jueves, 15 de enero de 2015

RELIGIÓN-SECTA



RELIGIÓN-SECTA


 Cristo derramó su Sangre para la salvación de las almas, y no para la salvación de la iglesia como se enseña en estos tiempos que son los últimos.

 Hoy en día se desvía todo convirtiendo a la iglesia en un fin en sí misma, por eso se les enseña a los fieles a servir a la iglesia, a pertenecer a la iglesia, a obedecer a la iglesia, a seguir a la iglesia, etc., cuando la iglesia debe enseñar a seguir, obedecer, servir, pertenecer, etc., al Señor, a Jesús, el Salvador.

  Esta sutileza la vuelve semejante a una secta que habla sobre Dios pero que no lo sirve.

 En todas las religiones sucede lo mismo, se produce el olvido y la negación de Dios, se anula la Fe verdadera y se convierten en reductos de fanáticos que hacen cualquier cosa al servicio de satanás y la muerte eterna.

 Las religiones se han convertido en sectas satánicas dedicadas al mundo, consagradas a la perdición eterna, verdaderas asociaciones ilícitas, bandas de delincuentes.

 Se dan una máscara-fachada-apariencia-personalidad falsa, se hacen adorar, pero la realidad es que se trata de abismos de inmundicias infernales dedicados asquerosamente a asuntos terrenos, profanos, mundanos e infernales.

 Mientras se empeñan en conquistar el mundo, realizar negocios ‘non sanctos’, perseguir infieles, van realizando las obras de satanás.

 Se dedican a oprimir a los propios alejándolos de Dios, cerrándoles las puertas al Cielo, enseñándoles a adorarse, a adorar al líder de la religión-secta, a aborrecer a otras religiones-sectas y a obedecer sin razón.

 Hoy en día forman a fanáticos estúpidos que pierden la vida en el mundo y la misma Vida Eterna corriendo tras intereses de cerdos ególatras infernales que hacen negocios sucios enmascarándose detrás de apariencias piadosas.

 Personas con dos dedos de frente no pueden permanecer en estas asociaciones ilícitas, comprenden que se convierten en socios-cómplices de delincuentes comunes en el mundo, y a la vez, en esclavos de satanás y ejecutores de sus planes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario