viernes, 27 de junio de 2014

¿QUIEREN A satanás?



¿QUIEREN A satanás?

 Dios nos educa, corrige, nos enseña a vivir, a amar, nos va guiando, pero tenemos que escucharlo, discernir Su Palabra, colaborar en su Revelación, si nos convertimos en cerdos ególatras sumamente orgullosos, solo vamos a ver tinieblas.

 Si queremos que Dios nos adore, mire, preste atención, se postre para adularnos, no es a Dios a quien estamos mirando, ahí es donde satanás se hace pasar por Dios fingiendo adorar a la humanidad para obtener ser adorado.

 La humanidad quiere ser caprichosa, repugna de celos, orgullo y amor propio, se ha vuelto abominable, es deplorable, repulsiva, peor que demonios se han vuelto las almas.

 No han crecido, no han evolucionado, solo caprichos, orgullo, celos, amor propio, constante satisfacción a sus inmundos deseos de adoración infernal, una verdadera abominación infernal arrastrándose sobre la faz de la tierra y empleando el tiempo en alcanzar similitud con demonios.

 Se han privado de razón, pero caprichosamente siempre quieren que se les de la razón, son incoherentes cerdas que naufragan en egolatría, unas narcisistas infernales enfermizas miserables que repugnan de avaricia.

 Encima, dicen ser perfectas, se vanaglorian de grandeza y eficiencia, no quieren ver que son abominablemente corruptas, que se pudren en vida y se caen a pedazos mientras se arrastran como babosas chorreando inmundicia.

 Dios no las va a felicitar, por amor les va a demostrar lo que son y valen, pueden y merecen, y esto será la última advertencia, verán la inmundicia abominable que son en al exageración de sus depravaciones, padeciendo el tormento de su propia inmundicia.

 Dios no las felicita, si quieren adoración, la van a tener, pero no de Dios, Él no miente, satanás miente y adula a las almas. Si quieren que les mientan, van a tener a satanás diciéndoles lo que desean escuchar.

 Pero que consideren también que, si sacan a ese cerdo del fondo del abismo para que se haga pasar por Dios, sale para hacer lo que quiere y no lo que estos cerdos del mundo quieren que haga.

 ¿Quieren a satanás mintiéndoles y haciéndose pasar por Dios, fingiendo darles lo que caprichosamente desean?, lo tienen, pero especialmente pronto lo van a tener y ahí van a poder considerar la inmundicia que son y en esto tendrán la última oportunidad para corregirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario