sábado, 6 de diciembre de 2014

COSA ESPELUZNANTE NO REVELADA AUN



COSA ESPELUZNANTE NO REVELADA AUN



 Otra cosa mas espeluznante y peligrosa ocurre cuando las almas se rebelan contra Dios, cuando se separan de Él entregándose a la abominable desolación infernal, es que los demonios tienen libertad de hacer con ellas lo que se les antoje.

 Esto se debe a que han entrado en su reino, en las tinieblas. Las almas entran a las tinieblas como idiotas creyéndose reinas y diosas, pero allá abajo son esclavas, lo último, entran para satisfacer a demonios como esclavas prostitutas.

 Esto es algo que siempre ocurrió, pero que hasta ahora no se conocía porque no era el momento, las almas no estaban capacitadas, ni eran dignas de abrir los ojos a esta nefasta realidad.

 Ahora tampoco se encuentran capacitadas ni son dignas, pero la situación es gravísima y urge abrir los ojos para empezar a ponerle remedio porque pude no haber un mañana.

1.- A todos nos pasa lo mismo: Los demonios se cuelgan, adhieren, sujetan como sanguijuelas.  Las sanguijuelas succionan sangre, los demonios succionan vida, nos quitan vitalidad.


2.- Normalmente no lo notamos, pero pesa y pasa, de manera que, con la propia vida alimentamos a quienes nos la roban-succionan, los demonios, y esto puede ser para siempre.


3.- Para esto es que rezamos, para echar estas cosas, para cortar sus lazos, para que El Señor nos pueda ir limpiando y liberando, para recuperar el control de la propia vida-casa-corazón y no desperdiciar el paso por el mundo.

3.1.- Limpiando, porque se adhieren donde hay vicios, pecados, defectos, egoísmos, orgullo, amor propio, miedo.

3.2.- Liberando, porque una vez que esas cosas son purificadas, los demonios son echados, se desvinculan, se rompe el enlace que han creado, no pueden seguir adheridos.


4.- Con la oración sola no alcanza, es necesario ayuno, penitencia, sacrificio, limosna, mortificación para lograr la purificación y la liberación.

4.1.- Buena penitencia y sacrificio es aceptar las dificultades, problemas, reveces, dolores, etc., que nos tocan.

4.2.- Aceptar es soportar, es no renegar. Es necesario rezar para poder aceptar. Aceptamos cuando renunciamos a nosotros mismos, nos rendimos y dejamos libre a Dios diciéndole “Que Se Haga Tu Voluntad, Señor”.


5.- ¿Qué tiene que ver todo esto con lo que a cada uno le pasa de grave?, Es simple, en medio de esa dificultad, tenemos la oportunidad de purgar un miedo, una preocupación, una angustia, y a la vez, la oportunidad de liberarnos de un demonio que ha colgado su gancho, que se ha adherido, para succionarnos la vida.

5.1.- Dos cosas hay que obtener através de la perseverancia en la oración y el sacrificio: Purificación y liberación.


6.- Podemos seguir como si nada, dedicados a vicios, enterrados en una vida terrena, material, común, pero los demonios siguen colgados-adheridos-sujetos y van a continuar succionando vida, quitando vitalidad, arrastrándonos a la ruina.

6.1.- El trabajo que realizan los demonios es para succionarnos vida y para esclavizarnos, para someternos controlando nuestra vida, imponiéndonos que seamos esclavos-títeres suyos en el mundo, y esclavos para siempre después.

6.2.- Se comportan como los gobiernos que oprimen, castigan y exprimen a los pueblos enriqueciéndose con lo que roban y saquean sumiéndolos en la miseria.


7.- El mejor sacrificio para alcanzar la liberación y purificación consiste en el esfuerzo de negarse a sí mismo para buscar a Dios, discernir Su Voluntad, seguirlo, obedecerlo, ofreciendo la propia voluntad, negándola, sacrificándola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario