sábado, 23 de agosto de 2014

ESTADO INFERNAL ÚNICO DE CIERTAS ALMAS



ESTADO INFERNAL ÚNICO DE CIERTAS ALMAS

 Por consentir odio, furia, deseos de venganza, maldad, estamos admitiendo al adversario, lo estamos recibiendo, le permitimos que tenga acceso a nuestra vida.

 Poco a poco va a ir trabajando desde afuera y adentro para acrecentar su presencia, poder, ingerencia. Para esto irá tendiendo trampas en las que inducirnos a querer odiar mas y mas, empujándonos a generar furia.

 Pronto veremos nuestra vida trastocada, todo distorsionado y no seremos dueños ya de nosotros mismos y no lo notaremos hasta que sea demasiado tarde. Pronto el odio, la furia, la bronca y la maldad invaden todo quedando el alma transformada.

 No solo es transformada el alma sino que se halla fundida con el adversario y es de acceso libre a demonios, entonces, no es dueña de sí, no puede sino odiar, aborrecer y continuar deformándose y fundiéndose con demonios.

 Así es como termina por perderse aun estando de paso por el mundo, de esta manera es como acaba por llevar una existencia propia de demonios no conociendo mas que dolores, penas, angustias y sufrimientos.

 De esta manera es como se pierde ahora y para siempre después. Incluso puede llegar a estar poseída la persona.

 Es un estado ruinoso infernal indescriptible, una doble naturaleza infernal, es la versión infernal de la Unión Hipostática.

 El misterio de la Unión Hipostática del Verbo consiste en que en Jesús hay dos naturalezas, Humana Perfecta y Divina Perfecta, el Verbo o Palabra de Dios esta unido a su Humanidad. No son dos personas, es una sola, y es Humana y Divina a la vez.

 La versión infernal consiste en que la persona se degrada en cuerpo y alma a tal punto que llega a ser como un demonio, y luego, ese cuerpo es poseído y el alma pútrida e infernal sometida. Pude haber uno o dos demonios, tal vez mas, pero hasta ahora yo solo he visto dos en estos casos.

 Las combinaciones vistas de estos cosas fueron: satanás y judas, y por otro lado behemot y leviatán.

 En el caso de judas y satanás, judas poseía el cuerpo y satanás se fundía al alma. En el caso de behemot y leviatán, leviatán poseía el cuerpo y behemot se fundía con el alma.

ALGO PEOR QUE LA POSESIÓN DIABÓLICA:

NO ES POSESIÓN PERO SE LE PARECE:

NO ES POSESIÓN, PERO CASI:

ESTADO INFERNAL ÚNICO DE CIERTAS ALMAS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario