sábado, 10 de enero de 2015

COLABORAR EN LA RECUPERACIÓN DEL CONTROL DE LA PROPIA VIDA



COLABORAR EN LA RECUPERACIÓN DEL CONTROL DE LA PROPIA VIDA


 Considerando lo expuesto en estas publicaciones, proseguir:

COSAS ESPELUZNANTES QUE AFECTAN A TODOS:

DE ESTA MANERA LAS ALMAS SE PIERDEN:

HICIERON PROPIA LA VOLUNTAD DEL ENEMIGO, POR ELLO ES QUE SON ESCLAVAS:

ALMAS Y NACIONES POR EL MISMO CAMINO:

 En hechos traumáticos aprovechan los demonios para meterse en nuestra vida, desembarcar y adherirse.

 No lo notamos porque entran por los sentimientos que ya tenemos como angustia, bronca, frustración, odio, furia, rabia, bronca, ira, desesperación, histeria, depresión, etc.

 Logran meterse porque al caer en esos sentimientos bajos nos colocamos a su alcance y pueden establecer un enlace, hallan una puerta abierta.

 Lo que les interesa desesperadamente es el acceso, la cabecera de playa que establecen para comenzar el demonio, control, para lograr instaurar su presencia definitiva en nuestra vida.

 Es normal tener aquellos sentimientos, es debido padecerlos, pero lo que debemos hacer es aprender a orar para inmunizar al alma, para rechazar las infiltraciones satánica, para cerrarle el acceso a los demonios.

 No pudiendo por alguna grave razón, otras personas deben orar por quien padece el hecho traumático con la misma intención, la protección, hacer retroceder las tinieblas, atraer la Presencia de Dios sobre quien sufre el hecho traumático, porque si quedara desprotegida, a lo que ya es grave, le añadiría algo que es gravísimo, el llevar a demonios colgados-adheridos.

 Considerar que se instalan, se consideran dueños, son como los ‘ocupas’ de casas, se meen y no se van, arruinan todo y solo luego de duros combates es posible desalojarlos, los que dejan al alma en ruinas.

 Es preferible tomar precauciones para que no lleguen a acceder, adherirse, sujetarse, apearse a las almas, pero, habiendo ocurrido esto ya, porque todos hace tiempo que estamos vivos y hemos pasado varias situaciones traumáticas, debemos empezar la purificación, emprender el camino de salvación.

 El camino de purificación y liberación consiste en renunciar a sí mismo, buscar la Voluntad de Dios y obedecerlo ofreciendo el santo sacrificio de la propia voluntad colaborando para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad Divina en nuestra vida.

 Ahí es donde hacemos retroceder a los demonios y a las tinieblas que avanzan sobre y en nosotros, ahí es donde recuperamos verdaderamente el control de nuestra vida porque El Señor hace Su Paso Libertador, Santificador, Purificador.

 Comprender que es un verdadero combate espiritual el que hay que librar, y esto requiere esfuerzo, sacrificio, perseverancia, oración, ayuno, limosna, penitencia, sacrificio, verdadera negación de sí mismo para seguir al Señor colaborando en su Triunfo-Venida, en Su Paso Libertador, Santificador, Purificador.

UNA ESPIRITUALIDAD PARA ESTOS TIEMPOS, comprender las realidades espirituales de las que somos parte:

No hay comentarios:

Publicar un comentario