miércoles, 12 de febrero de 2014

CAMINO A MERECER MAS AÑOS DE DESOLACIÓN



CAMINO A MERECER MAS AÑOS DE DESOLACIÓN

 Ya no hay remedio, las almas eligieron ser rebeldes, desamoradas, caprichosas, obtusas, tercas, prefirieron prescindir de Dios y continuar adelante con la satisfacción de sus ambiciones.

 Pudiendo ser libres de caprichos, no quisieron, pudiendo ser libres de demonios, no quisieron, pudiendo ser libres de vicios, no quisieron, entonces, tienen lo que merecen y cosecharán lo que han sembrado, el mismo vacío o ausencia de Dios que quisieron eligieron y provocaron.

 Las almas que no eligieron a Dios cuando pudieron y debieron hacerlo, ya no lo podrán elegir, y no es porque Él se les niegue, sino porque ellas no lo quieren, se han cerrado-encerrado en sí mismas volviéndose totalmente orgullosas y renegadas, tercas, obtusas y desamoradas.

 Ya no hay salida, remedio o solución, hemos provocado la Ira de Dios, o sea, la abominable desolación, la abominación desoladora, una terrible ausencia de Dios que no cesará hasta consumarse.

 Ahora las almas van a continuar pudriéndose, deformándose, degenerándose, corrompiéndose, adquiriendo imagen y semejanza con el adversario, se van a volver demonios que reptan sobre la faz de la tierra y es porque así lo han querido.

 No va a poder salir del vacío y de la abominable desolación que han provocado, como lo dijo El Señor, no van a salir hasta pagar el último centavo, hasta que la Santa Ira de Dios sea consumada.

 Esto significa que debe ser colmada y consumida, o sea, que debe ser llenada esa ausencia de Dios. Llenamos, remediamos o reparamos la ausencia de Dios, como es evidente, buscando a Dios  recibiéndolo.

 Mientras continuemos mintiéndonos, vamos a continuar sin Dios, mientras sigamos eligiendo la hipocresía de fingir que tenemos a Dios cuando no lo tenemos, vamos a, no solo padecer su ausencia, sino también a merecer mas años de abominable desolación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA Hemos visto repetidas veces que estrellas que brillan aisladas no funcionaron como equipo, cont...