domingo, 12 de enero de 2014

PERO LAS ALMAS NO QUIEREN



PERO LAS ALMAS NO QUIEREN

 El alma que no hace un esfuerzo real por su Verdadero y Eterno Bien, termina realizando esfuerzos inútiles por ser esclava, por volverse desgraciada, por autodestruirse, arruinarse, estropearse ahora y para siempre también.

 Por debilidad vicio, naturaleza viciosa, corrupta y decadente, las almas se inclinan a ser esclavas, a hundirse en el abismo, se desmoronan en sí, se ahogan en vicios y se pierden en perversiones.

 Deben hacer un esfuerzo para vencer su naturaleza caída, decadente, corrupta y tendiente siempre a una ruina peor, por ello es que las almas perezosas con el correr del tiempo acaban saltando de abismo en abismo hasta arruinarse de tal manera que terminan siendo irrecuperables.

 El problema es que las almas permanecen indiferentes a su Bien Verdadero, no les interesa, no lo buscan, no lo conocen, no lo desean, entonces, se adormecen, sucumben lentamente diciendo incluso que son libres.

 La muerte eterna les va succionando de a poco la vida, las va vaciando, consumiendo lentamente, entonces, no lo notan, solo se apagan, adormecen entrando en un letargo que al final las condena a la perdición eterna.

 De a poco se van muriendo y no lo notan, se van debilitando, corrompiendo, se pudren en vida y no advierten el avance de la muerte, al final, están en un abismo tan grande y son tan débiles que ya no pueden ni quieren salir.

 Ahí niegan la verdad evidente, ocultan el hecho irrefutable de que están pudriéndose en vida, que yacen sin vida en su propio cuerpo dedicándose a vanidades, o peor, haciendo esfuerzos para corromperse aun mas, por estropearse de una manera peor.

 En ese camino de autodestrucción Dios permite un tropiezo para que despierten, una sacudida o advertencia, pero las almas no quieren abrir los ojos, no quieren escuchar, no quieren entender, solo se limitan a esforzarse en perderse aun mas.

 Por obra de Misericordia Divina, de Verdadera Misericordia, tienen una oportunidad de despertarse, abrir los ojos, ver la realidad, de desear salir de su abismo, pero no quieren se empecinan en hundirse mas aun en el abismo que conocen.

 Esa Revelación de la Verdadera Misericordia Es El Gran Milagro es donde Dios quiere generar en las almas un poco de buena voluntad para poder rescatarlas, salvarlas, asistirlas, sacarlas de su abismo. Otra vez, las almas no quieren.

 Esto es análogo al tiempo en el que El Señor mismo pasó por el mundo Revelando el Amor de Dios en forma Misericordiosa, invitando a la conversión, queriendo remediar el origen de todos los males, la rebeldía contra Dios, el estar apartado-separado de Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario