sábado, 26 de julio de 2014

LA RAZÓN DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO



LA RAZÓN DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

 Estamos en tiempos en los que es necesario comprender que el combate espiritual es el único camino para alcanzar una solución verdadera a los males que aquejan a la humanidad.

 Esto se debe a que hemos llegado al mentó del combate final por la salvación de las almas. Toda la historia de la humanidad se ha realizado teniendo como contexto el combate por la salvación de éstas.

 De no haber ocurrido la caída, el pecado original, el camino de la humanidad hubiese sido de crecimiento, evolución espiritual, similar al de Jesús y María Virgen en su paso por el mundo.

 Como ocurrió el pecado original, la caída, las almas se encaminaron a la perdición, entonces, la historia compitió en el modo de otorgarle Dios la salvación.

 De no haber ocurrido la perdición, caída, pecado original, Jesús y María Virgen, habrían venido igual, porque su paso por el mundo habría sido para otorgar nuevos niveles de espiritualidad, para que las almas llegasen a adquirir verdadera imagen y semejanza con Dios.

 Habiendo ocurrido el pecado original, la caída, el Paso del Señor y de Su Madre y Madre Nuestra, fue para rescatar a la humanidad del abismo primero, y para dejar el camino abierto para comience a buscar crecimiento y evolución espiritual.

 Esto hace que sea necesaria una Segunda Venida en la que se realizará lo que debía hacerse en la Primera de no haber ocurrido la caída.

 Es decir, la Venida del Señor y de María Virgen estaba prevista por Dios, iba a realizarse sí o sí con la intención de abrir el camino a la definitiva unión con Dios Uno y Trino, para adentrar a la humanidad en el Misterio de la Vida, de la Santísima Trinidad.

 Como ocurrió el pecado original, la caída de la humanidad, esa Venida del Señor y de María Virgen, fue para reparar y restaurar el orden anterior, para recuperar a la humanidad del abismo, liberarla de las tinieblas, para vencer a satanás y a todos los enemigos espirituales.

 El Don de Dios previsto, ese unir a la humanidad asociándola a Su Misterio, elevándola a la condición de hija de Dios, quedó reservado para una Segunda Venida-

 No podía darlo antes porque la humanidad estaba sumergida en el abismo, bajo el dominio de los demonios y tendiendo al infierno. Ese Don solo puede ser dado después de cierta evolución espiritual.

 Esa es la razón por la que ocurre la Segunda Venida del Señor. Considerar que María Virgen ya vino, ya pasó, son innumerables las Revelaciones en derredor del mundo en los últimos siglos del milenio pasado.

 De la misma manera que hizo su Paso o Venida María Virgen, va a hacerlo El Señor, o sea, en Espíritu y por Revelación privada-personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario