martes, 20 de enero de 2015

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XIII): REGIDAS CON CETRO DE HIERRO



ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XIII): REGIDAS CON CETRO DE HIERRO


 Siempre llega un punto donde las almas caprichosas terminan enredadas con sus caprichos y en el que caen víctimas de sus ambiciones, o sea, tropiezan con su propia depravación desproporcionada.

 Chorrean inmundicias, apestan de abominación, no han dejado de renegar de Dios ni quieren hacerlo, solo se esfuerzan por corromperse mas. Es repugnante el estado de las almas sin Dios, están alcanzando niveles de corrupción solo comparables a los peores demonios.

 Fermenta en sus entrañas el odio infernal, arden desesperadas por lograr ser adoradas, conocen el poder del adversario el mismo que le han concedido mientras lo elegían y disfrutaban prostituyéndose con éste.

 Ahora ven, comprueban y se lamentan entendiendo que el cerdo de satanás siempre miente, que usa, engaña, y comprobarán pronto que al final también siempre descarta, tira, desecha.

 Pueden comprobar que el adversario no les responde, que es fiel a él mismo, que hace en y de ellas lo que se le antoja, y por mas que se quejen, no tiene nadie que las defienda, simplemente porque han renegado de Dios y han rechazado Su Espíritu, el Paráclito.

 Las almas son como esas prostitutas que creen que controlan a algún ídolo, famoso, poderoso, rico, etc., en el mundo, y que después comprueban que esos cerdos viciosos son leales a sí mismos y compran personas como cosas y las descartan como basura.

 Esas almas que ambicionan fama, poder, dinero y riqueza, son en sí mismas un basura, ellas mismas se tratan así, porque se venden como prostitutas para conseguirlo, luego, no pueden quejarse de ser tratadas como aquello en lo que se han convertido.

 Ahí conocen la verdad, comprueban lo deberían haber visto, entendido y comprendido anteriormente, pero no les interesó convertirse en eso, solo quisieron saciar su ego, conformar su orgullo, volverse infernales, abominables, corruptas.

 Desecharon a Dios, eligieron el orgullo, prefirieron la ambición, se entregaron a la mentira, se convirtieron en una abominación, entonces, se pusieron a disposición de satanás, ahora no pueden quejarse si el cerdo infernal las trata como a las prostitutas que son.

 Lo mismo sucede con las naciones que han renegado de Dios, por ello es que son regidas con cetro de hierro, padecen la ausencia de Dios que han provocado y el imperio satánico robándoles la vida, succionándoles vitalidad, estrangulándolas y dejándolas en ruinas.

¿QUIÉN MANEJA LOS HILOS A NIVEL GLOBAL?:

UNO CONTROLA ALMAS, OTROS NACIONES:

LAS NACIONES Y satanás:

satanás Y LOS DUEÑOS Y ADMINISTRADORES DEL MUNDO: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1771-satanas-y-los-duenos-y.html

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (I):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (II):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (III):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (IV):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (V):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VI):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VII):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (VIII):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (IX):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (X):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XI):

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO (XII):

No hay comentarios:

Publicar un comentario