viernes, 25 de julio de 2014

SE CUMPLEN MUCHAS PROFECÍAS, POR SOBRETODO, LO QUE DIJO JEREMÍAS



SE CUMPLEN MUCHAS PROFECÍAS, POR SOBRETODO, LO QUE DIJO JEREMÍAS

 Esta produciéndose en estos tiempos una separación, El Señor coloca a su derecha a quienes lo han elegido, preferido, quienes se han negado a sí mismos, y a su izquierda quedan los que no se han negado a sí, los que prefirieron continuar sirviendo a su orgullo y engrandeciéndolo.

 Para colaborar en esto es que debemos soltar lo que se tiene que perder, es decir, a aquello que no han elegido al Señor y que han elegido al adversario directamente, o en forma indirecta al elegirse a sí mismos.

 Considerar que, por mas misericordia que Dios sea, las almas se pierden, no porque sea Misericordia se van a salvar todas las almas, la prueba mas clara y evidente es el mismo judas, de quien esta escrito que dijo El Señor que se perdió, “Solo se perdió el que debía perderse”.

 Considerar que dijo El Señor que de dos que están juntos uno es tomado y el otro dejado, siempre a su paso se produce aquello Él mismo dijo, que no vino a traer la paz sino la guerra y que no vino a traer unión sino división.

 Esto no quiere decir que Dios haga lo que es propio del adversario, dividir y producir guerra, como todo, la interpretación literal de las palabras le hacen decir al Señor cosas que no dijo.

 La división se produce porque quienes lo eligen lo tienen y quienes lo rechazan apegándose a sí mismos no lo tienen, Él se da a quienes lo han elegido, no se niega, no lo recibe el que no lo quiere recibir.

 Lo mismo sucede respecto de la guerra, no puede dar la paz cuando las almas no lo quieren recibir, Él Es La Paz, pero lo han echado, rechazado, entonces, han provocado su ausencia, y estando ausente no puede dar Vida, Paz ni nada bueno, se tiene en el mundo como en las almas las consecuencias de su ausencia.

 Así es que tanto en las almas como en las naciones ha angustia, desesperación, vicios, orgullo, histeria, furia, etc., cosa que produce inevitablemente conflictos, choques, rivalidades.

 Acá considerar lo inútil que ha sido la labor del falso profeta, nunca hubo mas guerra que ahora y esto irá en aumento. Considerar lo que dijo jeremías que un profeta que anuncia la paz no es tenido como verdadero profeta hasta que se realice lo que anunció, porque los verdaderos siempre anunciaron la guerra.

 No es que a los verdaderos profetas les guste o quieran la guerra, es que la labor del profeta esa en advertir lo que va a suceder para ponerle remedio. La labor del falso profeta es engañar, es decir lo que otros quieren escuchar y permitir así que suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario