martes, 18 de febrero de 2014

AMOR A DIOS Y AMOR A LA PATRIA



AMOR A DIOS Y AMOR A LA PATRIA

 El amor a Dios y a la patria surge naturalmente en las almas, pero si no se cuida ni se cultiva, si no se defiende, trabaja tanto el enemigo por sí y por medio del mundo para apagarlo que lo consigue.

 Si se apagan esos dos fuegos, el alma queda sumida en tinieblas, como cuando se apaga de repente el fuego con agua, surge humo, se nubla con el producto de su descomposición y se enfría anegándose en su misma inmundicia.

 El amor a Dios es reemplazado por amor al oro, y el amor a la patria es reemplazado por amor al poder.

 Eso sucede cuando el amor verdadero, puro y simple a Dios ya fue reemplazado previamente por amor a sí mismo.

 Considerar que las almas sin amor a Dios, llenas de orgullo, ególatras y desesperadas por ser adoradas, hacen cualquier cosa por satisfacer su ego y ambición, por ello es que se venden al diablo y en eso arrastran a quienes se les hallan subordinados, pero, si éstos eligen a Dios, si hacen un esfuerzo, no comparten su pecado y no se pierden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...