lunes, 21 de abril de 2014

SANTA CRUZ, NECESIDAD DE ABRAZARLA, CONSECUENCIAS DE NO HACERLO



SANTA CRUZ, NECESIDAD DE ABRAZARLA, CONSECUENCIAS DE NO HACERLO

 Conforme las almas vayan aceptando la Cruz van a ir encontrando al Señor y lo van a ir adquiriendo, mientras que, si continúan rechazando la Santa Cruz, van a continuar enterrándose en tinieblas.

 La Santa Cruz Es La Voluntad de Dios, ahí las almas deben rendirse, entregarse, consagrarse, salir del abismo de orgullo y egolatría narcisista infernal eligiendo amar a Dios verdaderamente.

 No sirven de nada las palabras y gestos, al contrario, son mas condenatorios aun porque quienes se dedican a las apariencias terminan haciendo lo que le mundo quiere y conformando a satanás, con lo que ello acarrea, y por mas que digan amar a Dios.

 No abrazan La Santa Cruz aquellas almas que obran por sí mismas y luego dicen que es de Dios o por Él lo que hacen. Abrazan la Santa Cruz las almas que buscan la Voluntad de Dios y que se esfuerzan por colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en su vida.

 Esto implica que haya una verdadera renuncia  así mismo, una real muerte mística en la que el alma se abre para recibir a Dios y para dejarlo Ser y Hacer. El Señor al Venir al alma le da muerte al ‘yo’, derrota al orgullo, fulmina esa muerte encarnada, instalada y en avance que hay en el alma.

 Considerar que el orgullo-amor propio es hundirse en sí, volverle la espalda a Dios, encerrarse en el propio abismo de egolatría dedicándose a reclamar adoración, aceptación, reconocimiento, etc., como los demonios.

 Eso es lo que lleva a las almas a repudiar la Santa Cruz, incluso quines dicen que la aceptan y hasta aparentan llevarla.

 Que consideren las almas que no hay mas alto honor que abrazar La Santa Cruz del Señor, nada mas importante pueden tener o desea, buscar o realizar en el mundo.

 Sin embargo las almas prefieren las vanidades del mundo pasajero al que se atan, quieren reinar en este mundo inútil de tinieblas y ser vistas, reconocidas, adoradas, tomadas en cuenta, no considerando que eso es lo que quiere satanás y que por ello es éste el que se manifiesta en ellas y por medio suyo en el mundo.

 Desde este punto de vista, importa nada la felicitación, adoración, aceptación, reconocimiento, etc., que prodiga el mundo, porque sin Dios, sin verdadero amor a Él, sin entrar en comunión real con Él, las almas continúan enterradas en sí y perdidas en tinieblas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18,

Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18 ,   “Se acabó el tiempo, se cerró una etapa, se terminó todo. La iglesia ya no salva almas. Ba...