martes, 20 de enero de 2015

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (53): QUIERE DAR LÁSTIMA



ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (53): QUIERE DAR LÁSTIMA


 No por mucho madrugar amanece mas temprano, debemos dejar de querer vencer a Dios, incluso diciendo que tenemos una buena intención porque la realidad es que obramos movidos por el miedo y controlados por la preocupación.

 Es notorio que nos alteramos, desesperamos, agitamos, andamos ansiosos, es de advertirse que no obramos en el Bien y estamos oponiéndonos a Dios. Si obrásemos en comunión con Dios habría paz incluso en medio de las dificultades y aun cuando arreciaren los peores temporales.

 El alma que esta en comunión con Dios permanece en paz, porque Dios permanece en ella, en cambio, el alma que no ha llegado a entrar en verdadera comunión con Él, se halla alterada, preocupada, agitada, perturbada, ansiosa, desesperada.

 Esa alma sin-Dios que finge tener a Dios, se vuelve orgullosa, se muestra caprichosa y termina siendo un tormento, una gran peste para sí misma y para el mundo.

 Es una boca del infierno, una abominable desolación embustera que siempre quiere encontrar como satanás la vuelta para imponerse, la excusa para prevalecer.

 Siempre es desgraciada y siempre se considera desgraciada, pero siempre esta en guerra contra Dios, entonces, no puede mas que conocer la abominable desolación, la inmunda desgracia que esta sembrando.

 Se tiene lástima, pena y autocompasión, pero es una maldita caprichosa resentida que se desespera por ganar, imponerse, prevalecer, que no deja de querer encontrar la manera de imponerse.

 No soporta un límite, no puede no ganar ni una vez, por ello es abominable, despreciable, insoportable. No es digna de lastima ni aunque se queje, llore y se lamente, es repugnante y demoníaca porque aborrece a Dios, reniega de Él y ni siquiera quiere corregirse, solo anda buscando una excusa para odiar, expresar caprichos.

 La verdad es que siempre busca un punto donde ganar, y lo hace donde Dios ha pronunciado Su Voluntad, entonces, choca contra Él y es ahí donde se convierte en desgraciada, luego se tiene lástima y quiere dar lástima, pero la reventada, resentida, odiosa, perversa, caprichosa, es ella.

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (52):



DIRECCIÓN DE TODAS LAS ENTRADAS CON EL TÍTULO: “ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN”:

Un abismo caminante:

Almas que apestan a demonios:

Una lamentable narcisista:

Una inútil violenta:

ENCERRADA EN UN SUBMUNDO:

MUCHO MAS ABAJO QUE CUALQUIER OTRA CRIATURA:

Almas de estos tiempos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario