sábado, 11 de enero de 2014

TENER MIEDO ES NORMAL, TENER FE ES DE HÉROES



TENER MIEDO ES NORMAL, TENER FE ES DE HÉROES

 La verdad es simple de entender, puede satanás querer, desear, ambicionar, etc., lo que se le ocurra, el problema siempre va a ser el mismo, que encuentre en nosotros un traidor colaboracionista.

 El traidor colaboracionista, el quintacolumnista de satanás, es nuestro miedo, esa preocupación por sí, el mar de dudas que acumulamos adentro, el fruto de la falta de Fe, de la falta de amor a Dios y de la falta de perseverancia amorosa en El Camino.

 Tener miedo es normal, somos humanos, incluso, es natural, porque es parte de nuestra naturaleza, esta en nosotros, es la parte baja, instintiva, del alma. El problema es no tener fe, o sea no ser héroes.

 Un alma llega a ser héroe cuando tiene fe y la practica. Hay almas que dicen, fingen y hasta se conocen de no tener miedo, pero niegan la realidad, están diciendo que no son humanas, desvirtúan su naturaleza.

 Sostienen tal cosa por vergüenza, orgullo, amor propio, pero también, sometidas, dominadas y controladas por el mismo miedo, a que se esfuerzan por convencerse y por convencer a otros también, de que no tienen miedo para exigir miedosamente ser amadas, adoradas, tomadas en cuenta, etc., y es así como ponen de manifiesto estar dominadas-controladas por el mido, si lo vencieran, no se dedicarían a esas cosas.

 La fe es bien utilizada cuando la empleamos para vencer el miedo, para vencernos a nosotros mismos, y tal cosa ocurre cuando renunciamos a la propia voluntad para buscar la Voluntad de Dios y para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Siempre que nos dejamos vencer por el miedo, vamos a estar colaborando con el adversario en la autodestrucción a la que quiere guiarnos, arrastrarnos, llevarnos, conducirnos, etc.

 Siempre que no busquemos la Voluntad de Dios y no perseveremos esforzándonos en colaborar para Que Se Haga-Reine-Triunfe, vamos a estar sometidos, dominados y controlados por el miedo, simplemente porque no lo habremos vencido, desterrado.

 Por mas que digamos tener fe y nos esforcemos por aparentarlo en el mundo, si no discernimos la Voluntad de Dios y no nos esforzamos en colaborar para Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida, la verdad va a seguir siendo que no tenemos fe, o que en el mejor de los casos no la utilizamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario