¿A quién van a buscar cuando se reúnen en sus templos, sinagogas, etc.?, a Dios, pero si Dios no esta porque esa religión, culto o espiritualidad no adora a Dios, sino que le rinde culto a la personalidad de su líder, ¿Qué van a buscar?.

 Mas allá de lo que vayan a buscar con buena intención, lo que van a encontrar es esto: a satanás haciéndose adorar en la persona de los líderes religiosos, espirituales, cultuales, etc.

 Van a encontrar a satanás con su espíritu maldito e inmundo de orgullo practicando la egolatría infernal, rindiéndole culto a la imagen con la que es maldito lobo se disfraza de cordero.

 Se le rinde culto al dinero, se busca poder, se desesperan por obtener clientes-fieles, porque cuando dicen que van a misionar, solo quieren captar adeptos-adictos, otras almas a las que someter, devorar, transformar en demonios peores que ellos.

 Cuando dicen que sirven a Dios y se empeñan en conquistar el mundo, ¿Qué es lo que están haciendo sino colaborar con satanás y servir a sus ambiciones y caprichos?.

 A Dios hay que adorar, pero tal cosa es imposible cuando se monta un espectáculo religioso, cuando se realiza un show, cuando solo se cumplen prescripciones y se construyen en, por y para el mundo.

 Ahora la fe de las almas es probada, aquellas que realmente quieran amar a Dios, seguir al Señor y servirlo, pasando por el mundo en verdadera entrega-consagración a Él, van a tener la oportunidad de hacerlo.

 Esto lógicamente que no va a ser en las religiones tradicionales, en los cultos y espiritualidades conocidos hasta ahora, sino que, justamente, va a consistir en abandonar tales inmundicias desconsagradas a Dios y consagradas a satanás.

 La prueba consiste en que las almas que deseen amar a Dios en verdad, van a tener que salir de aquellas religiones, cultos, espiritualidades, etc., que se han deformado y entregado a satanás, para poder buscar a Dios en verdad y poder llegar a adorarlo en Espíritu y Verdad.

 Las almas faltas de fe, faltas de amor, como masas sin levadura, van a quedar chatas echadas en sí mismas, apagadas al suelo y adorando a sus líderes, desgraciadamente van a despreciar a Dios y desechar la Fe, porque no se han movido ni quieren hacerlo.

 Tienen los líderes inmundos, corruptos, perversos y depravados que se merecen, porque no han querido amar a Dios, no quieren ni querrán, prefieren la comodidad de la indiferencia, quieren tener líderes que finjan ocuparse de ellas, porque así continúan cómodas en sus vicios y perversiones.

 Desean continuar sin convertirse, sin salir de su abismo, entonces, van a tener pastores acordes a sus depravaciones, otros farsantes hijos de satanás que les van a decir que obran bien al no moverse, al no convertirse y al no tener fe verdadera, porque eso es lo que quieren escuchar, entonces los van a adorar, y al final, todas juntas se van a ir al infierno.

Espíritu de MISERICORDIA: ¿SE ACABÓ LA REVELACIÓN?, SE ACABÓ LA RELIGIÓN

 Quienes deseen amar a Dios en Verdad, deben considerar que Dios Es Amor, por ello, si realmente están buscando a Dios y dirigiéndose a Él, tienen que ir creciendo en amor.

 El amor a Dios no consiste en entregarse-consagrarse a los hermanos, no consiste en realizar la opción preferencial por los pobres, no consiste en hacer caridad fingiendo humildad, ni consiste en todas las cosas que el líder sectario de la iglesia católica quiere hacer creer a sus files adeptos y al mundo.

 Es un embustero, un hipócrita, real hijo de satanás y heredero de judas, un impostor, uno de los tantos anticristos que deambulan sobre la faz de la tierra seduciendo a las almas, engañándolas, diciéndoles lo que desean escuchar y haciendo lo que no quieren entender.

 Hacen lo que no quieren ver ni entender, él mismo se consagra a satanás y lo que tiene entre manos también lo consagra a satanás, por ello, todos los que lo siguen fanáticamente, también se consagran a satanás.

 ¿Por qué todo esta consagrado a satanás?, porque no se busca la Voluntad de Dios, porque se apaga e impide, y hasta persigue la Revelación de Dios, cosa que solo sirve a satanás, porque si Dios se revela dice lo que las almas no quieren escuchar, llama a la conversión, a la renuncia, al sacrificio y a la verdad.

 Dios no miente, por ello, quienes se han convertido en dictadores de las religiones anularon por completo la Revelación y se han convencido a sí mismos para convencer a sus adeptos, seguidores, adictos fieles y aduladores fanáticos, de que Dios no puede Revelarse.

 Si Dios se Revela, dice la Verdad porque Dios Es La Verdad, por ello los líderes religiosos que sirven a satanás porque solo se dedican a su imagen y se rinden culto a sí mismos, no quieren que Dios Se Revele, quedarían al descubierto, nadie les creería, nadie los seguiría, ya nadie continuaría aportando para que se engorden y revienten de orgullo.

 Los seguidores, aduladores, adoradores y fanáticos que siguen a tales líderes religiosos, han padecido un lavado e cerebros, adoran a sus líderes y no quieren ni escuchar la Verdad, entonces, que los tengan y se queden con ellos, que se pierdan junto a ellos, dado que a esta escrito que todos los que adoran a la bestia y a su imagen, junto con satanás, la bestia, su imagen, etc., son y serán arrojados al infierno.

 Simplemente, se acabó la Revelación, se acabo la religión.

Leer:
















EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿En qué consiste hoy?:

CLASES DE DEMONIOS:

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL:


COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):


No hay comentarios:

Publicar un comentario