domingo, 18 de enero de 2015

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XXI): JUICIO A LAS NACIONES, SECESIÓN



CONTEXTO DE LA HISTORIA (XXI): JUICIO A LAS NACIONES, SECESIÓN


 La mayoría de las naciones corren hacia una secesión, fractura territorial, y esto se debe a que hay una fractura social primero. Se ha destruido la nación, se ha aniquilado el ser nacional propio.

 La nación es el alma del estado, es lo que anima, da vida, y esto se ha destruido.

 Se destruyó porque prima el egoísmo, amor propio, orgullo, la ambición, la depravación, la corrupción. No hay unidad, no hay amor a la patria, solo perversión, corrupción e inmundicia.

 Las personas se pudren en sí mismas, luego, contagian esa podredumbre a todo lo que tocan, así es como las naciones están sumidas en la corrupción, abominación, que es el paso anterior a la secesión, el desmembramiento.

 Si se reúnen algunas personas es para delinquir, no es para nada bueno, y si hay buena intención inicial, pronto se desvirtúa, corrompe, anula. Perecen las personas aislándose, practicando una orgullosa egolatría narcisista infernal, convirtiendo a las naciones en un conjunto de individualidades, o sea, un individualismo colectivo.

 Las personas se dejan corromper, se entregan a todo lo que las degrada. Se corrompen en el espíritu al adorarse a sí mismas y no a Dios. Se corrompen en el alma al entregarse a los vicios y no a las virtudes. Se corrompen en el cuerpo al entregarse a ambiciones, depravaciones, vicios, etc., en vez de vivir ordenada y virtuosamente.

 Esa corrupción individual grupal provoca la corrupción de la nación en la que habitan, porque todas sus actividades son corruptas y para satisfacer sus ambiciones, ego, vicios, perversidades.

 No progresan en ningún sentido, no evolucionan, y esa involución en la que se sumergen corrompiéndose, afecta a la nación, la pervierten, destruyen.

 Después se forman grupos, se asocian por intereses, para satisfacer ambiciones, entonces, terminan conformándose mafias, sectas y afines. Estas asociaciones ilícitas fingen fines altruistas, otras fingen trabajar por el bien de la nación, pero en realidad solo se dedican a robo, saqueo, negocios turbios, corrupción.

 Así es que la nación cae en el olvido, se diluye en el tiempo, se pudre como un cuerpo sin alma, y como éste, corre a su desmembramiento a la secesión.

BATALLAS ESPIRITUALES EN LA HISTORIA:

CONTEXTO DE LA HISTORIA (I):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (II):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (III):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (IV):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (V):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (VI):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (VII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (VIII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (IX):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (X):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XI):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XIII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XIV):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XV):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XVI):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XVII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XVIII):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XIX):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XX):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (XXI):

No hay comentarios:

Publicar un comentario