miércoles, 17 de septiembre de 2014

SIETE REFLEXIONES SOBRE LA VUELTA DEL SEÑOR (II)



SIETE REFLEXIONES SOBRE LA VUELTA DEL SEÑOR (II)



1.- satanás Y EL ANTICRISTO QUIEREN EMBAUCARNOS

2.- ANTICRISTO, PALABRA-HIJO DE satanás

3.- HIJO DE LA VERDAD = CRISTO, HIJO DE LA MENTIRA = ANTICRISTO

4.- LA PALABRA VIVA NOS HACE HIJOS

5.- MENTIRA-MUERTE ETERNA-ORGULLO-TINIEBLAS

6.- AHOGADOS EN TINIEBLAS-MENTIRA-OLVIDO-NEGACIÓN DE DIOS

7.- HIJO DE LA VERDAD = CRISTO, HIJO DE LA MENTIRA = ANTICRISTO

…………………………………………….

Capítulo I: satanás Y EL ANTICRISTO QUIEREN EMBAUCARNOS

 Por sobre cualquier cosa debemos considerar que el adversario es un fanfarrón, un chanta, un embustero, un verdadero delirante de soberbia, por ello hasta cree las estupideces que dice.

 Su hijo, el anticristo, su cara o máscara o imagen en el mundo, su representante, la persona por la que se presenta, evidentemente que no puede ser diferente, ni mejor ni peor, es igual, un cerdo ególatra miserable que se desespera por ser adorado.

 Deliran con la idea de que son grandes, importantes, fuertes, etc., y luego, quieren hacernos creer a nosotros esa mentira, busca convencernos de sus fantasías, delirios.

 Mediante diversas acciones quieren crear la apariencia de omnipotencia, de gran poder, porque quieren logar que nos rindamos, postremos, cedamos. No es gran fuera que tienen, son grandes mentiras que tienen.

 Golpean en un lugar, luego en otro, pueden apretar o presionar grandemente por un tiempo, pero no pueden sostener tal cosa mucho, se consumen, pierden fuerza.

 Su astucia esta en golpear intermitentemente, también, en azotar y castigar donde los golpes son mas dolorosos, donde nos hacen padecer mas con menos esfuerzo, recordar, son maestros del engaño.

 Recordar que tiene experiencia engañando almas, envolviéndolas, confundiéndolas y arrastrándolas a la perdición, además de la astucia y perversidad, además de una firme decisión para consumir lo que perversamente quieren, cuentan con esto esencial que es experiencia de milenios estropeándoles la vida a las almas.

 El trabajo es simple, satanás nos presiona, ataca, maltrata, castiga, y luego nos ofrece a su hijo, el anticristo, para que nos salve o defienda, proteja o haga cesar todo tormento.

 Es como opera la mafia, saquea, roba, castiga y exige colaboración para no seguir haciéndolo, se ofrece a hacer cesar los tormentos.

 Por supuesto que debemos rechazarlos, repudiarlos, hacer el esfuerzo por buscar a Dios y salir del abismo, los tormentos cesarán con El Paso Libertador del Señor, no por la acción o inacción de esos cerdos infernales.

Capítulo II: ANTICRISTO, PALABRA-HIJO DE satanás

 Es una montaña de mentiras, una nube, un cúmulo de engaños el adversario, y lo mismo es su hijo predilecto, el anticristo, un demente orgulloso que esta totalmente ajeno de la realidad y se ha perdido en tinieblas, en sus mismas mentiras.

 Se encuentra atrapado en su delirio, confundido en sus mentiras, es engañado por ellas.

 La cuestión es que no somos muy diferentes, todos somos orgullosos y acumulamos mentira, y la mentira que acumulamos, es siempre mentira, a nosotros no va a decirnos la verdad, somos los primeros engañados y traicionados por ella.

 Porque hay mentira-orgullo-soberbia, podemos ser engañados por el adversario puede el enemigo hacernos creer cualquier cosa, la mentira que hay en nosotros lo busca, acepta y le cree traicionándonos.

 Lo que tenemos que hacer es purgar la mentira, extirparla, buscar la Verdad, al Señor, Su Revelación, perseverar en la oración hasta encontrarlo, porque como esta escrito, una Palabra suya basta para liberarnos.

 Mientras permanecemos encerrados en nosotros mismos prevalece la mentira, sentimos miedo y nos vemos angustiados, preocupados. Ahí solo generamos odio y furia, caemos en angustia, histeria, desesperación.

 El ser engañados es el premio de quienes no eligen la Verdad, de quienes cómodos se asientan en sí mismos olvidándose de Dios, no buscando la revelación del Señor.

 El alma que no hace el esfuerzo necesario por Su Bien Verdadero se ahoga en la mentira, entra en pánico y muere, sucumbe, es enloquecida por satanás y su hijo personificado en esa misma mentira que lo engaña-seduce y manipula.

 Tenemos que aprender a rechazar la mentira que es la palabra-hijo de satanás y a buscar la Verdad que es la Palabra-Hijo de Dios, si no lo hacemos quedaremos definitiva e inevitablemente encerrado sen tinieblas enloqueciéndonos y encaminándonos a perdernos para siempre.

Capítulo III: NO NIEGA NADA, PERO DEBEMOS MOVERNOS

 Dios, Nuestro Creador, no nos niega nada, nos da todo, pero es necesario aprender a prestarle un mínimo de atención, si continuamos dando vueltas sin levantar la cabeza vamos a continuar hundiéndonos en el abismo.

 No nos ha negado ni nos negará nada, pero tampoco va a someterse a nuestros caprichos ni dedicarse a satisfacernos instantáneamente cuando nosotros jamás le hacemos caso.

 Considerar que la vara con la que medimos somos medidos, entonces, la indiferencia atroz que tenemos para con Dios es la misma que conocemos cuando nos vemos en el abismo en el que yacemos.

 De la misma manera podemos pensar que si no conseguimos cosa alguna de Dios es porque le hemos dado nada.

 Recordar que Él devuelve al ciento por uno en el mejor de los casos, entonces, si le damos nada, tenemos esa nada por cien. Si multiplicó panes y pescados es porque se los dieron, si no le damos lo mínimo no puede darnos nada.

 Tenemos que dejar de ser infantiles ególatras celosos de nosotros mismos y comenzar a buscar la Verdad, la Revelación de Dios, esa Palabra Viva Que Es Su Hijo Venido a nosotros.

 Si no nos movemos, si no hacemos un esfuerzo, vamos a quedar en tinieblas, sumergidos en el abismo, perdidos en los engaños y manipulaciones infernales.

 Dios no nos niega Su Palabra, no nos niega Bien alguno, pero no basta con quererlo o pedirlo, tenemos que movernos, sacar los pies del barro, abandonar la inmundicia, dejar de renegar de Él, entrar en el camino en el que lo podemos encontrar.

 Considerar que nos hallamos desterrados, lejos de Él y hemos perdido el contacto, enlace, estamos separados, no ligados, somos rebeldes y hay dentro nuestro una inmensa podredumbre avanzando.

 Podemos dirigirnos y puede dirigirse Él a nosotros, pero para lograr una verdadera unión tenemos mucho camino que recorrer. Esto es como lo que ocurre entre dos personas, pueden amarse a simple vista, pero tienen que recorrer un noviazgo para legar a unirse en matrimonio.

Capítulo IV: MENTIRA-MUERTE ETERNA-ORGULLO-TINIEBLAS

 Cuando buscamos la Revelación de Dios recibimos Su Palabra Viva, o sea, al Señor, Su Hijo, Jesús, El Mesías, El Salvador, El Cristo.

 Si no buscamos la Revelación de Dios quedamos encerrados en sonoros mismos y hundiéndonos. Ahí es donde la vida se convierte en un horrendo sepulcro oscura y húmeda mazmorra infernal en la que reina la muerte eterna, o sea, el olvido y la negación de Dios, la mentira.

 Esa mentira es una fantasía, un delirio, una invención, algo que hicimos, generamos, gestamos, provocamos.

 Considerar que tenemos capacidad de nada, entonces, es nada, nosotros la adoramos y nos rendimos a ella dándole nuestra vida, dejando que viva de nuestra vitalidad.

 Engrandeciéndola al satisfacerla constantemente quedamos reducidos a la miseria, porque toda la vitalidad se la lleva esa mentira-delirio-fantasía. Esto es como el tonto que mantiene a una prostituta como reina adorándola y rindiéndose a todos sus caprichos mientras que se consume, estropea y reduce a nada.

 Nos convertimos en delirantes de soberbia que mantienen a una loca histérica, maldita prostituta orgullosa que nos exprime, oprime y esclaviza reduciéndonos a la miseria infernal.

 La delirante prostituta que se considera reina y nos oprime es la mentira, la soberbia, el orgullo, la misma muerte eterna, es ese delirio por el que nos negamos a buscar a Dios y por el que queremos creer y hacer creer que todo lo podemos.

 Mientras sigamos orgullosos prescindiendo de Dios, renegando de Él, no buscando Su Revelación-Paso-intervención, vamos a continuar sometidos a esa loca desesperada por ser adorada como reina, sometidos a sus caprichos y maldades.

 Cada uno debe comenzar a considerar seriamente la necesidad de buscar a Dios, de purgar la mentira, de limpiar el alma desterrando ese orgullo delirante, esa fantasía-muerte eterna-tinieblas que no hace otra cosa mas que avanzar.

Capítulo V: AHOGADOS EN TINIEBLAS-MENTIRA-OLVIDO-NEGACIÓN DE DIOS

 Jesús, El Señor, El Hijo de Dios, El Mesías, El Salvador, Es La Palabra de Dios Viva, el Verbo Eterno de Dios hecho carne.

 Contrariamente, la mentira, el delirio de satanás, su orgullo, palabra, fantasía, invención, es su maldito hijo, la mentira misma, un anticristo, o sea, lo contrario de Cristo.

 Si buscamos la Revelación de Dios, colaboramos en la segunda Venida del Señor, pero si no lo buscamos y no lo recibimos, colaboramos en las tinieblas, en el orgullo, en el crecimiento de la oscuridad-muerte eterna-olvido y negación de Dios.

 Si recibimos la Palabra-Revelación de Dios, recibimos a Jesús mismo, El Hijo de Dios, entonces, Él Vive-permanece en nosotros, hace Su Paso Libertador limpiándonos, purificándonos  reuniéndonos con El Padre.

 Ahí es donde pasamos a ser hijos de Dios porque El Hijo Único de Dios Vive-Permanece en nosotros haciendo sus obras que consisten en devolvernos a la comunión con El Padre por medio del Espíritu Santo.

 Si no recibimos la Palabra de Dios Viva, si no recibimos al Señor, quedamos enredados en la mentira, y es ahí donde terminamos ahogándonos, sucumbimos, nos perdemos en las tinieblas que nos sepultan, nimban, rodean, cercan porque no dejan de crecer.

 No dejan de crecer porque se alimentan de nosotros, nos devoran, así es como nos debilitan a la vez que aumentan su poder-presencia-tamaño.

 Comprender que nos hundimos en las tinieblas que generamos, las que alimentamos y viven de nosotros volviéndonos miserables sufrientes obligados a satisfacerlas. Comprender la necesidad de salir de nosotros mismos, de buscar la Revelación de Dios.

 Como tontos miramos indolentes, inmóviles, sin reacción alguna como crecen las tinieblas y nos sepultan, dejamos que rebalsen  terminamos atrapados, pedidos en ellas.

 Nos desbordan, terminamos ahogándonos en la propia inconsistencia, nada, en la mentira delirante que nos ha seducido y engañado haciéndonos creer que es una reina a la que debemos conformar en todo, ese orgullo que es nada y sirve de nada, pero al que le damos todo para quedar convertidos en polvo y cenizas.

Capítulo VI: LA PALABRA VIVA NOS HACE HIJOS

 Jesús Es La Palabra de Dios Viva, Él Es El Mesías, El Enviado de Dios, El Cristo, Nuestro Señor y Salvador, comprender la necesidad de buscar su Revelación, de colaborar en Su Venida.

 Si le impedimos a Dios hablar-Revelarse, nos privamos del Pan Vivo Bajado del Cielo, nos estamos privando de Él, de Nuestro Salvador.

 Si lo buscamos, lo recibimos, entonces, Él Pasa por nuestra vida-casa-corazón y nos limpia, purifica, libera, salva, rescata, redime para reunirnos con El Padre por El Espíritu Santo.

 Al recibir la Palabra de Dios Revelada, dirigida a nosotros, o sea, al Señor, Nuestro Salvador, dejamos que nos una a Él, entonces, al vivir-permanecer Él en nosotros, adquirimos una segunda naturaleza.

 Esa segunda naturaleza es Él mismo viviendo-permaneciendo en nosotros, es Su Espíritu de Hijo de Dios. Ahí es donde pasamos a ser hijos de Dios por tener verdaderamente al Hijo, y esto es porque Él nos tiene a nosotros en verdad.

 Eso solo es posible si buscamos y aceptamos Su Voluntad, porque si solo aprendemos sobre Él y lo rechazamos para continuar siendo rebeldes, orgullosos, renegados, dedicados a nosotros mismos, no lo tenemos ni nos tiene, entonces, no entramos en comunión con Dios, no puede Él permanecer en nosotros, ni nosotros en Él.

 Comprender que no es cuestión de palabras, de estudio o de prácticas, es una cuestión de esencias, y la esencia es el espíritu. Lo que debemos hacer es buscar al Señor en Verdad, permitirle Que Se Revele, colaborar en Su Revelación, aceptar esa Palabra Viva y entrar así en verdadera comunión con Él.

 Los que practican religión como actualmente se la enseña en el mundo, no pueden llegar a ser verdaderamente hijos de Dios, dirán que lo son, creerán que lo son, incluso pretenderán convencer a Dios de que lo son, pero la verdad continuará siendo la misma, hay en ellos rebeldía.

 A estos se les aplica lo que dijo El Señor a los que no se cansan de mencionar, su Nombre sin obedecerlo, “No los conozco”, porque “No entrarán en El Reino de los Cielos los que solo dicen ‘Señor, Señor, Señor’ y no obedecen”.

Capítulo VII: HIJO DE LA VERDAD = CRISTO, HIJO DE LA MENTIRA = ANTICRISTO

 Jesús Es El Mesías, El Hijo de Dios Vivo, La Palabra de Dios Viva, El Enviado de Dios, Nuestro Salvador, Maestro, Guía, El Señor.

 Cuando buscamos al Señor en verdad, o sea, colaborando en su Revelación, lo recibimos y El vive en nosotros. Ahí es donde nos limpia, purifica, transforma, libera, salva, realiza la Transubstanciación consagrándonos al Padre por medio del Espíritu Santo.

 Si no buscamos la Verdad, Su Revelación, Su Venida a nosotros, quedamos hundidos en la propia nada, atrapados por la mentira, sometidos a la podredumbre que continúa creciendo, avanzando y acaba por envolvernos y sepultarnos.

 Ahí es done somos víctimas de la propia mentira que nos domina, envuelve, es como una red que nos atrapa apartándonos de la realidad, suspendiéndonos en la fantasía que queremos ver y de la que no podemos ser rescatados.

 Si recibimos la Palabra de Dios Viva, al Señor, Su Revelación, Él Obra porque Es Espíritu y Verdad, entonces, nos limpia purifica, salva, realiza la Transubstanciación y nos rendimos consagrándonos al Padre por El Espíritu Santo. Ahí es donde pasamos a ser hijos de Dios, incluso tenemos una doble naturaleza porque Él Vive-Permanece en nosotros y está Verdaderamente Vivo.

 Si no recibimos Su Palabra, quedamos ahogados en la mentira, enredados, sofocados, entonces, nos convertimos en rebeldes orgullosos, delirantes de soberbia que no son hijos de Dios.

 Si no somos hijos de Dios por ser rebeldes y orgullosos, ¿De quién pasamos a ser hijos?, del adversario, satanás, entonces, nos convertimos en anticristos, y en lugar de tener una doble naturaleza como El Señor y los hijos de Dios, tenemos una doble Infra-naturaleza.

 Esto se ve mas fácil en las autoridades perversas de este mundo de tinieblas, de otra manera no se explica que hayan llegado a ser peores que demonios.

 Considerar que cada uno elige en este mundo lo que va a ser y hacer por toda la eternidad, si buscamos y elegimos la Verdad, pasamos a ser hijos de Dios y colaboraremos en la extensión de Su Reino en las almas y en el mundo, pero si no buscamos la Verdad-Palabra de Dios-Revelación, quedamos en tinieblas y pasamos a ser hijos de satanás-mentira-tinieblas-perdición, extendiendo el reinado de la muerte eterna en almas y mundo.

El Don de la Revelación:

Revelación del Señor:


LA RAZÓN DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO:

CINCO PASOS DE DIOS:

PRE-CONDENADOS Y PRE-SANTIFICADOS:

PRE-SANTIFICACIÓN:

SE CUMPLEN MUCHAS PROFECÍAS, POR SOBRETODO, LO QUE DIJO JEREMÍAS:

UN MISTERIO SOBRE LA VENIDA DEL SEÑOR:

CRUZ LUMINOSA DE LA VERDAD, VICTORIA SOBRE LOS ENEMIGOS:

PARA QUE LLEGUE A SER NUESTRO VERDADERO REY, Múltiples personalidades:

MÚLTIPLES ESPÍRITUS IMPUROS CAPITANEADOS POR EL ANTICRISTO: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/09/5665-analizando-al-anticristo-dese-un.html

LIMPIAR AGUJEROS Y EXTIRPAR DEMONIOS:

DOS NOCHES OSCURAS Y EL ANTICRISTO:

VENIDA DEL SEÑOR, MENTIRA-MUERTE ETERNA-ORGULLO-TINIEBLAS:

VENIDA DEL SEÑOR, AHOGADOS EN TINIEBLAS-MENTIRA-OLVIDO-NEGACIÓN DE DIOS:

VENIDA DEL SEÑOR, HIJO DE LA VERDAD = CRISTO, HIJO DE LA MENTIRA = ANTICRISTO:

MODO DE ADQUIRIR VIDA ETERNA:

REINOS EN LA PERSONA:

Reinos de la persona, influencia de la Santidad:

LAS DOS NATURALEZAS DEL SEÑOR:

PODRÍAN TENER DOS NATURALEZAS:

PODRÍAN TENER VIDA ETERNA YA DESDE AHORA:

DIOS LA PERFECCIONA Y LE DA VIDA:

SECRETO PARA TENER A DIOS (SER= A Dios):

Cuerpo, alma y espíritu (Relación con el país):

VERDADERA RELIGIÓN = VERDADERA COMUNIÓN:

DONDE ESTA EL CADÁVER SE JUNTAN LOS BUITRES:

LA JUSTICIA ES AHORA:

NO TODOS LO VERÁN EN LA SEGUNDA VENIDA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario