jueves, 10 de julio de 2014

ISRAEL, MEDIO ORIENTE, ÉXODO, PLAN ANDINIA



ISRAEL, MEDIO ORIENTE, ÉXODO, PLAN ANDINIA

 Se hunden en sí mismas las personas que son egoístas recalcitrantes, esas orgullosas que se obsesionan con lograr que les presten atención. Jamás piensan en dar lo que piden, por ello es que nunca están conformes.

 Son insoportables, insaciables, si se les da una mano toman el codo, absorben, demandan y nunca están conformes, encima, se enojan cuando no consiguen lo que quieren.

 Esas cerdas egoístas ya han hecho mucho mal, por ello es hora de ponerles límites y si no los aceptan, recibirán azotes como merecen para hundirse definitivamente en su propio abismo.

 Ni siquiera consideran que no merecen nada, que si se les a algo es por caridad, es limosna, por ello, si continúan reclamando mas, van a conseguir perder todo como merecen.

 Lo mismo sucede con el estado de israel en medio oriente, ha perdido el derecho a su tierra cuando rechazó al Mesías, el hecho de que se mantenga por la fuerza y el terror enclavado ahí es una injusticia contra Dios.

 Esa injusticia, capricho y rebeldía, como sucede en la vida de cualquier persona, solo puede mantenerse por un tiempo, luego se cae conduciéndola a su autodestrucción.

 Nadie los va a perjudicar, solos se perjudican. El ejemplo es histórico, cuando por orgullo rechazaron al Mesías, se lanzaron en contra de roma y sufrieron con justicia la diáspora, ahora, la historia se repite, por orgullo quieren conquistar y controlar medio oriente, pero solo van a conseguir ser expulsados de ahí.

 Eso será alegría para palestina, pero será desgracia para Argentina, nueva palestina, porque es mas que conocido el deseo de instalarse en la Patagonia. La expulsión de israel de medio oriente no nos conviene porque es una excusa para instalarse acá.

 Por supuesto que un presidente por-sionista de acá los va a invitar y acoger, para eso macri ha ido a consagrarse a israel. Esto puede suceder en el próximo período presidencial, no éste que viene ahora, sino en el otro, dentro de cuatro o cinco años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario