martes, 26 de agosto de 2014

PRE-SANTIFICACIÓN



PRE-SANTIFICACIÓN

N º
Vicios capitales
Dones del Espíritu
1
Soberbia
Sabiduría
2
Lujuria
Fortaleza
3
Avaricia
Consejo
4
Ira
Entendimiento
5
Pereza
Santo Temor de Dios
6
Envidia
Ciencia
7
Gula
Piedad

Vicios inferiores
Dones Superiores
1
Orgullo
Verdad
2
Arrogancia
Libertad
3
Petulancia
Paz
4
Egolatría
Luz
5
Jactancia
Amor
6
Pavoneo
Justicia
7
Vanidad
Misericordia

 Siete batallas espirituales son necesarias para alcanzar la salvación, y otras siete para alcanzar la Pre-Santificación.

 La Pre-Santificación consiste en vivir como en El Cielo acá en la tierra, es decir, en comunión con Dios, contemplándolo, caminando en Su Presencia.

 Las siete primeras batallas son para vencer a las siete primeras legiones de demonios, aquellas que se corresponden con los siete vicios capitales. Las siete restantes son para vencer los vicios superiores o inferiores según como se lo mire.

 Son superiores en relación a los anteriores porque son mas graves, y son inferiores en el sentido de que están mas abajo en el abismo porque el infierno esta de cabeza, siempre lo peor esta mas lejos de Dios y opuesto a Él.

 Los siete vicios o pecados capitales son: Soberbia, Lujuria, Avaricia, Ira, Pereza, Envidia y Gula.

 Los siete vicios superiores o inferiores según como se lo considere son: Orgullo, Arrogancia, Petulancia, Egolatría, Jactancia, Pavoneo y Vanidad.

 En las siete primeras batallas son purificados los tres reinos de la persona, el corporal, el moral y el espiritual, o sea, respectivamente el cuerpo, el alma y el espíritu.

 Ahí es donde la persona adquiere una humanidad pura y santa, vuelve al estado original, previo a la caída y alcanza una verdadera comunión con Dios.

 En las siete batallas espirituales siguientes, lo que hace el alma es forjar un espíritu de vida, de verdadero amor a Dios, de real entrega y puesta su disposición, es una real consagración-donacion a Él.

 Esto se hace siguiendo al Señor en la verdadera obediencia, en su Camino, el de la Divina Voluntad, porque ahí se lo imita verdadeametne, se lo deja Ser y hacer, Vivir, Venir, Volver, Estar, Reinar.

 Ahí se combaten los vicios inferiores y el alma llega a adquirir una naturaleza Divina. Antes tenía una espiritualidad humana, ahora tiene una espiritualidad Divina.

 El alma llega a un estado de Pre-Santificación, es como El Señor, alter Christi, otro Cristo, es verdaderamente un Hijo de Dios, un viviente.

 Esto ocurre a lo largo del tiempo de paso por el mundo, lo que dure tal camino depende de la colaboración del alma, pues como esta escrito, “Hasta de noche instruye mi consciencia”, lógicamente, no solo con Palabras, sino con Espíritu y obrando este proceso de crecimiento, purificación, evolución, esta Transubstanciación como Sumo Sacerdote Que Es.

PRE-SANTIFICACIÓN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario