viernes, 20 de junio de 2014

¿DÓNDE CONSTRUIRÁN EL TERCER TEMPLO DE JERUSALÉN?, EN LA PATAGONIA



¿DÓNDE CONSTRUIRÁN EL TERCER TEMPLO DE JERUSALÉN?, EN LA PATAGONIA

 Los jesuitas de estos tiempos no son los que fundara San Ignacio de Loyola, se trata de una organización masónica, una secta masónica infiltrada en la iglesia.

 Muchos de sus miembros conocen esta realidad, pero hay personas de buena voluntad que fueron y son estafadas en su buena fe y creen verdaderamente estar sirviendo a Dios y a la iglesia del Señor.

 Es la secta-organización que propugna la imposición de la teología marxista, teología de la liberación, de ahí que, con la excusa de las tres palabritas infernales-masónicas (=libertad, igualdad, fraternidad), quiera ‘democratizar la iglesia’, de la misma manera que han democratizado las naciones.

 ‘Democratizar’ para las sectas masónicas es someter al dominio oculto, disimulado, es infiltrar y transformar desde adentro para consagrar-entregar a la adoración y servicio de su dios, satanás.

 Que uno de los dos papas que se disputan el poder del vaticano sea jesuita pone en evidencia que el poder de la masonería llegó hasta la cúspide, y mas evidente se hace al haber presionado derrocado, u obligado a abdicar, al otro papa.

1.- La función del papa jesuita es imponer la doctrina masónica-marxista de la teología de la liberación, decir que se ‘democratiza’ la iglesia, dividirla, segregarla, fingir que se da poder a las conferencias episcopales regionales y locales para destruir su unidad y de esta manera restarle poder.

2.- Otra función es convertirla al mundo, enterrarla en una doctrina marxista y quitarle todo lo sacro, santo, divino, atacando de esta manera su ser santa.

3.- Otra función es imponer el ecumenismo para atacar su ser católica, eliminando todo lo que es propio de la verdadera tradición.

4.- Otra función es atacar su ser apostólica y subvirtiendo la doctrina imponer como teólogos a supuestos ‘iluminados’ que se han formado en las sectas masónicas y en doctrinas del mundo y la new age. Desde la doctrina se le asigna una función social, asistencial, limosnera y de suplicante prostituta que supuestamente habla en contra de las injusticias, cuando la realidad es que comete la injusticia mayor, dejar de obedecer a Dios.

5.- Otra función es partirla, dividirla definitivamente, trasladar su sede a otro lado, ¿Jerusalén?, ¿La nueva Jerusalén, o sea, nuestra Patagonia?, ¿Será ahí donde construyan el tercer templo de Jerusalén para dar apariencia de legalidad al nuevo estado sionista?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario