lunes, 14 de julio de 2014

¿ES REAL LA NEUTRALIDAD?



¿ES REAL LA NEUTRALIDAD?

 Si recibimos la voluntad del adversario, a éste recibimos y dejamos ser en nosotros, y por medio nuestro en el mundo, a la vez que nos hacemos suyos. Si recibimos la Voluntad de Dios, a Él lo recibimos y dejamos ser en nosotros, y por medio nuestro Él Es en el mundo.

 Hay quienes dicen que no quieren recibir ni a uno ni a otro, que pretenden ser neutrales. Parece algo rozable, pero no es nada de lo bueno que parece.

 No hay posibilidad de ser verdaderamente neutral. El que quiere ser neutral es miedoso, cobarde, cómodo, desamorado, busca seguridad falsa de creerse dueño de sí y se evade, esconde, oculta.

 No hacer el esfuerzo por salir de sí mismo, por buscar la Verdad, el Bien y lo Bueno, es elegir lo malo, el mal, la mentira, al malo, o sea, no buscar a Dios es hundirse en sí mismo eligiendo a satanás.

 El elegir ser cobarde, cómodo, miedoso y preocupado por sí, es ponerse del lado del adversario, es elegir claramente a satanás, es dejarlo a él ser y hacer en sí.

 Es falsa la neutralidad, es un engaño de satanás mismo para alimentar egos y sostener a orgullosos rebeldes que se pierden en engaños satisfechos de sus vanidades, que se niegan a ver la realidad, que no quieren reconocer que se hunden en el abismo y que se pudren en vida.

 Se han vuelto tibios, cómodos indiferentes que hablan pero no hacen, que fingen tener el control de sí y se llenan de orgullo, unos verdaderos cobardes ególatras infernales que acabará vomitando El Señor por su boca como esta escrito.

 Que consideren que El Señor, Aquel Que Es la Verdad, dijo De Su Primer Paso por el mundo, “Con Migo o contra Mí”, no hay lugar para falsedades, hipocresías, aparentes neutralidades.

 Las neutralidades son traiciones ocultas, es verdadera hipocresía, es miedo, cobardía, fidelidad a si mismo y es lo que coloca a esas almas cerdas que rebalsan de orgullo a merced de satanás, aquel que eligieron como patrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario