martes, 30 de junio de 2015

NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER



NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER


 Generalmente solo analizamos el aspecto espiritual de la caída de la iglesia, sus causas y consecuencias, pero debemos también considerar que la iglesia se inserta en el nuevo orden mundial y se convierte en una institución mas, una empresa o corporación de este mundo que fue devuelto a la edad media.

 Es convertida en una mera institución de caridad como fachada, funciona como cualquiera de esas fundaciones y ong que tienen como máscara la filantropía.

 En el fondo, como esas mismas ong y fundaciones, como las corporaciones, no es mas que una mafia dedicada a la especulación, una empresa empecinada en obtener ganancias sea como sea.

 Se dedica a actividades ilícitas, trafico de drogas, armas, influencias, personas, órganos, etc., no deja de ser parte en lavado de dinero ni en delito alguno.

 Incluso hasta ha multiplicado por diez sus ganancias el ior, el instituto para las obras de religión, lo que antes era el banco vaticano.

 Considerar que también tiene un ejército propio, una guardia pretoriana o imperial, eso no lo tiene ninguna religión, solo corporaciones como monsanto que compró lo que era blackwather.

 Considerar también que tiene un territorio propio en el que se asienta la cabeza de su imperio mundial, es una ciudad dentro de otra ciudad como lo es la city de londres y como otros tantos centros financieros y de especulación mundial.

 La verdad es que solo unos pobres fieles continúan creyendo que la religión sigue existiendo, solo unos pocos ilusos continúan comprando la franquicia de la iglesia y distribuyendo sus productos.

 Y si bien esta todo a la vista, como se dijo siempre, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario