lunes, 18 de enero de 2016

ILLUMINATI, MASONES, OCULTISMO, PODER REAL, IMPERIO DE satanás



ILLUMINATI, MASONES, OCULTISMO, PODER REAL, IMPERIO DE satanás


 En esencia, el imperio mundial es ocultista, infernal, quienes lo construyen adoran a satanás y a la muerte eterna, se consagran a estos reyes infernales y se dedican a establecer su presencia en los corazones y en el mundo.

 Pertenecen a sectas, son familias o clanes, linajes que concretan en el mundo los planes satánicos echando a Dios y consagrando la creación a satanás y sometiéndola al reinado de la muerte eterna.

 En las sectas se inician, reciben su lavado de cerebros, se consagran a satanás y a la muerte eterna, reciben una transformación espiritual en la que se convierten en fieles servidores de los enemigos infernales.

 Llegan a alcanzar la pre-condenación, es decir, se ligan-someten-entregan a satanás y a la muerte eterna de manera irreversible, reniegan de Dios y pasan sobre la faz de la tierra al servicio de los enemigos infernales.

 Las sectas masónicas con todos sus grados, son la parte baja de esta organización que se centra en inglaterra y que se extiende por todas las naciones de la tierra.

 La parte alta de esta organización perversa e infernal son illuminati, depositarios del linaje infernal ocultista extendido a través de la historia.

 Lo que hacen es instaurar el reinado de satanás y de la muerte eterna en las almas y en las naciones.

 Todo lo hacen por medio de rituales satánicos, no es solo algo terrenal, material o humano.

 El mismo nuevo orden mundial no es mas que la máscara para encubrir este reinado de satanás y de la muerte eterna, es la expresión material-terrena del reinado de satanás y de la muerte eterna en los corazones y en el mundo.

 Conforme vayan logrando hacer retroceder el reinado de Dios en las almas y en el mundo, pueden hacer avanzar el imperio de las tinieblas-muerte eterna, el reinado o presencia de satanás y sus demonios.

 Comprender que en esencia el combate es espiritual, lo terrenal es lo de menos. Comprender porqué pudo avanzar e instaurarse el nuevo orden mundial que es un orden sin Dios y en contra de Él, y consecuentemente, en contra de la misma humanidad.

 Considerar que en esencia este régimen internacional-infernal es en contra aun de los mismos que lo establecen, es contra de Dios, de la humanidad, es favor de satanás y de la muerte eterna.

 Los siervos de satanás y la muerte eterna sn como prostitutas que por dinero y poder hacen cualquier cosa, pero ya están condenados, pasarán toda una eternidad en el infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario