viernes, 20 de junio de 2014

PARA CONFORMAR EL ORGULLO HUMANO Y LAS AMBICIONES DE satanás



PARA CONFORMAR EL ORGULLO HUMANO Y LAS AMBICIONES DE satanás

 Lo que hará dentro de la iglesia el falso profeta, antipapa, es terminar de provocar o consumar la abominable desolación, es decir, anular la Presencia Viva de Dios.

 Una de las formas en las que Dios se halla Vivo y Presente en la iglesia es el santo sacrificio de la misa. Este es el objetivo final del asalto infernal, es lo que la masonería externa e interna atacarán irremediablemente.

 Cuando sea anulado definitivamente el santo sacrificio, se habrá impedido la Presencia Viva y Real del Señor en su iglesia. Es ahí donde comenzará inexorablemente la abominable desolación.

 La abominable desolación es la ausencia de Dios donde debería estar presente. Esto provocará el ascenso definitivo de satanás a la cúspide del mundo, el inicio de su reinado de tinieblas.

 ¿Cómo será anulado el santo sacrificio?, no de golpe porque provocaría reacción, sino gradualmente y encubriéndolo con apariencias, disimulándolo con máscaras, fingiendo que es algo bueno.

 Esa es la manera de proceder tradicional de satanás y de sus hijos-siervos-colaboradores en el mundo, la masonería.

 No es secreto sino evidencia de la vida cotidiana que se ha desplazado el sagrario primero a un costado y luego a capilla aparte, que la misa misma ha sido reformada de tal manera que se ha perdido la idea de lo sacro.

 También es fácil comprobar que se ha anulado todo lo que daba idea de santo, sagrado, incluso que el santo sacrificio es realizado en cualquier lugar y de cualquier manera, hasta espectáculos artísticos se realizan en o durante el supuesto santo sacrificio.

 También se realizan celebraciones ecuménicas y de otras confesiones religiosas n los templos.

 Todo esto provoca un volverle la espalda a Dios para sumergirse supuestamente en el pueblo cuando la realidad es que se sumerge en el barro y se postra ante el mundo.

 Ese darle la espalda a Dios buscando aceptación del mundo convierte a la iglesia en prostituta rebelde que se van con el mundo como con un amante.

 Eso es lo que provoca la abominable desolación, la ausencia de Dios donde ha sido rechazado, dejado afuera, descartado, donde se ha impedido su Presencia realizando actos humano-satánicos para conformar el orgullo de muchos y las ambiciones de satanás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario