UNA HORRIBLE ESCLAVA DE satanás CONOCE LA VERDAD



UNA HORRIBLE ESCLAVA DE satanás CONOCE LA VERDAD

 Nos hemos vuelto inconscientes porque hemos apagado la Voz del Señor, porque no queremos escucharlo, recibirlo, porque aseemos continuos esferazos por rechazarlo, repudiarlo y prescindir de Él.

 No vemos que tal actividad nos condena a las tinieblas que forjamos, nos encierra en nosotros mismos y nos deja a merced de todos los enemigos espirituales que aprovechan al vernos sin Dios para destrozarnos.

 Dios no va a mentir, es imposible, pero nosotros estamos desesperados por ver-creer la mentira, deseamos que nos mientan, entonces, apagamos o acallamos la Voz de Dios, renegamos de la consciencia.

 De esta manera nos damos a caprichos, ambiciones y nos esforzamos por convencernos de que esta bien, no viendo que es venganza, orgullo, vicio, perversión, etc., es lo que nos esta llevando a la ruina.

 La vedad es que somos caprichosos, que no amamos a Dios ni a nadie, solo amamos nuestra ambición, la adoramos y es por ello que terminamos por ser sus esclavos.

 Esa ambición se alza, nos seduce y satanás desde afuera nos sugiere que es debido satisfacerla, que se puede y nos da la oportunidad, porque así es como nos rebela contra Dios y como adquiere poder sobre nosotros.

 Todos tenemos la oportunidad de elegir a Dios o de elegirnos a nosotros mismos. Elegir a Dios es renuncia a la propia voluntad, aprender a esperar, aprender que hay un tiempo para cada cosa y que siempre es necesario el desprendimiento.

 Si no hay renuncia, desprendimiento, si no esperamos o si no aceptamos a Dios primero, nos alzamos orgullosos, caprichosos y terminamos por convertirnos en ambiciosos que no se satisfacen nunca corriendo de una satisfacción egoísta en otra.

 No vemos que, con cada satisfacción, el adversario esta poniéndonos ganchos, cadenas, esta sujetándonos y adquiriendo poder sobre nosotros, no vemos que a ese cerdo infernal le interesa desenfrenarnos totalmente, descontrolarnos, hacer crecer la ambición, desatar los caprichos.

 No comprendemos que eso es solo un paso, porque una vez que nos hemos vuelto un manojo de gusanos, es decir, un cúmulo de caprichos siempre creciente que demandan satisfacción devorándonos-consumiéndonos por la ansiedad, llega el asalto final.

 El asalto final consiste en que en medio del caos y la confusión, el adversario nos manipula, se constituye en señor y dueño, nos domina, controla y dispone de nosotros haciéndonos hacer o no hace a su gusto y conveniencia, y por supuesto, para nuestra mayor ruina actual y eterna.

 No es difícil de entender lo que hace, primero hace creer al alma que es diosa, reina, que se merece satisfacerse en cuanto capricho desee tener, porque así es como se aparta de Dios y una vez que es consumadamente rebelde, la usa, la pone como esclava a su disposición.

 Es ahí donde el alma puede comenzar a ver-entender que no es dueña de sí como quiere creer, que es esclava de la corrupción que ha generado, de satanás a quién ha aceptado, pero se niega a verlo y continúa depravándose mas.

 Ahí es donde conocerá lo que es su patrón, a quien ha elegido en el lugar de Dios, porque por satanás se verá horriblemente traicionada y destruida.
………………….

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS CARNAVALES SON AQUELARRES (ESTO ES LO QUE VERDADERAMENTE SUCEDE)

bergoglio NO ES EL VICARIO DE CRISTO, SINO DEL ANTICRISTO

¿QUÉ CELEBRAMOS HOY, DOMINGO 31 DE DICIEMBRE?, La Sagrada Familia de Nazaret. Contemplar dos espiritualidades diferentes