miércoles, 13 de agosto de 2014

LA VIÑA SE SECA Y RESQUEBRAJA



LA VIÑA SE SECA Y RESQUEBRAJA

 Hoy en día muchos se alarman al comprobar que los seminarios se encuentran vacíos, que por años no egresará sacerdote alguno, que los institutos religiosos nos se hallan en mejor condición.

 Las casas de los institutos religiosos cierran, reagrupan varias para mantener una abierta.

 La edad promedio es muy alta, generalmente se trata de personas enfermas, de ahí que los que tienen unos años menos se dediquen a cuidar a los suyos enfermos o postrados.

 Los templos se vacían, las personas dejan de concurrir, buscan alternativas, se cansan de lo que ahí dentro sucede, pues se han convertido en guarida de demonios, nidos de serpientes, solo hay guerras, peleas, conflictos.

 No es diferente lo que sucede dentro de la iglesia a lo que ha sucedido en aquellas naciones donde ha pasado el socialismo, el comunismo, el marxismo, la izquierda degradante y transformante.

 Hoy en día reina la teología de la liberación y sufre una transformación desde adentro que la erosiona hasta dejarla en ruinas como ha ocurrido con las naciones.

 Simplemente observar el ejemplo de nuestro país, luego de una década de izquierdistas guerrilleros se ha liquidado completamente todo y se corre a una guerra civil y secesión territorial.

 Observar que se ha transformado el Ser Nacional imponiéndose un ser inmundo e infernal donde no se respeta nada que sea verdaderamente nacional.

 Eso mismo sucede dentro de la iglesia, corre a sufrir la misma transformación, de ahí que solo haya espectáculos religiosos, farsas, números artísticos e histéricos desaforados gritando.

 Se cae a pedazos por donde se la mire, las líneas modernistas han sido adoctrinadas por pastores y predicadores evangelistas, los dogmas fueron abandonados, tergiversados, olvidados.

 Las líneas tradicionalistas se han asentado y apegado a sus costumbres anulando también el espíritu e impidiendo la Revelación, colaborando en las tinieblas imperantes donde Dios es el gran ausente y excluido.

 La que fue la viña del Señor se reseca, contrae y corre a resquebrajarse como las naciones que han renegado de Dios hace tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario