domingo, 15 de junio de 2014

GRAN AVISO, SE HUNDIRÁ EN EL MAR COMO PIEDRA DE MOLINO



GRAN AVISO, SE HUNDIRÁ EN EL MAR COMO PIEDRA DE MOLINO

 Si bien dijo El Señor que ha venido no para ser servido, sino para servir, la verdad es que se blasfema cuando se interpretan tales palabras, pues cerdos orgullosos infernales se desesperan por tener a Dios a sus pies y sirviéndolos en sus vicios, colaborando en la concreción de sus ambiciones.

 Ególatras inmundos se desesperan por ser adorados, no cesan de mentir, engañar, se excitan con la idea infernal de ser idolatrados y mienten convirtiéndose en asquerosas serpientes.

 Incluso quienes dicen orar y hasta dicen recibir al Señor o escucharlo, percibir su revelación, quieren creer y hacer creer que son adorados por Dios, que El Señor viene a adularlos, conformarlos y ponerse a su disposición.

 A ver, ¿Dios no sabe como salvar almas?, ¿No será mas bien que pretenden imponer como si fuese salvación lo que en realidad es sumisión y entrega a satanás, rendición y puesta a su disposición?.

 Son unos cerdos traidores, embusteros infernales, han convertido la creación en algo peor que Sodoma y Gomorra, algo similar al infierno, entonces, tendrán como rey al ángel del abismo, conocerán a apollyón o abbadón, el destructor.

 Esto significa que la inmundicia que en el mundo han construido cual torre de babel, será destruida, y no por mano humana, se caerá, abismará, derrumbará, como edificio que es derribado por implosión.

 Ellos mismos han socavado sus cimientos, han construido en la arena y han elevado una construcción infernal que se desbarrancará para perderse en el fondo del abismo.

 La reunión de iglesias, ese rejunte de delincuentes que desafía a Dios actualizando el pecado original, haciendo presente la torre de babel, se hundirá definitivamente en el mundo, o sea, perecerá en el espíritu inmundo del mundo que es contrario a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario