¿POR QUÉ TIENE MIEDO satanás?



¿POR QUÉ TIENE MIEDO satanás?

 Aun siguiendo al Señor, aun buscando su Voluntad y colaborando en Su Revelación, se genera miedo, surge preocupación por sí mismo, lo que motiva que queramos ponerle límites al Señor, que le digamos ‘basta’, o que tratemos de desviarlo, manipularlo, dominarlo, etc.

 A veces ni tiene que tocarnos el adversario, solo ronda para que percibamos su inmundo espíritu, para transfundirnos su esencia que es el miedo, la preocupación por sí.

 También puede sugerirnos pensamientos, asustarnos con insinuaciones, provocar sugestiones, etc., realizando un trabajo de control mental por el que nos va postrando, ahogando y encerrando.

 Considerar que el miedo es contagioso, se transfunde, y como el adversario, satanás, es un miedoso, nos contagia su miedo, esa inútil preocupación por sí cuando se acerca y nos ronda.

 El infeliz quiere intimidarnos, asustarnos, perturbarnos, desea hacernos creer que los que tenemos miedo somos nosotros cuando la realidad es que el que tiene miedo es él.

 ¿Por qué tiene miedo satanás?, no es ninguna ciencia, simplemente porque esta encerrado en él mismo, hundido en su propio abismo y porque vaga en tinieblas desesperado por lograr ser amado, adorado, tomado en cuenta.

 En su soberbia quiere convencernos de que los que tenemos miedo somos nosotros, porque quiere que lo tengamos, porque así es como nos somete, domina, controla, esta es la forma en la que logra ponernos a su disposición y hacernos danzar al compás de sus caprichos al obligarnos que le procuremos satisfacción.

 Lo peor de todo es que eso sucede sin que nos demos cuenta, permanecemos ajenos a estas realidades espirituales, solo pensamos que tenemos miedo, o solo nos dedicamos a hacer lo mismo que el adversario, nos empeñamos en hacernos obedecer y tratamos de intimidar a otros para que se convenzan de que son inferiores y nosotros superiores.

 Mientras continuemos sin amar a Dios, sin obedecerlo, sin adorarlo en verdad, vamos a seguir los pasos de satanás, vamos a continuar su camino, incluso lo vamos a adentrar, profundizar, consumar, es decir, vamos a caer mas bajo todavía.

 Esto se debe a que nos vamos a convertir en mas miedosos ególatras desesperados por se adorados y llegaremos a convertirnos en vanidosos mentirosos que se creerá sus mentiras al punto de llegar a ser hipócritas consumados.

 Hipócritas consumados quiere decir que nos creeremos las propias mentiras, seremos los primeros engañados con las fantasías que nos decimos, abismo del que ya no podrá sacarnos Nuestro Salvador, simplemente porque no querremos salir y el rechazarlo va a ser una constante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS CARNAVALES SON AQUELARRES (ESTO ES LO QUE VERDADERAMENTE SUCEDE)

bergoglio NO ES EL VICARIO DE CRISTO, SINO DEL ANTICRISTO

¿QUÉ CELEBRAMOS HOY, DOMINGO 31 DE DICIEMBRE?, La Sagrada Familia de Nazaret. Contemplar dos espiritualidades diferentes