viernes, 27 de junio de 2014

SE CUMPLE EL APOCALIPSIS



SE CUMPLE EL APOCALIPSIS

 En las naciones con la excusa de la igualdad, no discriminación, fraternidad, libertad, etc., se impusieron por ley cosas aberrantes que las han convertido en Sodoma, o sea, se impone como bueno lo que siempre fue malo.

 Lo mismo ocurre ahora en religión, y con las mismas satánicas excusas se impone como bueno lo malo. Se alega que la gente lo quiere, pero la verdad es que ciertas minorías lo quieren, y como son las que tienen poder y dinero, imponen como bueno lo malo.

 El cuento, la máscara, la trampa es que se hace en aras de la igualdad, libertad, democracia, fraternidad, inclusión, etc., pero si a un buque se hunde se le incluye mas peso muerto, solo se precipita su caída.

 Ante eso estamos, el final, la ruina definitiva de la iglesia, y como sucedió siempre, los peores enemigos están adentro. Los peores enemigos están adentro en varios sentidos:

1.- Almas sucias, corruptas, viciosas, vacías de amor, que no han amado a Dios ni les interesa hacerlo han escalado posesionándose de los puestos de poder, imponiendo sus vicios, limitaciones, corrupciones, hundiendo aquello que satánicamente controlan.

2.- Otras almas perversas, satánicas, ocultistas, se han infiltrado al servicio de la masonería para escalar y destruir desde adentro deformando doctrina y subvirtiendo el orden, imponiendo lo malo como bueno.

3.- La generalidad de las autoridades es cómoda, viciosa, desamorada. Hay muchos que practican ocultismo, otros que pertenecen a sectas masónicas, pero reina la indiferencia y el racionalismo, el humanismo y la comodidad, así como los vicios y cuanta estupidez humano-demoníaca pueda fermentar.

4.- La generalidad del pueblo no es mejor, no va por otro camino, entonces, se ponen de acuerdo para dejar a Dios afuera, se mienten mutuamente cumpliendo otra vez aquello que dijo El Señor en su Primer Paso por le mundo: “Ustedes viven pendientes del honor que se prodigan mutua e inútilmente”.

 El tiempo para repeler la invasión satánica ya pasó, la batalla se perdió, como esta escrito el ídolo invasor se sienta en el templo, el cerdo de satanás usurpa la cátedra de San Pero y enseña o impone sus inmundas y repulsivas mentiras para engañar y seducir a los pueblos.

 Realmente se cumple aquello que dice el Apocalipsis, ese cerdo que es la imagen de la bestia, seduce, engaña a los pueblos para que reciban la marca-sello-espíritu de satanás.

 Almas cómodas, viciosas, corruptas, ególatras, involucionadas espiritualmente, creen sus mentiras y les gusta que les mientan, entonces, satanás por medio de su vicario hace lo que se le antoja y todos adoraron a la bestia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario