jueves, 8 de enero de 2015

DE ESTA MANERA LAS ALMAS SE PIERDEN



DE ESTA MANERA LAS ALMAS SE PIERDEN


 En las dificultades, problemas, desgracias, enfermedades, etc., los demonios intentan colgarse, adherirse, sujetarse, aferrarse a las almas.

 Lo hacen para vivir de ellas y para endosarles su carga, para tenerlas e esclavas obligándolas a soportar su inmundo peso.

 También lo hacen para asociarlas a su deuda eterna impagable obligándolas a dar su vida para nada, para quedar corrupta, destrozadas, arruinadas, estropeadas, asimiladas a ellos.

 Pueden asociar a las almas a su deuda porque las hacen caer, enviciarse, corromperse, incurrir en sus mismos vicios y rebeldías contra Dios, cosas que provocan que se entierren en tinieblas exponiéndose a la muerte eterna volviéndose deudoras de Dios.

 Al hallarse en estado de rebeldía, sujetas a muerte, enterradas en tinieblas, quedan sometidas a la autoridad de los demonios que son los que reinan, gobiernan, imperan, tienen antigüedad ahí abajo.

 Así se quedan enterradas y sometidas al infierno corriendo a arruinarse mientras que aun se hallan de paso por el mundo, es decir, mientras que todavía tienen posibilidad de ser libres, corregirse, encaminarse, alcanzar la salvación y la Vida Eterna.

 Se vinculan, adhieren, sujetan, en las rebeldías, los caprichos, donde las almas se oponen a Dios, reniegan de Él, lo cuestionan, se eligen a sí mismas miserablemente creyendo que lo hacen por su bien.

 Ahí el alma se anuda y queda ligada a demonios que aprovechan el hecho para succionarle vida, quitarle vitalidad, nutrirse de ella, la devoran viva, la comen cruda.

 Las personas permanecen indiferentes a estos hechos espirituales e intentan realizar una vida común ajenas a la realidad fundamental de la existencia, por ello es que sienten el vacío, la desolación, una real muerte interior.

 Con el correr del tiempo esos demonios adheridos van invitando a mas y al final la situación del alma se vuelve insostenible.

 Considerar también que el alma sufre deformaciones y va perdiendo el control de su vida que es asumido por los demonios colgadas-adheridos-engrampados, y así es como va dedicándose a vicios que incluso antes no tenía y/o aborrecía, porque le son impuestos por la voluntad que le es impuesta por esos demonios sujetos.

 De esta manera las almas se pierden, y por mas que digan tener fe y hasta finjan llevar una vida piadosa, si no pasan por una profunda purificación y si no dejan de mentirse-engañarse a sí mismas, se condenan porque están podridas, corruptas y son semejantes a demonios.

 Muchas veces ellas mismas, llenas de orgullo y ególatras, se niegan a ver la realidad, su horrenda semejanza con demonios, y tampoco comprenden ni creerán estas cosas tan evidentes.

UNA ESPIRITUALIDAD PARA ESTOS TIEMPOS, comprender las realidades espirituales de las que somos parte:

No hay comentarios:

Publicar un comentario