lunes, 1 de diciembre de 2014

¿QUIÉN DERROTÓ A ESTA REINA INFERNAL?



¿QUIÉN DERROTÓ A ESTA REINA INFERNAL?


 Se hunde la reina de Argentina, esa emperatriz infernal que se ha alzado para hacerse adorar, servir, que ha engañado y arrastrado a muchos a las tinieblas, y que aun retiene a muchos cautivos con sus falsos dones y mentiras.

 Ya quienes debían ser rescatados, lo fueron, los que quedan siguiéndola, no lo merecen, han demostrado reiteradamente merecer perderse, permanecer en tinieblas, sumergirse en el abismo al que esa perversa mentirosa sierva del infierno los arrastra.

 Se hunde, desmorona y desvanece como el cúmulo dementitas, inmundicias y tinieblas que es.

 Este Es El Paso Libertador del Señor, Ésta Es Su Justicia, la mentirosa, la cerda perversa desgraciad que se hizo adorar como reina que ha sido representante del infierno, se hunde-abisma-pierde, desaparece en tinieblas porque ella en sí misma es tinieblas.

 Al hundirse en su pozo-abismo de egolatría arrastra consigo a quienes la adoran aun, a quienes la han servido y elegido como reina.

 Cuando cae, todos los demonios que ha liberado son arrojados al infierno junto con ella, por su mismo abismo surgieron, por su mismo abismo vuelven.

 Se acabó su ciclo, cae, se derrumba, desmorona, vuelve al abismo del que ha salido para alzarse e imponerse, para hacer imperar el reinado de las tinieblas, de la injusticia, de la iniquidad infernal desatada sobre nuestra Patria.

 Se hizo Justicia, se cae, se hunde, se desmorona y podrá levantarse, haga lo que haga le saldrá mal, intente lo que intente, se desvanecerá, pasó su hora, ya llega la hora de Dios, el momento de la Justicia, del Paso Libertador del Señor.

 ¿Quién la ha derrotado?, El Señor por medio de los mismos Mártires que la reina infernal creó, aquellas personas a las que persiguió, castigó, oprimió, a las que les hizo padecer el infierno en vida, todas esas personas contra las que cometió injusticias.

 Tal vez no supo que la Sangre de los Mártires clama a Dios y la respuesta de Dios, aunque se demore, siempre llega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario