sábado, 3 de enero de 2015

LA IGLESIA Y EL MISTERIO DE LA BESTIA DE LOS DOS CUERNOS



LA IGLESIA Y EL MISTERIO DE LA BESTIA DE LOS DOS CUERNOS


DISPUTA DE SECTAS DENTRO DE LA IGLESIA

 Muchas personas recurren a la iglesia por costumbre o por suponer que debe ser un lugar donde se encuentre a Dios, sin embargo, es parte del gran circo mundial, de la gran estafa, del gran engaño, de la gran mentira.

 La iglesia ha sido tomada como cualquier organización, nación, institución y se halla bajo el imperio mundial, responde a los intereses, ambiciones, deseos y caprichos de la masonería y de inglaterra.

 Considerar que el ya corrupto y nefasto papa ratzinger fue depuesto por una revolución o ‘primavera’ y que se formó un gobierno revolucionario que no reside en el palacio apostólico siquiera, que se ha instalado en un hotel.

 Considerar que la renuncia del papa corrupto anterior no fue válida, cometió tres errores de latinidad en el documento, cosa que lo convierten en nulo, es decir, lo privan de producir efectos, ergo, continúa siendo un papa legítimo, corrupto e inútil, olvidado de Dios, pero legítimamente elegido en su momento.

 De esos tres errores de latinidad que convierten el instrumento de renuncia en nulo fueron solo subsanados dos en la lectura que hizo, y el subsanarlos verbalmente vale como corrección, pero uno no fue subsanado y por ello el documento continúa viciado de nulidad absoluta y privado de producir efectos.

 Esto desde el punto de vista legal, pero desde un punto de vista mas político, considerar que la secta revolucionaria que ha realizado su ‘primavera’ o ‘revolución de color’, es una secta masónica, los jesuitas, obligaron renunciar al papa anterior simplemente exponiendo sus hechos de corrupción.

 Desde el punto de vista espiritual considerar que tanto el ala mas tradicional de la iglesia tiene su papa, ratzinger y el ala mas modernista, tercermundista, progresista, el ala izquierda, tiene su papa, bergoglio.

 Ambas sectas se disputan el poder, los negocios, pero ninguna se ocupa de Dios, por supuesto, son sectas, no sirven a Dios, aunque hablen de Dios sirven a satanás.

 Las dos sectas se encuentran enterradas en el mundo, olvidadas de Dios, jamás han discernido la Voluntad de Dios y jamás lo han servido, solo se han dedicado a negocios terrenos, mundanos, convirtiendo a la iglesia en una empresa mas, una corporación transnacional, una institución mas en el gran circo mundial.


LA BESTIA DE DOS CUERNOS

 El olvido de Dios, el reniego contra Su Voluntad, el dedicarse al mundo es lo que provoca que las almas se pierdan, corrompan, envicien, deformen y terminen convirtiéndose en semejantes a demonios. Cuando organizaciones, religiones, instituciones, etc., obran de la misma manera, también se corrompen, pervierten, deforman y asemejan a demonios, pero como se trata de algo mas grande, en vez de ser simples demonios pasan a ser bestias.

 Así es como la bestia de la tierra es la iglesia, tiene dos cuernos que son los dos papas que coexisten exponiendo su división interior que es fruto de su separación de Dios.

 También simbolizan esos dos cuernos las dos traiciones a Dios de la religión, la cometida por la religión del antiguo testamento y la cometida por la religión del nuevo testamento.

 También simbolizan las dos naturalezas que debía tener la iglesia a imagen y semejanza del Señor, pero que, habiéndose separado de Él y habiéndolo traicionado para convertirse en heredera de judas y continuadora de su obra, se convierten en dos naturalezas infernales.

 Desde el punto de vista místico el papa debería ser santo, la persona mas espiritual, santa y semejante a Dios, debe recibir el Espíritu del Señor y a imagen y semejanza suya tener una naturaleza humana y una naturaleza divina. La cuestión es que el papa es un ególatra infernal, por ello tiene una naturaleza humana corrupta que apesta y rebalsa de orgullo mientras finge una abominable humildad que el mundo celebra y tiene una naturaleza infernal ególatra que lo convierte en un verdadero abismo infernal y fuente de oscuridad y tinieblas, “El trono de la bestia se convirtió en tinieblas”, dice el Apocalipsis al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario