jueves, 13 de febrero de 2014

LA RAZON POR LA QUE EL SEÑOR SE REVELÓ



LA RAZON POR LA QUE EL SEÑOR SE REVELÓ

 Jesús dijo, “Yo Soy la Verdad”, y con la Verdad pasa en estos tiempos lo mismo que sucedió con El Señor en el momento de Su Primer Paso por el mundo, es odiada, perseguida y matada.

 Pero que los perversos mentirosos hijos de satanás realicen esas cosas no es tan grave como el hecho de que a las almas en general, les importa poco o nada de la Verdad.

 Como sucedió en El Señor, cuando la mentira violentamente quiere imponerse, la generalidad de las almas se pliegan a ésta y desprecian la Verdad, rechazan al Señor y se entregan a la mentira y sus planes.

 A las almas no les interesa la verdad, ni siquiera desean hacer el esfuerzo necesario para encontrarla, solo se preocupan por sí mismas, por satisfacer su ego y ambiciones, sus vicios y perversiones.

 Como trataron a Jesús, El Señor, en su Primer Paso por el mundo, están las almas de estos tiempos tratando a Su Espíritu, la Verdad, la odian, aborrecen, persiguen, ocultan, niegan, rebaten, etc., hasta hacerla desaparecer.

 Aman la mentira, y cuando la Verdad Se Revela, se esfuerzan por no verla, por negarla y acallarla.

 Si El Señor, Aquel Que Es La Verdad, Se Revela, es para liberarnos, salarnos, socorrernos, asistirnos, defendernos, pero como amamos la mentira y estamos apegados a ella, terminamos despreciando a Dios y rechazando la Salvación.

 Si rechazamos la Verdad, estamos desperdiciando el Don de Dios y rechazando Su Salvación, entonces, si ya éramos esclavos de la mentira, pasamos a serlo consentida y confirmadamente.

 Éramos esclavos de la mentira por herencia, costumbre, vicios, orgullo, miedo, debilidad, ambición, etc., y pasamos a confirmar que lo queremos y que no deseamos ser libres cuando pudiendo ser libres, no hacemos un esfuerzo por llegar a serlo.

 Podemos ser libres renunciando a la mentira y abrazando la Verdad, pero no queremos, defendemos la mentira, guardamos el orgullo y lo conservamos aumentándolo mas de cien veces, entonces, manifestamos que deseamos perdernos, confirmamos la perdición hacia la que tendemos, aquella Que El Señor quiso evitar, razón por la cuál Se Reveló, realizó un llamado o aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...